La reconversión de las ferias americanas: entre la sustentabilidad y la crisis

Fuente: LA NACION - Crédito: Ignacio Sánchez
Cintia Perazo
(0)
26 de octubre de 2019  

"Siempre me compré mucha ropa. El día que me casé me di cuenta de que no tenía espacio para que mi marido guardara su ropa. Empecé a ordenar y vi que muchas prendas tenían hasta la etiqueta puesta. Nunca las había usado. Entonces decidí hacer una feria de ropa de marca en el salón de usos múltiples de mi edificio", relata Cecilia Membrado. Ese fue el comienzo de Renová tu vestidor, una aplicación de moda donde las mujeres pueden abrir sus vestidores virtuales y publicar ropa que no usan. "Después de aquella feria muchas personas comenzaron a pedirme que les vendiera su ropa, creyendo que me dedicaba a eso. Entonces empecé a investigar y descubrí que las mujeres sólo usamos el 20% de las prendas que tenemos en el vestidor. Así fue como decidimos lanzar esta aplicación con mis socios Ignacio y Gonzalo Basaldúa. Hoy tenemos más de un millón de usuarias. La idea es que ellas, a través de nuestra plataforma, puedan ganar dinero con la ropa que tienen inmovilizada en su vestidor y, por otro lado, que otras mujeres puedan acceder a las mejores marcas, con grandes descuentos y ropa en perfecto estado", resume Membrado.

Aunque el negocio de compra y venta de ropa usada tiene muchos años esta emprendedora asegura que su compañía tiene muchas diferencias con las ferias tradicionales. "Hacemos una curaduría de las prendas. Éstas deben pasar un control de calidad antes de poder subirse a nuestra plataforma. Además nuestra aplicación es similar a una red social porque cada usuaria abre su vestidor con una foto, sus medidas, cuenta lo cosas sobre ella. Mientras que las compradoras pueden seguir a las vendedoras que quieran. En la medida que las vendedoras consiguen más seguidores, su vestidor queda mejor posicionado en el sitio y aumenta las posibilidades de vender sus prendas. Esa feria física que hicimos al comienzo se transformó en esta plataforma donde una persona puede comprar y vender desde cualquier parte del país", dice.

Otro de los jugadores innovadoras del mercado local es Galpón de Ropa, pero esta empresa siguió el camino inverso. "Comenzamos, junto con mi socio Juan Báez, en 2012 con una versión online pero observamos que había mucha gente que quería vender sus prendas y no tenía dónde hacerlo. Hicimos una investigación sobre las ferias americanas y comprendimos que había mucho por mejorar. En 2013 mucha gente ya nos traía ropa para vender entonces decidimos empezar a hacer ferias físicas que promocionábamos en las redes. Comenzamos a hacerlas una vez por mes hasta que en 2014 decidimos dar un paso más y abrir nuestro primer local en Villa Crespo", recuerda Gonzalo Posse, dueño y cofundador del Galpón de Ropa.

A partir de ese momento Galpón de Ropa empezó a crecer. En 2015 abrieron un segundo local en Las Cañitas, definieron su modelo de negocio y realizaron su propio software de gestión para poder escalar el negocio. Hoy la firma cuenta con cinco locales, 65 empleados y se toman entre 25.000 y 30.000 prendas por mes. "Casi siempre es el mismo número de prendas las que se venden y las que tomamos, porque si hay un desfase de cualquiera de las dos variables estaríamos corriendo riesgo de desabastecimiento; o no tendríamos lugar para guardar gran cantidad de ropa y perderíamos liquidez para comprar", explica Posse. El año pasado esta compañía facturó $50 millones el objetivo para este año es superar los $90 millones.

En el rubro explican a que nivel mundial se trata de un negocio en alza pero a la vez admiten que a nivel local el crecimiento es más rápido de la mano de la crisis económica. "Venimos creciendo un 130% anual. Creo que la situación económica provoca que la gente quiera crear ingresos extras, y vender la ropa que no se utiliza es una alternativa. Hay mujeres que ganan $60.000 por mes, vendiendo sus prendas o la de sus amigas", revela Membrado.

Por su parte el dueño de El Galpón de Ropa destaca que comprar ropa nueva y de marca es cada vez más difícil. "Por eso la gente ve con buenos ojos nuestra propuesta. Actualmente experimentamos un crecimiento sostenido de un 25% año tras año. Y el aumento de actividad no cesó por la crisis económica. Nuestra empresa sigue creciendo porque la gente ve en nuestra compañía una propuesta integral, efectiva, transparente y con un concepto innovador porque es sustentable y ecológica ya que se basa en la economía circular y eso es un gran valor, más allá de la crisis", resume el emprendedor.

Para Posse una de las claves de su éxito son los cuatro pilares sobre los que se basa su negocio. "El primer pilar es la curaduría que hacemos sobre la ropa que compramos. Esas prendas son cuidadosamente seleccionadas, las tomamos en base a parámetros del estado, el estilo y las marcas. Además hacemos un análisis de las ventas y de qué es lo que el cliente quiere", explica. El segundo pilar que menciona es la experiencia de compra y el diseño de los locales. "En nuestras tiendas elegimos la música, los aromas y hasta con el packaging. Queremos que nuestras clientas sientan que están comprando en un lugar de categoría", dice. El tercer pilar son los empleados o "galponeros". "Su atención y sus ganas de trabajar son fundamentales. Y el cuarto pilar es la transparencia. La gente que nos vende ropa sabe que el precio que le ponemos es el que se vende. Desarrollamos un panel online para que quienes nos venden sus prendas pueda hacer un seguimiento de los productos que nos dejó en consignación o pueda ver sus créditos. Si se pierde algo o nos roban una prenda se la pagamos como vendida", resume el cofundador de Galpón de Ropa.

Modelos de negocio

Renová tu Vestidor nació del mundo offline y luego se transformó en un local totalmente virtual y, según su creadora, es ahí donde radica su principal ventaja. "A través de nuestra aplicación podés llegar a cualquier parte del país. Tenemos atención al cliente de punta a punta, ofrecemos cambios, casi todos los medios de pago, y si una vendedora no envió el producto en cinco días el dinero se devuelve automáticamente", resume. Y publicar un producto en esta app no tiene costo. "Recién cuando una persona vende la prenda nosotros cobramos un 20% de comisión. Ese porcentaje tiene incluidos los medios de pago y los cambios, si fueran necesarios. La vendedora puede disponer de ese dinero como créditos en el sitio para hacer compras, puede retirarlo de su cuenta bancaria o pedir que le hagamos un cheque para cobrar por ventanilla", explica Membrado. Actualmente Renová tu vestidor tiene operaciones en Argentina, Chile y en Colombia.

Galpón de Ropa, en cambio, nació como un negocio online pero después decidieron abrir locales. En este caso quienes venden ropa pueden optar por tres sistemas diferentes: puede elegir a cambio el efectivo, dar las prendas en consignación, o recibir créditos para comprar en las tiendas. "La ropa que vendemos se elige teniendo en cuenta el estado, el estilo y la marca. Luego de poner un precio, si el cliente quiere efectivo se lleva el 30 por ciento del valor, en el momento. Si elige consignación se queda con el 40 por ciento cuando se vende la prenda; y si elige recibir créditos para gastar en nuestros locales recibe el 50 por ciento del precio. En este último caso un software lo carga en su cuenta y luego con su nombre y DNI puede gastarlo en cualquiera de nuestros locales", resume Posse.

Entre sus proyectos Renová tu Vestidor planea abrir operaciones en México y consolidarse en la región. Mientras que Posse adelanta que quieren continuar expandiéndose en la ciudad de Buenos Aires y que, en el futuro, le gustaría llegar al interior del país. "Por ahora estamos abriendo un local cada año", aclara.

Sobre las expectativas del sector, ambos entrevistados coinciden en que son positivas. "Es un negocio bastante anticíclico. Cuando la situación económica está más complicada es necesario crear nuevas formas de generar ingresos extras y creo que vender la ropa que no utilizan es una forma sencilla de hacerlo", sostiene Membrado.

  • 7 millones de dólares: Es la facturación anual proyectada para Renová tu Vestidor, sumando todas sus operaciones en la región, aunque la Argentina aporta 70%

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.