Chile: el movimiento social intenta recuperar su impulso

Una llamativa manifestación de ciclistas frente a la casa de Piñera
Una llamativa manifestación de ciclistas frente a la casa de Piñera Fuente: AFP
Empieza a sufrir el desgaste de tres semanas de manifestaciones y busca la manera de no aflojar la presión; se desploma la imagen de Piñera
Víctor García
(0)
4 de noviembre de 2019  

SANTIAGO, Chile.- El movimiento social chileno está en un punto de inflexión. Las manifestaciones continúan en todo el país e intentan mantener la presión sobre el gobierno exigiendo cambios al modelo y reformas de la Constitución. Pero ahora, y en medio de la tercera semana desde que estalló el conflicto, se ha encontrado con ciertas dificultades para replicar la convocatoria de los primeros días de protestas.

Si el 25 de octubre pasará a la historia como el día que se realizó la marcha más grande de las últimas décadas, con más de un millón de personas protestando en las calles, los nuevos intentos de mantener energizada y comprometida a la ciudadanía han debido sortear algunos obstáculos.

¿Ejemplos? Los chilenos tuvieron un fin de semana largo, con cuatro días feriados, y mucha gente dejó las ciudades más importantes, lo que incidió directamente en la adhesión a nuevas concentraciones. Y la ofensiva del gobierno por instalar en la agenda la idea de que el país vuelva a funcionar con normalidad también influyó. De hecho, hoy las escuelas públicas, buena parte de las universidades y las sucursales bancarias volverán a funcionar. En esa línea, el intendente de Santiago, Felipe Guevara, informó que se levantó la alerta amarilla para gran parte de la Región Metropolitana, con excepción de las comunas de La Florida, Maipú, Puente Alto, San Ramón y La Granja.

Sin embargo, y en contraste con su arremetida comunicacional, en La Moneda recibieron un duro golpe. La encuesta de la empresa Cadem dio cuenta de una tasa de rechazo histórico a Sebastián Piñera. La aprobación del mandatario bajó un punto, para situarse en 13%, mientras que la desaprobación alcanzó el 79%, en la peor performance de un presidente desde el regreso de la democracia.

"El gobierno está apostando a que el movimiento social siga un ciclo, lo que implica nacimiento, apogeo y muerte", explicó a LA NACION Mauricio Morales, director del Centro de Análisis Político de la Universidad de Talca, sobre el pobre resultado de Piñera.

"Lo que hemos visto en estos días es un retroceso del movimiento social que se mantiene latente con sucesivas marchas en Plaza Italia. Ahora, algunas organizaciones de base, como la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) o la ANEF (Asociación Nacional de Empleados Fiscales), armaron una especie de unidad para monitorear los cabildos ciudadanos espontáneos y han tratado de tomar el liderazgo de la movilización frente a la ausencia de los partidos políticos. Pero el movimiento no va a seguir la lógica de otras manifestaciones porque carece de líderes visibles", añadió el académico.

Para el diputado Diego Ibáñez, del partido Convergencia Social, que pertenece al Frente Amplio, las convocatorias y protestas ciudadanas están dando síntomas de adaptación.

"El movimiento cambió culturalmente la visión sobre nuestra sociedad y se mantendrá activo no necesariamente con marchas masivas, sino fortaleciendo los cabildos barriales, con acciones de unidad entre organizaciones sociales e impulsando un plebiscito constituyente a mediano plazo. Ya nada volverá a ser normal, aunque se vuelva al trabajo o a la universidad. La fractura con la vida neoliberal es profunda y, pese a que la vida sigue, ya la gobernabilidad será imposible sin cambios profundos y participación ciudadana", dijo el parlamentario a LA NACION.

"La cuenta se pasará con una desafección profunda de los partidos tradicionales, y se espera un comportamiento inédito en las próximas elecciones. Pero el escenario está sumamente abierto todavía", añadió Ibáñez.

Llamados

De igual manera, los llamados a movilizarse no han cesado y las convocatorias han emergido desde distintos frentes, utilizando las redes sociales como canales de comunicación y a través de organizaciones ciudadanas, más reducidas en número, pero que han despertado interés mediático. La consigna "esto no ha terminado" es la que se ha repetido con insistencia en todos los llamados.

Una muestra fue la marcha de un grupo de artistas callejeros hacia la Biblioteca Nacional para realizar una presentación conjunta. Y casi en simultáneo en el zócalo de la municipalidad de Recoleta se organizó un espectáculo denominado "Comediantxs en Marcha", con diversos artistas.

Pero la manifestación más llamativa de la jornada, una extensa caravana de ciclistas, llegó hasta la mismísima residencia de Piñera en el sector de Las Condes para manifestarse. La casa del gobernante estuvo custodiada por fuerzas especiales de carabineros, una alta cantidad de efectivos y la presencia de carros hidrantes.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.