China eleva una queja formal por el caso Huawei

No cerró el diálogo con Washington, pero pidió "sinceridad" para sellar un pacto
No cerró el diálogo con Washington, pero pidió "sinceridad" para sellar un pacto
(0)
24 de mayo de 2019  

PEKÍN.- China presentó ayer una "grave protesta formal" contra Estados Unidos al lamentar la denigración y acciones contra Huawei , compañía a la que se le impidió la compra de componentes tecnológicos de proveedores estadounidenses, en un nuevo paso de la guerra comercial entre ambos países.

"China -afirmó en la conferencia de prensa semanal el vocero del Ministerio de Comercio, Gao Feng- tomará todas las medidas necesarias para ayudar a las compañías chinas a mejorar la capacidad en la gestión de estos riesgos".

El gobierno del gigante comunista espera que Estados Unidos "se comporte racionalmente", corrigiendo las "acciones peligrosas y equivocadas" y optando por coloquios de comercio bajo un "respeto recíproco", agregó Gao.

Según el diario económico The Wall Street Journal, después de Huawei, Estados Unidos podría incluir a otras empresas chinas en la entity list, la "lista negra" del comercio. Entre ellas podrían estar Hikvision y Dahua, dos compañías chinas que producen sistemas de videovigilancia.

"La compañía [Huawei] está profundamente vinculada no solo con China, sino con el Partido Comunista Chino. Ese vínculo, la existencia de esas conexiones, pone en riesgo la información estadounidense que pasa por esas redes", dijo ayer el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, a la cadena CNBC.

"Si ponés tu información en manos del Partido Comunista de China, es un verdadero riesgo. Puede que no la usen hoy y que no la utilicen mañana", agregó el jefe de la diplomacia norteamericana, uno de los halcones de la Casa Blanca.

En este contexto, sin embargo, Pekín manifestó su deseo de reabrir las negociaciones comerciales con Estados Unidos, aunque señaló que para que prosperen será necesario un acuerdo de "beneficio mutuo", en lugar de los límites impuestos por Washington a su desarrollo tecnológico.

"China está abierta al diálogo, pero la sinceridad es indispensable para que una consulta sea significativa", dijo el vocero de la cancillería, Lu Kang, en relación con las negociaciones que se interrumpieron a comienzos de mayo, cuando Estados Unidos elevó los aranceles sobre 250.000 millones de dólares en importaciones chinas.

Lu subrayó que "un acuerdo de beneficio mutuo debe basarse en el respeto y la igualdad".

Washington y Pekín están envueltos en un batalla comercial que comenzó el año pasado, cuando el presidente Donald Trump prometió reducir el déficit comercial con el gigante asiático mediante aranceles a sus productos y acusó a las compañías chinas de obligar a las empresas extranjeras a entregar tecnología para poder comerciar.

En respuesta, China impuso aranceles a los productos de Estados Unidos, y la disputa afectó a los mercados financieros internacionales.

Agencias ANSA, AFP y Reuters

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.