Vicentin: la curiosa historia del accionista acusado de pagar coimas a Roberto Baratta

Los vínculos de Vicentin con los oficialismos

02:05
Video
Diego Cabot
(0)
10 de junio de 2020  • 04:04

Septiembre de 2013. La Argentina transitaba por la campaña para las elecciones legislativas que, finalmente, le darían un enorme triunfo de Sergio Massa sobre el kirchnerismo.

El lunes 16, Oscar Centeno se movió por el microcentro porteño . Primero fue a Puerto Madero y después a la sede de Albanesi , donde su número uno, Armando Loson , entregó dinero según él mismo reconoció en la causa de los cuadernos de las coimas . A las 16.05 volvió a salir desde el Ministerio de Planificación Federal. Llevó a un secretario de Roberto Baratta, el ladero de Julio De Vido , a Luis Saenz Peña 1074 donde le entregaron 500.000 dólares . En esa dirección funcionan las oficinas porteñas de Vicentin .

Poco menos de dos años después, exactamente el 16 de junio de 2015, a las 12.30, la operación se repitió y volvieron a retirar, esta vez, un millón de dólares.

El segundo semestre de 2018, cuando la causa de cuadernos era pública, se supo que aquel dinero colectado en 2013 se entregaba al entonces jefe de Gabinete , Juan Manuel Abal Medina . "Siempre entendí que dichos aportes de privados eran voluntarios y de ninguna manera exigidos bajo coerción", dijo en la indagatoria.

También se supo que por la empresa Vicentin entregaba el dinero uno de sus principales accionistas, Alberto Padoan , quien además, era presidente de la Bolsa de Comercio de Rosario.

Padoan fue procesado por el juez Claudio Bonadio por pagar coimas (cohecho) y por asociación ilítica. Luego, la Cámara Federal, decidió que no se lo procese por los dos delitos y sólo dejó el cohecho activo . Ahora, junto con un centenar de procesados, entre los que se encuentran la vicepresidenta Cristina Kirchner , Julio De Vido y una selección de contratistas del Estado, espera que llegue el juicio oral.

Un accionista de Vicentin fue procesado por Bonadio en la causa de los cuadernos

02:00
Video

La historia de Padoan, 75 años y nacido en la localidad santafesina de Avellaneda, es la de un hombre próspero. Hizo toda su carrera en la empresa Vicentin donde ingresó como responsable de producción, calderas, análisis y refinerías. Con los años llegó a ser director de la empresa y eso lo catapultó a ser elegido presidente de la poderosa Bolsa de Comercio de Rosario. Si bien dejó los cargos ejecutivos de la compañía, siempre se lo consideró un referente en la industria aceitera, además de ser miembro de la familia que tiene el paquete accionario más grande aunque no mayoritario.

Cuando el caso de los cuadernos tomó estado público, Padoan tuvo un enfrentamiento en la Bolsa rosarina. Varios de sus colegas le sugirieron que renuncie. Pero el poderoso empresario se resistió, hasta que Bonadio lo procesó. Entonces, tomó licencia al cargo.

Cuando la Cámara quitó la asociación ilícita aunque le confirmó el delito de dádivas, Padoan volvió por sus fueros, y el Beto, como le dicen, herido en su orgullo, retomó la presidencia de la prestigiosa entidad que tiene entre sus empresas el Rofex, el mercado de futuro que es clave en la vida del sector agropecuario.

Mientras tanto, llegó la campaña de 2019. Según una nota de Télam, Vicentin se anotó con varios millones en la campaña de Juntos por el Cambio que postulaba a Mauricio Macri como presidente. Algodonera Avellaneda, Friar y Oleaginosa San Lorenzo, tres sociedades del grupo, aportaron 13,5 millones de pesos para la campaña de las PASO y agregó otros 5,5 millones mediante Friar para las elecciones generales, según datos de la Comisión Nacional Electoral.

Entonces, en Rosario, la relación con sus pares de la Bolsa se mantuvo hasta diciembre pasado. Después. el aceitero ya no pudo contener las críticas. Sus compañeros de mesa eran, a su vez, acreedores del concurso que la empresa Vicentin abrió. Nadie quería al malo de la película sentado entre ellos.

Fueron días en los que el mundo empresario santafesino no podía asimilar la caída del gigante, dada a conocer el 4 de diciembre mediante un frío un comunicado. La cesación de pago era un hecho y varios de los implicados se sentaban en la misma mesa que Padoan.

Las presiones se hicieron constantes y, finalmente, el poderoso empresario renunció a su cargo. En aquellos días nadie imaginaba que el destino de semejante actor en toda la provincia de Santa Fe fuera una expropiación. Aquella mesa que rumoreaba cada vez que Padoan, procesado y embargado, se sentaba a presidirla seguramente ahora está azorada. Pero como muchos, por ahora, prefiere el silencio.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.