Primero la gente: todo el poder al área de Recursos Humanos

La crisis del coronavirus pone a los jefes de personal en el centro de atención, porque más que nunca de sus decisiones depende el futuro de la empresa
La crisis del coronavirus pone a los jefes de personal en el centro de atención, porque más que nunca de sus decisiones depende el futuro de la empresa
The Economist
(0)
4 de abril de 2020  

Cuando la crisis financiera sacudió al mundo de los negocios en 2007-09, los directorios recurrieron a los gerentes financieros. Un buen jefe financiero podía salvar una compañía; uno malo podía enterrarla. La pandemia del covid-19 presenta un desafío diferente y destaca el rol de otra función corporativa, a la que a menudo se le resta importancia considerándola blanda. Nunca antes las firmas han necesitado tanto un director de Recursos Humanos de carácter firme.

En este momento las tareas de los principales "encargados de las personas" -como se llama a veces a los jefes de Recursos Humanos- se ven críticas. Tienen que mantener saludables a los empleados; sostener su moral; supervisar un experimento gigantesco de trabajo a distancia; y, llegado el caso, considerar cuándo y cómo despedir trabajadores. Sus bandejas de entrada están atestadas.

En un tiempo despreciados como gerentes de "liquidación de sueldos y fiestas", para comienzos de la década del '90 los jefes de recursos humanos se dedicaron a evitar los juicios. Una subsiguiente sucesión de conflictos corporativos elevaron su estatus, señala Patrick Wright de la Universidad de Carolina del Sur. Con los escándalos de paga de ejecutivos en compañías tales como WorldCom y Tyco en la década de 2000 se vieron más involucrados en cuestiones de remuneración. Una década más tarde los casos de sucesiones fallidas, como el fabricante de impresoras HP que despidió a dos presidentes en dos años, les dio mayor incidencia en el nombramiento del CEO. En los últimos años han tenido que manejar problemas, a menudo muy públicos, de compañías denunciadas por acoso a las mujeres.

En la medida que reclutar y retener trabajadores capacitados se convirtió en la gran preocupación de los CEO (cuatro de cada cinco ahora están preocupados por la escasez de personal capacitado, comparado con la mitad en 2012) el escritorio de los jefes de recursos humanos se mudó cada vez más cerca de la dirección de la empresa. Hoy en día muchos están al lado del dueño. Los accionistas están invitando a más jefes de recursos humanos a los directorios. En los Estados Unidos sus salarios siguen siendo más bajos que los de los gerentes financieros pero han aumentado un 20% más desde 2010.

Un perfil más alto significa que hay más expectativas hacia ellos. El área de Recursos Humanos en un tiempo era el dominio de graduados en Historia y masters en Relaciones Laborales; hoy en día muchos tienen títulos de escuelas de negocios. Aunque la mayoría de las firmas los reclutan de puestos relacionados con los recursos humanos, son más las que están seleccionando gente de afuera o candidatos no convencionales. Según la consultora de RR.HH. Russell Reynolds, los jefes de recursos humanos contratados por compañías de la lista de Fortune 100 entre 2016 y 2019 tenían 50% más probabilidades que los contratados con anterioridad de haber trabajado en la administración general o en finanzas.

Antes del covid-19, la fuerte demanda laboral y los empleados empoderados presionaban a los empleadores para que entendieran como aprovechar al máximo su personal, dice Dane Holmes, un ex jefe de la división Capital Humano en el banco Goldman Sachs, que ahora conduce una firma de analítica de recursos humanos. Diane Gherson, que lidera el área de Recursos Humanos en IBM, reformó la administración de desempeño del personal en el gigante de la computación usando big data. Los algoritmos ahora cuestionan las reacciones instintivas de la gerente de IBM respecto de la paga y la promoción y alertan al equipo de Gherson cuando hay riesgo de que el personal se vaya (a menudo antes de que ellos mismos lo sepan).

Inducción digital

La pandemia da aún más relevancia a esta "analítica de la gente". Beth Galetti, colega de Gherson en Amazon e ingeniera que no tenía experiencia en recursos humanos antes de sumarse al gigante del comercio electrónico, supervisa 1000 programadores que trabajan exclusivamente en software de recursos humanos. La inversión de Amazon antes del brote en la inducción digital de nuevos contratados está dando resultados. "Incorporamos 1700 nuevos empleados corporativos sólo el 16 de marzo", informa Galetti.

La pandemia del covid-19 puede llevar a más jefes de recursos humanos a adoptar estos sistemas. A corto plazo muchos tienen problemas más urgentes. Mala Singh, jefe de personal en EA, productor de videojuegos, representa a la máxima conducción en el equipo encargado de dar respuesta a la pandemia. Este tema ahora ocupa el 60 o 70% de su (largo) día. Su equipo ha estado recibiendo escritorios, computadoras, incluso audífonos que cancelan el ruido. Una preocupación mayor era balancear el trabajo con el cuidado de los hijos. Singh dijo a los miembros del personal de EA que tienen hijos a cargo que tomen todo el tiempo que necesiten para adaptarse sin usar licencia paga. Está monitoreando digitalmente el estado de ánimo de los empleados, en particular la ansiedad. En un trabajo creativo como el de EA, "que una persona esté estresada por la situación de su familia no facilita el trabajo productivo", explica.

Muchas compañías, especialmente fuera de la economía del conocimiento, enfrentan alternativas más duras. Los líderes de recursos humanos deben establecer un balance entre el propósito declarado de una firma, que en estos tiempos a menudo incluye tratar decentemente al personal, y las ganancias, observa Dan Kaplan de la consultora Korn Ferry. La reacción instintiva es reducir los costos con despidos masivos, como lo han estado haciendo cadenas hoteleras, aerolíneas y otras empresas. En vez de reducir la nómina indiscriminadamente, dice Bill Sckaninger de la consultora McKinsey, los buenos jefes de recursos humanos pueden aprovechar la crisis para reconfigurar el flujo de trabajo de la compañía: quien tiene que hacer qué cosa, qué puede ser automatizado y qué cosas requieren que las personas compartan el mismo espacio. Algunos trabajadores que inicialmente parecen excedentes pueden ser reubicados o recapacitados.

Los encargados de recursos humanos con mayor visión y en las compañías con mayor capacidad de recuperación ya están comenzando a mirar más allá de la curva aplanada. Aunque aún no están reclutando -los tiempos son demasiado inciertos- Gherson ha comenzado a cortejar el talento en firmas rivales. Ahora que todos trabajan desde sus casas, dice, nadie está controlando sus llamadas. Para un jefe de recursos humanos "es la oportunidad perfecta".

Cambio de perfil

  • Formación: Durante mucho tiempo el área de Recursos Humanos estaba copada por egresados de Relaciones Laborales, mientras que ahora son cada vez más demandados los graduados de escuelas de negocios o de la carrera de Administración de Empresas.
  • Antecedentes: La revalorización de la división de Recursos Humanos en el mundo corporativo también es acompañada por la búsqueda de ejecutivos con experiencia en otras áreas de las compañías como finanzas o la administración general.

Traducción Gabriel Zadunaisky

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.