Bolsonaro insiste en abandonar el Acuerdo de París

El presidente electo de Brasil reforzó su postura sobre el cambio climático
El presidente electo de Brasil reforzó su postura sobre el cambio climático Fuente: AFP - Crédito: Archivo
Alberto Armendáriz
(0)
30 de noviembre de 2018  

RÍO DE JANEIRO.- En varias ocasiones durante la campaña electoral, el presidente electo Jair Bolsonaro prometió que si llegaba al poder buscaría retirar a Brasil del Acuerdo de París sobre cambio climático , firmado en 2015 por 195 países. Aunque luego de ganar los comicios moderó su posición, su general escepticismo sobre el calentamiento global y su puntual defensa de la soberanía brasileña sobre la Amazonía preocupan a las organizaciones internacionales defensoras del medio ambiente .

Bolsonaro ha dicho que quiere acabar con el "activismo ambiental chiita", que ve como parte de una ideología de izquierda mundial que procura extender con alarmismo su influencia en todo el planeta. Pretende terminar con las políticas de demarcación de tierras indígenas y de protección natural para impulsar el agronegocio -eje del desarrollo económico brasileño-, la minería y grandes obras de infraestructura; por eso, en un principio había propuesto fusionar las carteras de Agricultura y Medio Ambiente, si bien luego desistió de esa idea.

Sin embargo, el mandatario electo insiste en que el Acuerdo de París pone en juego la soberanía nacional brasileña porque -erróneamente, según él- propone la creación de un corredor ecológico de 136 millones de hectáreas de preservación, que va desde el océano Atlántico hasta los Andes pasando por el Amazonas, apodado "Triple A". El documento internacional no menciona en ninguna de sus páginas ni la Amazonía ni tal iniciativa, planteada en algún momento por organizaciones ambientalistas y apoyada por el expresidente colombiano Juan Manuel Santos .

"La Amazonía es de Brasil, no es del mundo", afirmó ayer, al ser consultado por la prensa sobre la decisión del gobierno brasileño de renunciar a su ofrecimiento de que el país sea sede de la cumbre climática de Naciones Unidas (COP 25) en 2019.

El propio Bolsonaro -a través de su canciller, Ernesto Araújo- recomendó a la administración del presidente Michel Temer que quitara su postulación, que había sido presentada hace apenas dos meses y debía ser discutida la próxima semana en la cumbre climática de Katowice, Polonia. Como un gesto hacia el futuro gobierno, Temer aceptó, aunque aludió a "restricciones fiscales y presupuestarias".

A diferencia de su admirado Donald Trump , que retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París fácilmente, si Bolsonaro quisiera seguir sus pasos precisaría someter su propuesta al Parlamento, que ratificó el tratado en 2016.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.