Arthur Sanders: "Si los republicanos ganan las elecciones, no habrá nada que frene a Donald Trump"

Arthur Sanders
Arthur Sanders
El politólogo norteamericano afirma que el presidente exacerbó las divisiones y que un triunfo demócrata cambiaría el rumbo del país
Rafael Mathus Ruiz
(0)
2 de febrero de 2020  

DES MOINES, Iowa.- Arthur Sanders se mudó a Des Moines en 1990, después de terminar su doctorado en Harvard, cuando George H. W. Bush era presidente. Enseña en la Universidad Drake, escribió cuatro libros sobre Estados Unidos y conoce como pocos la política de Iowa, donde, cada cuatro años, comienza la carrera hacia la Casa Blanca. Al inicio de una nueva campaña, dice que nunca antes vio una grieta tan profunda en el país.

"Trump exacerbó las divisiones que ya estaban y las incorporó aún más fuertemente en la fibra de la política estadounidense", afirma.

Para Sanders, esta elección "tendrá consecuencias". Si ganan los demócratas, el país cambiará de rumbo. La interna está abierta. Pero si Trump logra su reelección, irá a fondo. "No habrá nada que lo frene. Estará mucho más envalentonado y fortalecido", anticipa.

-¿Cómo ve las elecciones?

-Aún están muy lejos. Es probable que estén reñidas, como la última vez. Es posible que se dé el mismo escenario, donde el candidato demócrata gana más votos, pero el colegio electoral funciona a favor del presidente. Los mismos estados que fueron cruciales hace cuatro años probablemente lo serán este año. Es muy temprano para saber qué pasará. También dependerá de a quién nominen los demócratas. Creo que, nuevamente, cualquiera que le diga que un candidato se ve bien está hablando de su preferencia personal.

¿Cómo analiza la interna demócrata?

-Lo más parecido fue la primaria republicana hace cuatro años, cuando teníamos una gran cantidad de candidatos. Comenzó a tomar forma muy rápidamente, y eso es posible que también ocurra esta vez. Además es posible que se estire durante mucho tiempo, aunque es posible que alguien se consolide rápidamente. Eso dependerá de lo que ocurra aquí, en Iowa. Y este estado está muy peleado.

-¿Qué buscan los demócratas?

-Creo que están buscando alguien que pueda derrotar a Trump. Y después, sí, hay una serie de temas en los que muchos ponen pasión. Se preocupan por el medio ambiente, odian lo que hizo Trump. Se preocupan por la salud, están divididos sobre cómo llegar a lo que quieren, pero todos aspiran a una mejor salud para todos. Los llamados "moderados" y "liberales" tienen más en común sobre los temas que diferencias. Al final, se unirán. La campaña siempre se ve más fracturada que el final. La mayoría de los demócratas se unirán en torno al candidato ganador, sin importar quién sea.

-¿Hay algún candidato que crea que no es elegible?

-No. No creo que haya ningún candidato que no sea elegible. Si hubieras pensado eso hace cuatro años, habrías aprendido la lección. Si te hubieras preguntado antes de las elecciones quién era el menos elegible, probablemente habrías dicho "tal vez este tipo Trump". Una de las cosas que aprendimos es que si puedes lograr que las cosas se alineen de la manera correcta, ganas.

-¿Qué está en juego en estas elecciones?

-La elección va a ser sobre la dirección del país. Creo que hay mucho en juego, porque los republicanos y los demócratas están fuertemente divididos sobre cualquier tema importante que enfrentamos, ya sea el medio ambiente, la atención médica o la inmigración. Las dos partes tienen enfoques muy diferentes. Esta elección tendrá consecuencias. Si ganan los demócratas, intentarán revertir el curso de muchas de las cosas que hizo Trump. Si ganan los republicanos, irán a toda velocidad hacia adelante, aún más rápido, en la misma dirección. No habrá nada que frene a Trump. Estará mucho más envalentonado y fortalecido. Entonces va a ser una elección con muchas consecuencias.

-¿Cómo cambió Trump la política?

-Aceleró muchas de las tendencias que estaban vigentes desde hace un tiempo, especialmente la división y el partidismo negativo. Comenzó a acelerarse en los años de Bill Clinton. Trump, de alguna manera, fue una combinación de todo eso, y lo llevó a otro nivel. Antes de él, todos los presidentes al menos decían que querían buscar al otro lado y unificar el país. Trump ni siquiera lo intenta. Su estrategia desde el principio ha sido encender la base, ignorar a los demás y atacar brutalmente a cualquiera que vea que no esté de su lado al 100%. Eso es diferente. Si es reelegido, eso se convierte en una lección para futuros presidentes. Si pierde, puede mitigar la idea de que no hay que buscar al otro lado, y al menos hay que intentarlo. No es que la política norteamericana se movía en una dirección y luego Trump fue elegido y todo cambió. No es saludable para la democracia si grandes proporciones de personas piensan que el otro lado está arruinando nuestro país, y eso es lo que tenemos ahora. Y es aterrador.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.