Coronavirus: Chile endurece el confinamiento ante un explosivo aumento de casos

Los expertos advierten que el sistema de salud chileno avanza hacia el límite de su capacidad por el avance del coronavirus
Los expertos advierten que el sistema de salud chileno avanza hacia el límite de su capacidad por el avance del coronavirus Crédito: DPA
Víctor García
(0)
13 de mayo de 2020  • 12:43

SANTIAGO, Chile.- Un brusco aumento en la cantidad de nuevos casos de Covid-19, con la cifra más alta desde que se inició la pandemia, disparó la curva de contagiados en Chile y obligó al gobierno a decretar cuarentena obligatoria en toda la capital, en una medida que afectará a más de seis millones y medio de personas, el 42% de la población de todo el país.

La confirmación de los 2660 nuevos infectados en las últimas 24 horas, que significó un alza diaria del 60% con respecto al reporte oficial del día anterior, movilizó a las autoridades a establecer el área de confinamiento más grande durante toda la crisis. En ese sentido, el ministro de Salud de Chile, Jaime Mañalich, hizo un enérgico llamado a la ciudadanía a brindar "toda la colaboración para estas acciones".

"Estas medidas deben ser tomadas para evitar el riesgo de que más personas sean hospitalizadas y para que este foco en el Gran Santiago no signifique una propagación a otras zonas", indicó la autoridad de salud, quien también enfatizó la baja letalidad que ha provocado la enfermedad en el país, con 347 personas fallecidas, en un universo de 34.381 pacientes positivos, de los cuales 14.885 figuran en las cifras del gobierno como "recuperados".

La cuarentena comenzará a regir desde el viernes a las 22, en medio de un complejo panorama general que va desde versiones de falta de insumos en los centros asistenciales para realizar exámenes de PCR y el límite del sistema de internación, con una ocupación del 87% de las camas de terapia intensiva, y el reconocimiento del propio personal de salud sobre la fragilidad que actualmente ofrece la red sanitaria.

"Nos empezamos a preparar desde marzo y en un principio fue por gestión local; es decir, por cada hospital o centro de salud implementó sus propias medidas, por ejemplo, aumento de camas, ventiladores, y eso provocó que por estos días haya muchas diferencias entre centros u hospitales en torno a la capacidad de cada uno. Y por mucho que se tomen medidas, si no son a tiempo, enérgicas y acompañadas de una educación a la población, cualquier sistema sanitario colapsa", comentó a LA NACION Ignacio Silva, infectólogo y académico de posgrados de la Universidad de Santiago.

Por otra parte, el Ministerio de Salud chileno informó que desde el inicio de la pandemia se han realizado un total de 313.750 pruebas de PCR, de las cuales 10.410 se efectuaron en las últimas 24 horas. El último reporte cifró en 538 los pacientes conectados a ventilación mecánica y en 118 los que permanecen en estado crítico por Covid-19.

Además de la capital chilena, también entrarán en confinamiento otras regiones del norte del país, como Iquique y Alto Hospicio, en la región de Tarapacá, y se instalará un cordón sanitario en la comuna de San Antonio (región de Valparaíso), afectada por un brote originado en el Hospital Claudio Vicuña de la ciudad.

El ministro Mañalich también anunció otras medidas, como la cuarentena de todas las personas mayores de 75 años en el país.

Las abultadas cifras y el hecho de que en tan solo diez días se hayan duplicado los casos de poco más de 12.000 a casi 25.000 en el área que comprende Santiago pusieron rápidamente en tela de juicio la flexibilidad que mostraron las autoridades hace un par de semanas cuando el presidente Sebastián Piñera habló de "nueva normalidad" y abrió la posibilidad de un regreso a clases a fines de abril y la apertura de los centros comerciales.

"El gobierno pecó de triunfalismo, intentando reeditar políticamente con el inicial buen manejo de la pandemia, minimizando las críticas y observaciones que se le hicieron, apurando el desenlace y dando señales equívocas y contradictorias a la población. Eso último agudizó un fenómeno que ya veníamos detectando hace mucho y que se refiere al decaimiento de la conciencia cívica de nuestra sociedad, a la ausencia de la noción de deberes y un cada vez menor respeto por la autoridad", comentó a LA NACION el analista político Jorge Navarrete, quien también profundizó sobre los costos que podría pagar Piñera por su manejo de la crisis. "Entre más alto se cae más fuerte. Con todo, esto ha sido parte de la historia de Piñera. No ha aprendido y no aprenderá. Como siempre, apostó, pero esta vez se equivocó", agregó Navarrete.

Apenas se informó de la cuarentena, miles de chilenos se volcaron en masa a los supermercados para abastecerse y se produjeron largas filas en las cercanías de estos establecimientos, una de las postales más repetidas de los últimos días.

"Las autoridades simplemente han fracasado en sus intentos de hacer entender a la opinión pública la gravedad de los hechos. Esto va ciertamente acompañado por la desidia de la población. Pero en este punto bien vale una precisión: parte importante de los segmentos populares depende de sus ingresos diarios, lo que los obliga a salir de sus hogares para encontrar el sustento. La cuarentena, en consecuencia, es una solución razonable para el resto de las personas, pero no para los que viven al día", analizó Mauricio Morales, cientista político de la Universidad de Talca.

Los países con más casos de la región

  • 180.000 en Brasil: Brasil nunca decretó cierres ni restricciones a nivel federal, y debido a eso los estados y ciudades debieron asumir sus propias medidas de cuarentena
  • 38.000 en México: El presidente López Obrador rechazó decretar limitaciones y confinamientos, hasta que debió entrar en razones. Ahora ensaya la reapertura
  • 30.000 en Ecuador: La ciudad de Guayaquil no tomó medidas durante varias semanas y permitió que se dispararan los contagios, mientras que en el resto del país la crisis fue más moderada

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.