Guido Sandleris: "Pasarse de rosca en la emisión monetaria puede traer riesgos económicos"

El expresidente del Banco Central señaló que la entidad está siendo muy pragmática en financiar al Tesoro para que pueda asistir a los más afectados por la crisis
El expresidente del Banco Central señaló que la entidad está siendo muy pragmática en financiar al Tesoro para que pueda asistir a los más afectados por la crisis Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Sofía Diamante
(0)
30 de marzo de 2020  • 20:31

El expresidente del Banco Central (BCRA) Guido Sandleris reapareció hoy públicamente luego de dejar su cargo, el 10 de diciembre pasado, y dijo que, si bien ahora es momento de financiar al Tesoro vía emisión monetaria, "se tiene que ir monitoreando con mucho cuidado lo que pase con las variables nominales, porque pasarse de rosca puede llevar a riesgos económicos grandes".

En una conferencia virtual organizada por la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT), Sandleris y el economista Nicolás Merener, decano de la Escuela de Negocios, analizaron los efectos de la pandemia provocada por el coronavirus, el estado de las macrofinanzas y las respuestas a la crisis global.

En este sentido, Sandleris dijo que "la situación es muy compleja y es difícil para el Banco Central tomar decisiones rápidas en un contexto de mucha incertidumbre". Señaló que la entidad que preside Miguel Pesce está siendo pragmática, al brindar liquidez al sistema.

"Eso implica emitir pesos y financiar al Tesoro para que este pueda asistir a los más afectados por la crisis. Hacia adelante, será muy importante que en su pragmatismo y en su financiamiento al Tesoro, monitoree la evolución de las variables nominales, porque pasarse de rosca en emisión monetaria puede traer también riesgos económicos grandes", indicó el actual profesor investigador de la UTDT.

Como advertencia, también sugirió que en cuanto a las pymes, "será clave no confiarse en que el canal del crédito a través de los mercados financieros es suficiente". "Hay muchas pymes que no acceden al mercado de crédito. No alcanza con que el Banco Central facilite vía baja de encajes o medidas similares que los bancos presten. Es necesario que el Tesoro asista en forma directa a estas empresas para que puedan seguir pagando sus sueldos", comentó.

También señaló que, si bien algunos Estados pueden pagar hasta el 80% de los salarios de los trabajadores privados, este tipo de medidas no están al alcance de países en desarrollo -como la Argentina- por falta de espacio fiscal. "En estos países hay una buena parte de los trabajadores que opera en la informalidad. Habría que complementar la asistencia con transferencias a estos sectores", dijo.

En ese sentido, comentó que, al no haber tanto presupuesto como en los países desarrollados, "los gobiernos deberían enfocar mucho más su respuesta de política fiscal". "Hace dos semanas el Gobierno anunció un paquete de medidas en el cual se restablecía el plan Procrear. Necesitamos enfocar esos recursos en los más vulnerables", indicó.

El expresidente del BCRA se excusó al hablar de la negociación de la deuda argentina, pero dijo que era importante que el país retome su acceso a los mercados financieros, "porque ayudaría a solventar una estrategia fiscal más expansiva en este momento en que la economía se ve afectada por un shock".

Sobre el coronavirus, Sandleris dijo que en el mundo, la política de salud se basa en incrementar lo más posible la capacidad de camas y respiradores, y en reducir la cantidad y la velocidad del contagio. "En este momento, hay 2500 millones de personas que están en cuarentena en sus casas. El objetivo es achatar la curva de contagio para evitar que el pico lleve a un colapso del sistema de salud. Eso no es inocuo para la economía mundial. El impacto del virus será más fuerte que el causado por la crisis financiera de 2008 y 2009", proyectó.

Luego evaluó que hay dos características que hacen a esta crisis distinta de las anteriores: "Por un lado, todos los acontecimientos ocurrieron a altísima velocidad, entre los contagios, el colapso económico y las respuestas del los gobiernos. Por otro lado, nunca sucedió una simultaneidad mundial del colapsos económicos".

Sandleris habló luego sobre la necesidad de cortar con la espiralización de la contracción económica. "El impacto del Covid-19 en la economía y las medidas de aislamiento tomadas pueden pensarse inicialmente como un shock de oferta, ya que los trabajadores no pueden ir a sus empleos y se genera una disrupción en las cadenas de producción".

"La incertidumbre que genera el virus produce rápidamente una caída del consumo y de la inversión. El efecto en el consumo se acentúa con las medidas de aislamiento que generan una caída en los ingresos de muchos trabajadores, especialmente en los sectores informales. La caída en la demanda retroalimenta la caída de la oferta", agregó.

Y señaló que así la economía profundiza su espiral contractivo: "Lo que se inició como un shock real se puede trasformar en una crisis en la cadena de pago y en una crisis que afecte el sistema financiero y retroalimente el shock real. Por eso la respuesta de la política económica fue muy rápida a la crisis para achatar la otra curva relevante: la de la recesión".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.