Uruguay coloca deuda en dólares a una tasa menor al 2,5% anual

La ministra de Economía de Uruguay, Azucena Arbeleche; la emisión total fue por el equivalente a US$2000 millones, con plazos a 2031 y 2040
La ministra de Economía de Uruguay, Azucena Arbeleche; la emisión total fue por el equivalente a US$2000 millones, con plazos a 2031 y 2040
Nelson Fernández
(0)
24 de junio de 2020  • 21:21

MONTEVIDEO.- Uruguay se convirtió hoy en el primer país de mercados emergentes en colocar títulos de deuda en moneda nacional durante la pandemia del Covid-19 , lo que complementó con una emisión de bonos en dólares. El gobierno de Luis Lacalle Pou pagó una tasa de interés en dólares de 2,48% anual, para un bono que vence en 2031.

"Es la tasa más baja de la historia", dijo la ministra de Economía, Azucena Arbeleche , al anunciar el resultado de la emisión por un total de US$2000 millones, y destacó que esto " permitió estirar plazos de la deuda uruguaya y pasar una parte de dólares a moneda nacional ". La ministra dijo que "fue una operación muy exitosa" y que "la demanda fue tres veces mayor al monto colocado" , lo que demostró confianza en Uruguay. Un tramo fue para pago en efectivo y otro con recompra de bonos con plazos menores.

El nuevo bono en Unidades Indexadas (UI, que se ajusta por inflación) fue a 20 años, con vencimiento en 2040, por el equivalente a US$1600 millones y a una tasa en pesos uruguayos de hasta 3,875% (sobre IPC, cuya tasa anual está en 11% y el gobierno se propone bajar al menos a 7%). El bono global en dólares es una ampliación de uno vigente que vence en 2031, amortizaciones en tres pagos anuales y una tasa de 2,48% anual (180 puntos básicos sobre un bono de referencia de Estados Unidos, lo que equivaldría al riesgo país que pagao Uruguay).

El gobierno de Luis Lacalle Pou comenzó en marzo y recibió una economía en problemas, con un estancamiento que ya había dado paso a una fase de recesión, aumento del desempleo y deterioro de las cuentas fiscales. Se proponía bajar el déficit, que a febrero era equivalente a 5% del PBI, pero la crisis sanitaria obligó a un aumento del gasto público en salud, asistencia social y subsidios a desempleados, mientras la recaudación de impuestos se desplomó (bajó 10% en abril y 19% en mayo, interanual y real).

En la presentación a inversores, se anunció que se espera una caída del PBI de 3% este año y un déficit fiscal en alza, que podría llegar a 6,7%. Arbeleche dijo que la emisión fue para "continuar con el programa de fondeo del gobierno, para financiar las medidas diseñadas para apoyar la actividad económica, el empleo y proteger a los sectores vulnerables".

Dijo que también se buscó "apuntalar el proceso de desdolarización de la deuda del gobierno , extendiendo el plazo de los vencimientos y estableciendo un nuevo bono de referencia en moneda local a largo plazo".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.