Brasil: Sergio Moro denunció que Jair Bolsonaro le pidió el control policial de Río

Bolsonaro enfrente fuertes críticas por su gestión de la pandemia de coronavirus
Bolsonaro enfrente fuertes críticas por su gestión de la pandemia de coronavirus Fuente: Reuters
Marcelo Silva de Sousa
(0)
5 de mayo de 2020  • 17:43

RÍO DE JANEIRO.- En una declaración ante delegados de la Policía Federal (PF) el sábado, el exministro de Justicia Sergio Moro aseguró que Jair Bolsonaro quería cambiar la jefatura de la fuerza para tener la división de Río de Janeiro bajo su control.

"Moro, vos tenés 27 divisiones (de la PF), yo quiero apenas una, la de Río de Janeiro", relató el exjuez del Lava Jato, reconstruyendo un mensaje de WhatsApp que el presidente le habría enviado a principios de marzo, cuando el exministro estaba en Washington.

Moro declaró el sábado por más de ocho horas en la superintendencia de la PF en Curitiba para prestar esclarecimientos en una investigación por posible interferencia política del presidente en la fuerza, ordenada por el procurador general Augusto Aras.

La declaración, en la que dio detalles de las presiones ejercidas por Bolsonaro, quedó resumida en un documento de 10 páginas publicado por el sitio CNN Brasil, cuya veracidad fue confirmada a LA NACION por un vocero del exministro.

A última hora de ayer, el ministro de la Corte Suprema Celso de Mello levantó el secreto de sumario de la investigación.

Moro protagonizó una salida escandalosa del gobierno el 24 de abril, luego de que Bolsonaro decidiera despedir al director de la PF Mauricio Valeixo, su mano derecha. Según el exjuez, el movimiento apuntaba a poder tener acceso a informaciones privilegiadas, colocando en su lugar a alguien de confianza. Moro denunció en su discurso de salida -y reiteró el sábado- que Bolsonaro habría descabezado la fuerza interesado en tener acceso a informes confidenciales.

La PF tiene entre sus principales competencias la investigación y lucha contra la corrupción, el tráfico de drogas y las milicias.

"El presidente relató verbalmente en el Palacio del Planalto que necesitaba de personas de su confianza para interactuar, llamar por teléfono y obtener informes de inteligencia", aseguró Moro a los delegados policiales, según el resumen de la declaración.

Como reemplazo de Valeixo, el presidente había designado a Alexandre Ramagem, un amigo de sus hijos que manejó la seguridad de su campaña presidencial en 2018. Pero el nombramiento, tras la escandalosa salida de Moro, sufrió un freno de la Corte, y Bolsonaro nombró ayer a Rolando de Souza, un exmiembro de la agencia brasileña de inteligencia. Una de las primeras medidas del nuevo jefe de la PF fue el cambio del comando de la policía en Río de Janeiro, movimiento que podría corroborar las acusaciones de Moro. La Procuraduría General va a investigar los motivos.

Moro dijo a los investigadores que desconocía las razones por las que Bolsonaro quería cambiar la jefatura de la fuerza en Río y afirmó que eso debería ser preguntado al propio presidente. En su declaración, el exjuez dijo que la caracterización de la conducta del presidente como delito cabe solamente a las autoridades.

Las turbulencias políticas reaparecieron en primer plano cuando Brasil registró ayer 600 muertes por el coronavirus, récord de fallecidos confirmado minutos después de que Bolsonaro dijera que "lo peor (del coronavirus) ya pasó". El país alcanzó 7921 muertes y casi 115.000 contagios.

Bolsonaro negó ayer, otra vez, haber cometido cualquier delito de interferencia. Evitó responder preguntas y no quiso referirse concretamente al contenido de la declaración en diálogo con periodistas frente al Palacio de la Alvorada.

"En ningún momento pedí informes de investigaciones. Es mentira", aseguró, enojado, y mostró la pantalla de su celular con una conversación con Moro. El Presidente acusó a su exministro de cometer un delito al filtrar información del gobierno al periodismo. "Lamento que alguien con el pasado de Moro, que estuvo cazando bandidos, condenó a Lula en primera instancia... No quiero hablar mal de él. Voy a leer con atención el proceso para responder".

Al ser consultado sobre el cambio en la dirección de la PF en Río, el presidente respondió: "Es mi estado". Luego citó la aparición de su nombre en la investigación por el asesinato de la concejala carioca Marielle Franco en 2018.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.