Buttigieg y Sanders miden fuerzas en New Hampshire

Será la segunda cita electoral demócrata tras Iowa
Será la segunda cita electoral demócrata tras Iowa Fuente: Archivo
Rafael Mathus Ruiz
(0)
11 de febrero de 2020  

WASHINGTON.- La interna demócrata se quitó los guantes. Las críticas entre los candidatos arreciaron en los días previos a la primaria de New Hampshire, la segunda cita electoral del año, que hoy será escenario de la primera pelea cuerpo a cuerpo entre los dos triunfadores en Iowa, Bernie Sanders y Pete Buttigieg.

Luego del caos que dejó el caucus de Iowa, la elección de New Hampshire ofrecerá una nueva oportunidad para ver dónde está parado el electorado demócrata, obsesionado y un tanto paralizado por cuál de los precandidatos está mejor posicionado para ganarle al presidente, Donald Trump. En cada elección presidencial, el llamado "estado del granito" realiza la primera primaria bajo el mismo sistema que la elección general. La primaria además es "semiabierta", al permitir que voten los independientes.

Al igual que en Iowa, los indecisos serán decisivos. Históricamente, los aspirantes que lograron capturar la candidatura presidencial ganaron en New Hampshire o quedaron en segundo lugar.

Sanders aparece como el gran favorito. Lidera en las encuestas y cuenta con una fuerte ventaja geográfica por provenir del vecino estado de Vermont. Sanders tiene además una sólida base de seguidores en el estado que ya le dieron un amplio triunfo sobre Hillary Clinton hace cuatro años. Por eso la incógnita es, más bien, qué ocurrirá con el resto de los candidatos, en particular Buttigieg, que se perfila segundo y dio el batacazo en Iowa.

Las campañas de Joe Biden y Elizabeth Warren, quienes hace apenas unos meses lideraban la interna y parecían encaminarse a un duelo por la candidatura están de capa caída. Biden terminó cuarto en Iowa y Warren tercera.

La senadora por Massachusetts necesita obtener un buen resultado para seguir en la pelea, mientras que Biden apuesta a repuntar en las próximas citas en Carolina del Sur y Nevada.

Tras el caucus de Iowa, el tono pacífico que regía en la interna se evaporó. Sanders y Buttigieg, líderes virtuales por el momento de la contienda, fueron los principales blancos de las críticas. Buttigieg atacó a Sanders por ser demasiado divisivo, mientras que Sanders lo criticó por aceptar donaciones de multimillonarios.

"Estoy compitiendo contra un candidato, Pete Buttigieg, entre otros, que ha recibido contribuciones de más de 40 multimillonarios", dijo Sanders en una de sus eventos de campaña. Sanders ha construido su campaña con contribuciones pequeñas de ciudadanos de a pie.

Buttigieg también fue criticado por Biden por su falta de experiencia, que alertó sobre el "riesgo" de nominar para la presidencia a un candidato sin historial en la política nacional.

Buttigieg, a su vez, consideró que iba a ser "mucho más difícil" ganar para el partido si Sanders es el candidato, y Biden estimó que con una victoria del senador derrotar a Trump en las elecciones sería "increíblemente más complicado".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.