Alemania intenta salvar a sus Pymes con un paquete de ayuda descomunal

Un ciclista solitario pasa pedaleando por el Soviet War Memorial Tiergarten a lo largo de una calle casi desierta en Berlín el 1 de abril de 2020 mientras Alemania continúa su batalla contra el coronavirus
Un ciclista solitario pasa pedaleando por el Soviet War Memorial Tiergarten a lo largo de una calle casi desierta en Berlín el 1 de abril de 2020 mientras Alemania continúa su batalla contra el coronavirus Fuente: AFP
Luisa Corradini
(0)
2 de abril de 2020  • 11:30

PARÍS.- En un esfuerzo descomunal por hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, Alemania aprobó la semana pasada el paquete de ayuda más grande de su historia. Entre las medidas, 50.000 millones de euros están destinados a los trabajadores independientes y empresas de menos de cinco empleados, que percibirán entre 9.000 y 15.000 euros, solo con llenar un formulario.

"Es realmente espectacular. Ya se trate del dueño de un restaurant, de un peluquero o de un fotógrafo, en Alemania solo basta llenar un simple formulario por internet, sin ningún tipo de justificativo y, a más tardar en tres días, el dinero llega a su cuenta bancaria", reconoce la periodista alemana Dina Walter.

También los montos son impresionantes. La cifra mínima es de 9.000 euros de ayudapor parte del Estado, a los cuales se agregan otros 6.000 euros en ciertas regiones del país.

"Todo eso costará muy caro (50.000 millones de euros). Pero Alemania tiene reservas. Y quiere evitar a toda costa la quiebra de las empresas y los despidos, para que la economía se vuelva a poner en marcha lo más rápidamente posible", dice a su vez Laurent Debonnet, corresponsal de la televisión francesa en Berlín.

La celeridad y generosidad de la medida deja perplejos al resto de los europeos. En Francia, donde el gobierno autorizó a las empresas a poner a sus trabajadores en desempleo parcial haciéndose cargo del 84% del salario, los trámites administrativos son considerados un "auténtico rompecabezas". La situación es tan grave que el asegurador de crédito Euler-Hermès estima que, en las próximas semanas, habrá en el país "una ola de quiebras sin precedentes".

El 23 de marzo, el gobierno alemán, había anunciado su intención de financiar un "escudo protector" para familias, empleados, independientes y compañías del orden de 822.000 millones de euros a fin de paliar las consecuencias de la pandemia. De esa suma, Berlín saldrá a buscar 156.000 millones al mercado, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Mesas y sillas apiladas frente a los restaurantes en el Hackescher Markt en Berlín, el 2 de abril de 2020, cerrados por las medidas de confinamiento ante el avance del coronavirus
Mesas y sillas apiladas frente a los restaurantes en el Hackescher Markt en Berlín, el 2 de abril de 2020, cerrados por las medidas de confinamiento ante el avance del coronavirus Fuente: AFP

"Haremos lo necesario para evitar que esta crisis ponga en peligro tanto nuestro sistema de salud como la economía de nuestro país", aseguró Olaf Scholz, ministro de Finanzas. Según el funcionario, esas medidas son imprescindibles, teniendo en cuenta que la caída de la actividad económica provocará una reducción del ingreso fiscal en unos 35.000 millones de euros mientras que, por otro lado, el Estado deberá gastar unos 122.000 millones de euros suplementarios debido a la pandemia.

A fin de asegurar la salud de los ciudadanos durante la crisis, el Estado alemán desembolsará unos 3500 millones de euros en equipamiento de protección y el desarrollo de una vacuna y otros tratamientos, informó Scholz. Esa suma se agregará a unos 55.000 millones de euros destinados a combatir la pandemia y a la ayuda que recibirán los hospitales para paliar la pérdida de ingresos y los mayores costos provocados por la pandemia.

La primera economía de Europa también anunció un fondo de estabilización para grandes empresas de hasta 500.000 millones de euros, mientras que el banco de desarrollo alemán, KfW, lanzó la semana pasada un programa especial e ilimitado de préstamos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.