Coronavirus: Tom's Restaurant, el ícono de Seinfeld, ruega poder sobrevivir a la pandemia

Con sus luces apagadas, el icono neoyorquino ruega poder sobrevivir a la pandemia
Con sus luces apagadas, el icono neoyorquino ruega poder sobrevivir a la pandemia Crédito: Domitila Dellacha
Domitila Dellacha
(0)
1 de mayo de 2020  • 09:52

NUEVA YORK.- Una serie consagró su fama, pero son cientos de miles de estudiantes los que le dieron su aprobación generalizada. El restaurante Tom’s, en Morningside Heights hoy luce como nunca antes: oscuro y lúgubre en plena pandemia del nuevo coronavirus.

Su cartel insignia con fondo azul y brillantes letras rojas iluminadas por luces está apagado. La esquina de la calle 112 y Broadway espera poder volver a su esplendor, inmortalizado en una de las series cómicas más famosas de Estados Unidos: Seinfeld.

La pandemia lo ha dejado en la ruina financiera, a él y a otros a miles de comercios que ruegan que los científicos les den una solución que pronto que los saque de esta pesadilla. Tom’s, que antes de esta crisis tenía un total de 25 empleados y recibía a cientos de comensales a diario, tuvo que echar a todos. "Les pedimos que aplicaran al seguro de desempleo; realmente no tenemos ni siquiera para pagar lo que le debemos a los proveedores", confesó Mike Zoulis, gerente del establecimiento y copropietario del restaurante que ha estado en manos de su familia desde 1940.

Mike Zoulis, gerente y copropietario del restaurante, aspira a poder volver a abrir en junio
Mike Zoulis, gerente y copropietario del restaurante, aspira a poder volver a abrir en junio Crédito: Domitila Dellacha

En Nueva York , al menos 369.000 personas han quedado sin trabajo por el voraz avance de la pandemia . Desde que el gobernador Andrew Cuomo anunció el cierre del estado el último 22 de marzo, la Gran Manzana ha sido transformada a una ciudad fantasma que sufre los vestigios del coronavirus.

Tom’s intentó sobrevivir a la crisis al dejar abierto el negocio para que la gente hiciera órdenes a través de aplicaciones, pero como la gran mayoría de los alumnos de la universidad de Columbia abandonaron el campus, no ha quedado clientela suficiente para mantenerse abierto. "La situación es realmente desesperante", subrayó Zoulis.

Las paredes de Toms, con una foto firmada por los protagonistas de Seinfield
Las paredes de Toms, con una foto firmada por los protagonistas de Seinfield Crédito: Domitila Dellacha

Antes de la pandemia, cientos de alumnos de la prestigiosa casa de estudios solían aprovechar las ofertas y el amplio menú del restaurante para reunirse en lo que se ha convertido en casi un templo histórico de las últimas décadas. El mismísimo expresidente de Estados Unidos Barack Obama solía frecuentar el lugar mientras estudiaba allí, según reveló hace unos años su entonces compañero de cuarto, Phil Boerner.

La explosiva popularidad de Seinfeld llevó a Tom's a convertirse en un ícono no solo para los neoyorquinos, sino para turistas del mundo que llegaban desesperados para sentarse en las mesas de sus actores favoritos. Si bien la serie del personaje homónimo de Seinfeld fue grabada en Los Ángeles, la creación televisiva utilizó la fachada del restaurante neoyorquino para identificar el punto donde Jerry, Elaine, George y Kramer -los protagonistas- se encontraban periódicamente.

Hamburguesas, carnes, panqueques y batidos. Todos los platos propios de un diner estadounidense están en el ADN de este restaurante que se ha robado el corazón de cientos de miles de personas.

En el lugar se aprovecha para hacer algunas remodelaciones y dejar el espacio listo para lo que esperan serán clientes en las próximas semanas
En el lugar se aprovecha para hacer algunas remodelaciones y dejar el espacio listo para lo que esperan serán clientes en las próximas semanas Crédito: Domitila Dellacha

Pese a que está cerrado a todos los vecinos, LA NACION consiguió acceso al interior del mítico lugar. Mientras este medio charlaba con Zoulis, cuatro personas trabajaban en la pintura de sus paredes. Los dueños apuntan a devolverle el espíritu a ese oasis acogedor al que con cariño los locales llaman Tom’s a secas, con la esperanza de poder volver a abrir en junio.

La Universidad de Columbia, dueña del local y de muchos otros de la zona, eximió los pagos de alquiler de los meses de abril y mayo, contó el gerente de Tom’s. La iniciativa está puesta en intentar salvar el corazón del campus universitario: los pequeños comercios. Según se supo, más de una docena de locales accedieron a este beneficio. Sin embargo, la mayoría de los pequeños negocios se desesperan al pensar cómo afrontarán los pagos de los próximos meses.

"Esperamos poder volver a abrir el próximo 1 de junio, pero todavía no han dado los lineamientos sobre en qué condiciones sería", dijo, y continuó: "No nos importa si sólo tenemos que abrir un 20 por ciento del lugar, realmente necesitamos trabajar".

El clásico restaurante intentó mantenerse abierto sin éxito; los dueños del lugar tuvieron que echar a sus 25 empleados
El clásico restaurante intentó mantenerse abierto sin éxito; los dueños del lugar tuvieron que echar a sus 25 empleados Crédito: Domitila Dellacha

Los pequeños comerciantes agonizan . El avance del coronavirus arrasó con muchos de los rincones que siempre hicieron que Nueva York se volviera un objeto de deseo a nivel mundial. Persianas cerradas y puertas tapiadas, el escenario es desolador y promete mantenerse así por al menos los próximos meses.

A la espera de la puesta en marcha de una reactivación, Tom’s tiene sus mesas tapadas con plásticos y luces apagadas. Por una ventana apenas abiertas, dos personas juntaban sus manos en sus caras para intentar ver qué sucedía adentro. Zoulis se acercó, terminó de abrir la ventana corrediza. Gritos de alegría. "¡Hace días que intentábamos encontrarlo", dijo una pareja, emocionada por ver al gerente del restaurante icónico. "Los extrañamos", añadieron. "Pronto", fue la respuesta del hombre con uniforme blanco quien se despidió alzando sus manos y volvió a meter su cabeza dentro del restaurante.

Zoulis bajó la vista y quedó dubitativo por unos segundos. La única realidad que ahora conoce es la incertidumbre. Mientras, sólo queda esperar si este lugar volverá a ser lo que sea.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.