Beppe Grillo: "Ésta es una revolución sin sangre, fantástica"

El fundador del movimiento "antipolítica" fue la gran sorpresa de las elecciones
Elisabetta Piqué
(0)
27 de febrero de 2013  

ROMA.-Hay euforia en la voz en el teléfono de Beppe Grillo, el gran vencedor de las elecciones legislativas italianas que decretaron la ingobernabilidad y que convirtieron a su Movimiento Cinco Estrellas (M5E) en el primer partido de Italia.

Desde su casa de Génova, el ex cómico y popular bloguero que se lleva pésimo con la prensa italiana (en la campaña nunca fue a un programa televisivo) accede enseguida a una entrevista con esta corresponsal, con quien ya había conversado el año pasado.

Como durante sus exitosos actos políticos en las plazas italianas, habla como un torrente. Hay que interrumpirlo para poder hacerle preguntas. Afirma que "Italia está hecha pedazos" por culpa de los partidos políticos y que "cambió una época".

Dice que éste no es un "cambio de una clase política por otra", sino un "cambio de sistema". Y precisa que no está contra el euro, como dicen sus detractores, sino a favor de que los ciudadanos en un referéndum digan si quieren permanecer en el euro o irse.

- ¿Se esperaba un éxito de semejante magnitud?

-El resultado es bueno, tenemos un poco de tiempo para adaptarnos, para prepararnos desde el punto de vista profesional. Abriremos el Parlamento como una lata de atún, nosotros somos la honestidad, y la honestidad debe volver a estar de moda. Conocí y estoy conociendo millones de personas honestas, que tienen pasión, competencia, transparencia, que le ponen buena voluntad. ¡Es maravilloso este movimiento!

- ¿Cree que el M5E es el inicio de algo nuevo no sólo en Italia sino en toda Europa?

-Sí, ésta es una revolución sin sangre, es una revolución fantástica, suave. En tres años, sin plata, a través de la red, con voluntarios, se hizo un milagro. Si se hizo en Italia se puede hacer en cualquier otro país. Estamos lanzando las elecciones digitales, nosotros votamos a nuestros parlamentarios online, algo que nadie hizo antes en el mundo.

- ¿Qué va a pasar ahora?

-Nada. Harán una coalición como la de antes, el PDL [Partido del Pueblo de la Libertad] y el PD [Partido Democrático]. Aunque nosotros al PD lo llamamos PD menos L, porque da igual, izquierda y derecha, son exactamente lo mismo. Se dividieron el país al 50%: los bancos, las finanzas, la economía, la vida de las personas... Explotaron este país y ahora la crisis no los deja seguir haciendo de las suyas. Un alma caritativa tendría que decirles que se acabó. Podrán hacer un gobierno, podrán resistir un año, pero la gente les dio la espalda. Alguno todavía lo votó a Berlusconi porque compró los votos con sus promesas, pero no puede durar, tienen un año como máximo.

- ¿El M5E estaría dispuesto a algún pacto?

-No, ni hablar, no está en nuestro ADN. Razonamos sobre la base de ideas, no de ideologías. Si alguien hace una batalla legal para que el agua sea pública, lo apoyaremos. Pero si lo que quieren es hacer puentes, grandes obras públicas y ampliar la línea del tren de alta velocidad endeudándonos por miles de euros, no.

- El establishment ve a Grillo con terror por su posición contra el euro...

-No estoy contra el euro ni contra nada, no soy un líder de partido. Es el pueblo italiano el que tiene que decidir a través de un referéndum si quiere permanecer en el euro. Así como entramos en el euro sin que nadie nos preguntara, me parece justo que en estos momentos, y con la información adecuada, decida el pueblo italiano. Un pueblo que está creciendo y que está comenzando a tomar conciencia de lo que es una democracia, algo que hasta ahora en Italia no ha habido. En el Parlamento se sienta gente que no fue elegida por el pueblo y entre ellos se reparten el país. El resultado es que Italia está hecha pedazos: cierran 1000 empresas cada día, tenemos el costo laboral y los impuestos más altos de Europa, el mayor índice de desempleo juvenil de Europa después de España, estamos pagando los intereses de la deuda pública más altos de Europa y no crecemos.

- Muchos dicen que el próximo gobierno, que duraría no más de un año, deberá hacer una nueva ley electoral. ¿Los parlamentarios del M5E la votarán?

-Cada decisión, como la elección del presidente, será tomada con el voto online. Partimos del presupuesto de que ninguno puede decidir. Siempre dijeron que somos un voto de protesta, que yo grito en las plazas, pero somos un programa. Hace 30 años que grito las mismas cosas, hablo de energías renovables, de residuos, de política. El engaño de las palabras es tremendo. Hay burocracia, no democracia. Uno le tiene miedo al Estado, miedo de moverse, de recibir cartas, miedo a Equitalia (la empresa que cobra los impuestos). Pasamos de la desesperación al miedo. Ahora basta, no queremos más miedo, queremos vivir en una comunidad, confiar en las personas, ver miradas con esperanza. En las plazas vi eso, se volvió a prender una mirada en la gente que no veía desde hace tiempo.

- ¿Qué piensa de la performance casi milagrosa de Berlusconi?

-Millones de personas son cómplices, cedieron a este chantaje. Pero no será más así. La economía no les dará más espacio a personas como Berlusconi, que son mentirosas de profesión. No existe más la Italia de Berlusconi. Hay una parte que sobrevivió y trata de sobrevivir, pero se terminó, está en caída libre.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.