¿Será la hora de al menos esbozar un plan económico?