Bolsonaro presiona a empresarios paulistas para que exijan levantar las restricciones

El presidente brasileño Jair Bolsonaro
El presidente brasileño Jair Bolsonaro Fuente: Reuters
Marcelo Silva de Sousa
(0)
14 de mayo de 2020  • 20:02

RÍO DE JANEIRO.- En su cruzada para evitar el freno de la economía en la pandemia, el presidente brasileño Jair Bolsonaro , un ex capitán del ejército, pareció volver a vestir por un rato el uniforme militar. El mandatario le pidió hoy a los empresarios que "jueguen fuerte" para que no haya un eventual lockdown en San Pablo , capital industrial del país y de la región, en un mensaje con tono bélico.

Desde el inicio de la pandemia, que hoy causó 844 muertes y dejó un total de casi 14.000 fallecidos , evitar el desbarranque de la economía brasileña ha sido la principal obsesión del presidente.

"Un hombre está decidiendo el futuro de San Pablo. Está decidiendo el futuro de la economía de Brasil . Los señores (empresarios), con todo respeto, tienen que llamar al gobernador y jugar pesado porque la cuestión es seria ", dijo Bolsonaro, apuntando a Joao Doria, gobernador de ese estado.

Bolsonaro tuvo un encuentro virtual con empresarios en el que participó el presidente de la poderosa Federación de las Industrias del Estado de San Pablo (Fiesp,) Paulo Skaf. La reunión había sido convocada para discutir la reapertura de la economía en medio de la pandemia del coronavirus.

El presidente, quien minimizó el impacto del virus además de violar las recomendaciones para mantener el aislamiento social, alentó una vez más teorías conspirativas por detrás de las decisiones de gobernadores y alcaldes. Bolsonaro asoció las restricciones a comercios y actividades adoptadas en los estados a una presunta motivación política para "quebrar la economía" y dañar su gobierno. "Es una guerra" , aseguró.

San Pablo, el estado más poblado del país y también el más afectado por el virus, extendió recientemente la cuarentena hasta el 31 de mayo , restringiendo el funcionamiento de comercios y liberando la actividad para sectores considerados esenciales, como logística, seguridad, salud y abastecimiento. Sin embargo, la caída en el nivel de aislamiento, inferior al 50% en la capital paulista en los últimos días, encendió las alarmas de las autoridades debido a que acelera la velocidad de contagios.

En ese estado murieron 4315 murieron enfermos de coronavirus y ya se registraron unos 54.000 contagios. Si los indicadores de aislamiento no mejoran, avanzarán con el cierre en algunos municipios, según anticipó ayer Dimas Covas, coordinador del centro de contingencia de coronavirus en San Pablo. En la capital paulista la ocupación de las Unidades de Terapia Intensiva está cerca del 90%.

Doria le respondió al presidente, a quien acusó de perder la posibilidad de defender las vidas de los brasileños. "Anda en jet sky, entrena tiro y hace asados mientras miles de brasileños mueren todos los días".

Bolsonaro insistió ayer en que si de él dependiese Brasil adoptaría un modelo de aislamiento "vertical" similar al de Suecia , donde el primer ministro acabó reconociendo errores en la estrategia elegida. Con una población 21 veces menor a la brasileña, el país nórdico registraba hasta ayer más de 3500 muertos, casi la cuarta parte de los fallecidos en Brasil, según datos recopilados por la universidad Johns Hopkins.

Antes de la reunión con empresarios, un seguidor le preguntó por la comparación de los números del Covid19 con la Argentina. "Tomaste un país que está caminando al socialismo. Otra pregunta" , respondió escudándose.

El presidente sigue insistiendo en que la no reapertura de la economía provocará un escenario de "caos", con saqueos y desobediencia civil por falta de empleos y hambre. La economía brasileña caerá este año 4,7% debido al impacto del coronavirus, según prevé el Ministerio de Economía. De confirmarse será la "mayor retracción del PBI" de su historia.

Otro de los apuntados por el presidente fue el jefe de la cámara de Diputados, Rodrigo Maia, con quien al finalizar el día tuvo una reunión privada en el palacio del Planalto. Maia, un opositor colaborador del gobierno, le transmitió que acompañará la agenda de reformas económicas en el Congreso. "Vamos a construir caminos para salir de la crisis", dijo el diputado.

La pandemia del coronavirus dejó, por último, una polémica más que involucra al gobierno. El presidente avanzó con una medida provisoria que exime a cualquier funcionario público de procesos civiles o administrativos por errores vinculados a la pandemia del coronavirus. Las autoridades sólo podrán ser responsabilidades si se encuentra un "error grosero" en los actos públicos. Según especialistas en Derecho, podría tratarse de un intento de blindaje futuro para el presidente. Bolsonaro no quiso responder a los periodistas sobre los motivos de la medida.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.