Una alternativa de transporte útil y viable

Mariano Otero
Mariano Otero PARA LA NACION
(0)
3 de abril de 2016  

La Argentina y la ciudad de Buenos Aires han sido semillero de emprendedores por décadas. Ese perfil proviene no sólo de un impulso por parte de las autoridades, sino que es parte del ADN histórico. Nuestro país ha sido líder en la reglamentación de prácticas que, bajo distintas coyunturas, pueden ser consideradas innovadoras y hasta disruptivas. El voto femenino, el matrimonio igualitario o hasta el nacimiento del colectivo, por nombrar sólo algunos.

En la Argentina del siglo XXI no podemos desconocer que las nuevas tecnologías vinieron para quedarse. Ayer fue Mercado Libre, Skype, WhatsApp y Netflix, hoy podrá ser Uber, y mañana serán otras las que tratarán de hacerle más fácil la vida a la gente. La tecnología abre la puerta a infinitas posibilidades que crean valor, ahorran recursos y optimizan procesos. Hoy empezamos a ver los primeros avances de la economía colaborativa a escala, compartiendo vehículos, departamentos o espacios de trabajo, y se empieza a vislumbrar una era liderada por emprendedores que transformarán los espacios urbanos.

El transporte privado ha existido siempre. Negar esto es negar la propia realidad, no sólo desde el sentido común sino también desde el punto de vista legal. Gracias a la implementación del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, se ha logrado reglamentar bajo un marco claramente contractual. En el artículo 1280 del Código ya se establece el contrato de transporte privado a nivel nacional, en donde una parte llamada transportista traslada personas y la contraparte paga por el servicio recibido. Bajo esta normativa, es legal un contrato de transporte privado entre dos personas, donde aplicaciones tecnológicas como Uber facilitan la interacción entre ambas partes.

La existencia de este código es un logro enorme para la iniciativa privada en la Argentina, pues hoy existe una legislación nacional que reconoce que la gente puede transportarse entre sí conectándose mediante aplicaciones como Uber. Este es sólo el primer paso de un camino que aún debemos recorrer como sociedad. Reiteramos nuestra disposición a trabajar junto a las autoridades de la ciudad.

Nuestro compromiso con la Argentina y su gente es claro. Queremos generar oportunidades económicas para mas de 30.000 personas de aquí a fin de año. Queremos que la gente que transita por Buenos Aires pueda elegir libremente entre más opciones de movilidad, tal como ya sucede en más de 400 ciudades en el mundo. Queremos ayudar a hacerle la vida más fácil al vecino porteño y a los visitantes que recibe esta maravillosa ciudad.

El autor es director de Operaciones de Uber en Argentina

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.