EE.UU. "vetó" a un candidato boliviano

El embajador norteamericano instó a no sufragar en favor de un indígena que defiende a los cocaleros
(0)
28 de junio de 2002  

LA PAZ.- Estados Unidos alborotó ayer el tramo final del proceso electoral de Bolivia con un virtual veto a un candidato presidencial indígena al que vincula con el narcotráfico, lo que desató una tormenta de críticas.

Las declaraciones del embajador estadounidense en La Paz, Manuel Rocha, provocaron la indignada protesta de la mayoría de partidos políticos, que este domingo disputarán el voto ciudadano en elecciones presidenciales y legislativas.

Rocha, un diplomático de ascendencia colombiana que concluye una controvertida misión de tres años en Bolivia, aconsejó a los votantes que "abran sus ojos" y, aunque sin nombrarlo, pidió que no eligieran al líder cocalero y candidato presidencial Evo Morales.

La advertencia del embajador, próximo a jubilarse, fue interpretada por todos los sectores políticos bolivianos como una abierta intromisión en los asuntos internos del país.

Rocha habló durante un acto en presencia del presidente, Jorge Quiroga, que, cauteloso, declaró luego: "Los bolivianos elegimos libre y soberanamente a nuestros representantes".

Morales, un indígena aimara de 42 años, combativo líder de los productores de hojas de coca en el Chapare, región central del país, está ubicado en cuarto lugar en las encuestas de intención de voto para la elección presidencial del domingo.

"Quiero recordarle al electorado boliviano que si eligen a los que quieren que Bolivia vuelva a ser un exportador de cocaína importante, que ese resultado pondrá en peligro el futuro de la ayuda de los Estados Unidos a Bolivia", advirtió el diplomático durante un acto público en el propio Chapare.

Amenaza de sanciones

Aún más contundente, Rocha dijo que Estados Unidos cerraría sus mercados a los productos bolivianos, incluyendo el gas -cuyas probables exportaciones a ese país forman parte de un multimillonario proyecto-, y que la comunidad internacional respaldaría "esa posición".

Ayer, el candidato cocalero afirmó, en respuesta, que Rocha se convirtió en "el mejor jefe de mi campaña electoral" y le agradeció los votos "antiimperialistas" que, dijo, le sumarán a su candidatura. "No nos asustan sus amenazas", afirmó el indígena ex minero y postulante del Movimiento al Socialismo (MAS).

En el Chapare se produce una hoja de coca ilegal que, según el gobierno boliviano y la embajada estadounidense, está exclusivamente dirigida a la producción de cocaína para el narcotráfico.

Durante los últimos cinco años, operativos militares y policiales erradicaron casi la totalidad de unas 43.000 hectáreas de coca en el Chapare, pese a la resistencia de unas 35.000 familias campesinas que la cultivan como su único sustento, y unas 20 personas, entre ellos campesinos, militares y policías, murieron a raíz de los enfrentamientos, que también dejaron decenas de heridos.

El embajador Rocha y el cocalero Morales cruzaron en diversas ocasiones, a través de los medios informativos, agrias declaraciones con acusaciones mutuas. Pero ayer las declaraciones del embajador, además de duros pronunciamientos partidarios, provocaron reacciones adversas entre todos los candidatos presidenciales.

"Ellos (los estadounidenses) no pueden invadir la soberanía de un pueblo", dijo el neopopulista Manfred Reyes Villa, un capitán retirado del ejército postulado por la centroderechista Nueva Fuerza Republicana (NFR), ubicado a la cabeza de los sondeos de intención de voto con cifras de entre el 21 y el 23 por ciento.

"Nadie puede decir por quién debemos votar, y toda presión o amenaza para influenciar el voto es intolerable", declaró el centrista ex presidente Gonzalo Sánchez de Lozada, del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR), segundo en la preferencia preelectoral, que tiene entre el 17 y el 19%, según las encuestas.

Hugo Carvajal, senador y dirigente del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que postula al también ex presidente Jaime Paz Zamora, en tercer lugar en los sondeos, dijo, en tanto, que declaraciones como las de Rocha alentarán "el voto en favor de los asistémicos (contrarios al sistema) y del propio MAS", de Evo Morales.

Además, la Central Obrera de Bolivia llamó a votar en favor de Morales, con lo que el llamado del embajador Rocha podría provocar en el electorado el efecto inverso al buscado.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?