Prevén caídas en toda la cadena de la industria automotriz

Afectaría a terminales, autopartistas y concesionarios; se habla de una baja superior al 30% en los patentamientos por la suba de precios y de tasas de interés; se estanca Brasil
José Hidalgo Pallares
(0)
11 de febrero de 2014  

Algunos se muestran más pesimistas que otros, pero todos coinciden en lo esencial: en 2014, luego de un año de patentamientos récord y aumentos en la producción y las exportaciones, la cadena automotriz, conformada por terminales, autopartistas y concesionarios, sufrirá un fuerte remesón.

Esa previsión se basa en varios factores: la suba en los precios de los vehículos como consecuencia de la devaluación y del alza en los impuestos internos, el aumento en las tasas de interés que encarece el financiamiento, la incertidumbre sobre la situación macroeconómica y un mercado brasileño que no compensará el deterioro de la demanda interna.

En el informe de enero, que dio cuenta de fuertes bajas en la producción, las exportaciones y las ventas a los concesionarios, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) admitió que existe "incertidumbre respecto de la futura evolución del nivel de actividad tanto en producción y exportaciones como en ventas en el mercado local".

De hecho, los 955.023 autos que se patentaron en 2013 lucen hoy como algo lejano. "Nosotros creemos que este año los patentamientos van a estar entre 600.000 y 650.000 autos", dijo Hernán Dietrich, CEO del Grupo Dietrich, que incluye la concesionaria y el negocio de alquiler de autos. La proyección del ejecutivo, que reconoció una reducción "notable" en sus ventas en el primer mes del año, supone un desplome de entre 32% y 37% frente al año pasado.

Algo menos pesimista se muestra Gonzalo Dalmasso, coordinador de Sector Automotor de abeceb.com. "Nuestro escenario base es de 800.000 autos patentados en 2014. Pero también manejamos un escenario pesimista de 720.000 unidades." Es decir, para la consultora la caída en las ventas estará entre 16 y 25 por ciento. Fuentes de las terminales, en tanto, estiman que este año los patentamientos en el mercado local llegarán a 750.000 unidades.

Varios factores empujarán la demanda de autos hacia abajo. "El principal es la devaluación, que generó subas de hasta 20 por ciento en el precio de los autos", dijo Dalmasso. El analista mencionó también la menor demanda de vehículos de alta gama por la suba de los impuestos internos (las alícuotas subieron a 30% para los autos con un precio de fábrica superior a $ 170.000 y a 50% para los que cuestan más de $ 210.000), un aumento salarial menor que la suba de los precios de los autos (contrario a lo que había ocurrido en los últimos años) y el brusco aumento de las tasas de interés.

También Dietrich se refirió a ese punto. "En 2013 la mitad de los autos nuevos se vendieron con financiamiento", dijo. Por tanto, prevé que el encarecimiento del crédito de los últimos días tendrá un impacto importante en las ventas. Si bien Dietrich piensa que el auto sigue siendo una alternativa "interesante" para preservar el valor de los ahorros, cree que las expectativas de la gente sobre la situación macroeconómica también jugarán en contra.

Al respecto, los últimos resultados del Índice de Confianza del Consumidor (ICC) del Centro de Investigación en Finanzas (CIF) de la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) se muestran poco halagüeños. En enero el ICC cayó 5,4% frente a diciembre y 6,8% frente a enero de 2013. El director del CIF, Guido Sandleris, resaltó que "los tres índices que componen el ICC exhibieron un comportamiento negativo, destacándose el subíndice de situación macroeconómica con una caída del 7,4% respecto de diciembre". El subíndice de situación personal cayó 5,9% y el que muestra la predisposición a comprar bienes durables e inmuebles cayó 2,8 por ciento.

El mercado brasileño, adonde se dirigen nueve de cada diez autos que exporta la Argentina, tampoco se muestra muy dinámico. En abeceb.com esperan un crecimiento de entre 1 y 1,5% en 2014, pero Dalmasso cree que la Argentina podría perder algo de su participación de mercado porque en el socio del Mercosur se lanzarán nuevos modelos y porque México contará con un cupo mayor para exportar a Brasil. En la industria local no creen que su cuota de mercado se reducirá, pero saben que la demanda en Brasil tenderá a estancarse.

Más pesimista se muestra el economista jefe de la Unión Industrial Argentina (UIA), Diego Coatz, que cree que este año las exportaciones de autos hacia Brasil caerán 30% por un menor dinamismo en ese país. Una baja de ese nivel implicaría un fuerte golpe para las exportaciones industriales en general, donde los autos pesan más del 20 por ciento.

Una caída en las ventas internas y en las exportaciones a Brasil se traducirá en una menor producción. En abeceb.com prevén un escenario base de 755.000 unidades (-4,5% frente a 2013) y uno pesimista de 713.000 (-10%). Fuentes de la industria prevén que se fabriquen alrededor de 700.000 vehículos. Una menor producción de las terminales golpea a sus proveedores. En el sector autopartista estiman que la producción de autos caerá 13% y que eso se traducirá en una baja en torno del 3% en la fabricación de autopartes. Coatz, en tanto, señaló que, dada la integración de la producción automotriz, la baja prevista afectará a otros sectores industriales, como siderurgia, plásticos, metalmecánica y algunos rubros textiles.

Un 2014 difícil para la cadena

El motor del sector fabril enfrenta una recesión

  • 37%

    desplome


    Previsiones pesimistas

    En las concesionarias creen que los patentamientos en 2014 podrían ser de 600.000 unidades, muy por debajo del récord de 955.000 de 2013

    Acuerdo sobre la caída

    Menos pesimistas, otras previsiones hablan de bajas de entre 16 y 25 por ciento
  • 17,9%

    baja en enero

    Mal inicio de año


    En enero la producción de las terminales cayó casi 18% frente a un año atrás

    Brasil, estancado

    Las exportaciones de autos cayeron en enero 19%, sobre todo por los menores envíos a Brasil
  • Efecto en cadena

    Autopartistas, golpeados

    Una baja en la producción de autos afecta a otros sectores industriales, como plásticos, metalúrgica y algunos textiles
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.