Como Venezuela, otros países que tuvieron gobiernos paralelos

Juan Guaidó juró ayer como "presidente encargado" de Venezuela
Juan Guaidó juró ayer como "presidente encargado" de Venezuela Fuente: Reuters - Crédito: Carlos Garcia Rawlins
(0)
24 de enero de 2019  • 17:04

Venezuela no es el único país que haya tenido dos gobiernos que se disputan la legitimidad del ejercicio del poder.

Paraguay

El caso más cercano es el de Paraguay , cuando en 2012 Fernando Lugo , después de haber sido destituido, formó un gobierno paralelo que hasta tenía un "pequeño gabinete" para fiscalizar el nuevo gobierno, al que consideraba "ilegal", y para "resistir hasta volver al cargo", del que consideraba había salido injustamente.

Fernando Lugo había sido destituido por el Senado en un cuestionado juicio político y apartado de su cargo por por mal desempeño en sus funciones. El exvicepresidente Federico Franco fue el encargado de tomar oficialmente su cargo y completar el periodo de gobierno. Cristina Kirchner y el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez , ordenaron el retiro de sus representantes diplomáticos. En 2013, Horacio Cartes ganó las elecciones, llevó nuevamente al Partido Colorado al poder y así puso fin a la opaca situación institucional.

Fernando Lugo fue destituido por juicio político, pero organizó un gobierno paralelo para "controlar al poder hasta volver al poder"
Fernando Lugo fue destituido por juicio político, pero organizó un gobierno paralelo para "controlar al poder hasta volver al poder"

Honduras

Avión de Zelaya impedido de aterrizar en Tegucigalpa - Fuente: YouTube

10:29
Video

Honduras es otro país que atravesó una crítica situación institucional. En junio de 2009, el presidente en funciones, Manuel Zelaya, fue destituido por el Paralamento por "reiteradas violaciones a la Constitución". La decisión del Parlamento se dio horas antes de que se llevara adelante un referéndum que el propio Zelaya había convocado con el objetivo de habilitar las reformas constitucional y permitir la reelección presidencial.

Luego de ser destituido, asumió en su cargo el presidente del Congreso, Roberto Micheletti. Sin embargo, Zelaya nunca dejó de considerarse el presidente de Honduras y desde Costa Rica, en donde encontró asilo, dijo: "Estoy aquí en San José como presidente de Honduras. Voy a ir a Managua como presidente de Honduras. Voy a ir a exigir los derechos del pueblo hondureño, mi período termina en 2010".

Manuel Zelaya nunca renunció a su cargo a pesar de haber sido apartado por el Congreso de su país.
Manuel Zelaya nunca renunció a su cargo a pesar de haber sido apartado por el Congreso de su país.

Dos de las imágenes más recordadas de esa situación son una carta en donde Zelaya presentaba su renuncia y que después el mismo hizo saber que era falsa. Otro episodio para el recuerdo es cuando Zelaya a días de haber sido destituido intentó regresar a Tegucigalpa, pero el Ejército se lo impedía con un bloqueo la pista de aterrizaje del aeropuerto.

Libia

En África también hubo casos de países con gobiernos paralelos. En Libia, tras la muerte de Muammar Khadafy, en 2011, se quebró el staut quo y hubo hasta tres grupos que aspiraban liderar el país.

Uno estaba formado por un grupo de partidos en su mayor parte islamistas que, por ejemplo, habían aprobado una ley que propinaba 80 latigazos a quienes consumían alcohol. El otro se encontraba exiliado en la ciudad libia de Tobruk y gozaba del reconocimiento de la comunidad internacional, pero su poder en territorio libio era muy limitado. Y el tercero en discordia era el que la ONU impulsó sin conseguir la aprobación ni de Trípoli ni de Tobruk.

Kenia

En Kenia, el desconcierto también se apropió de la escena en junio del año pasado. El presidente en funciones, que había asumido en noviembre de 2017, era Uhuru Kenyatta, pero su principal rival y primer ministro, Raila Amolo Odinga, juró también el 30 de junio y se autoproclamó presidente.

Wikipedia, como lo hizo también cuando Guaidó se proclamó presidente interino de Venezuela, partió su pantalla en dos para informar quién era el presidente de Kenia.

Costa de Marfil

En 2010, Costa de Marfil también sufrió la falta de consenso cuando Alassane Ouattara y Laurent Gbagbo se disputaron la victoria electoral y juraron el cargo en ceremonias separadas. La capital, Abiyán, fue tomada por el Ejército tras los graves disturbios en las calles cuando el país quedó al borde de la guerra civil.

La comunidad internacional reconoció como presidente legítimo a Ouattara, que dos semanas después de triunfar en las elecciones no lograba instalarse en el poder debido a la resistencia de Gbagbo. Las autoridades de algunos países africanos agrupados en la Comunidad Económica de Estados de África Occidental amenazaban con recurrir a "la fuerza legítima" para sacar del poder a Gbagbo si este no renunciaba de inmediato. Finalmente el 10 de abril las fuerzas favorables a Ouattara tomaron el palacio y arrestaron al presidente Laurent Gbagbo que luego fue llevado a un hotel en la capital.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.