Your browser does not support javascript

En una ceremonia privada, la elite británica despidió a "la dama de hierro"