El calentamiento de la Antártida, entre los más acelerados del mundo

El volumen de masa de hielo que la Antártida pierde anualmente se ha multiplicado por seis respecto al que se registraba hace 40 años
El volumen de masa de hielo que la Antártida pierde anualmente se ha multiplicado por seis respecto al que se registraba hace 40 años Crédito: NASA / DPA
Los expertos esperan que la tendencia se mantenga en el futuro
(0)
9 de febrero de 2020  

WASHINGTON.- Pocos días después de que la Tierra viviera el enero más caluroso del que se tenga registro, la Antártida batió el récord de temperatura máxima registrada. El jueves pasado, en la Base Esperanza de la península antártica de Trinidad, la temperatura alcanzó los 18,3°C, la mayor medición registrada en ese continente usualmente gélido.

La base de investigaciones argentina está situada en el extremo norte de la península Antártica. Randy Cerveny, que releva temperaturas extremas para la Organización Meteorológica Mundial ( OMM), dijo que la lectura del jueves "es probablemente un récord", aunque la marca todavía tiene que ser verificada y certificada oficialmente.

La templada temperatura de la Antártida viene a desplazar el récord anterior de 17,5°C registrado el 24 de marzo de 2015.

La península Antártica, donde se registró la anomalía, es una de las regiones del mundo donde el calentamiento es más acelerado. En los últimos 50 años, allí las temperaturas aumentaron unos alarmantes 5°C, como consecuencia del vertiginoso calentamiento de la Tierra. Alrededor del 87% de los glaciares de la costa occidental de la península retrocedieron en esos años, un proceso que se aceleró aún más desde 2008.

La OMM advierte que, según las imágenes satelitales, en los últimos días "se están abriendo a un ritmo acelerado" las grietas del glaciar Isla Pine.

La reciente ola de calor se debe a un sistema de alta presión que afecta a la región desde hace varios días. Sus efectos se vieron potenciados por la incidencia de los "vientos foehn", una corriente de aire seco que baja por la ladera de una montaña y produce un calentamiento adicional de la superficie terrestre.

Para colmo, las simulaciones de perfiles atmosféricas en el momento del récord de temperatura indican que las capas superiores de aire estaban más calientes que las cercanas a la superficie, o sea que el intercambio de aire superior e inferior sumaba calor ambiente.

Este año recién empieza y ya pasó de todo en materia climática. Fue el enero más caluroso a nivel global del que se tengan registros, según el grupo de monitoreo atmosférico Copernicus, y en Europa y Asia se batieron todos los récords. De hecho, en algunas localidades de Europa del Este, y particularmente en Rusia, las temperaturas estuvieron unos 6 o 7°C por encima del promedio histórico.

"Esto no es una sorpresa para nadie", señaló Eric Steig, glaciólogo de la Universidad de Washington. "Aunque siempre hay variabilidad entre década y década, la tendencia que subyace a lo largo del continente es el calentamiento", añadió.

Según Steig, es muy probable que estos nuevos récords sean batidos nuevamente en un futuro no muy lejano.

"En la península Antártica, donde se encuentra la Base Esperanza, allí el calentamiento está siendo especialmente rápido", dijo Steig. "Aunque no sea todos los años, lo más probable es que veamos que estos récords son superados una y otra vez".

Sin embargo, David Bromwich, climatólogo de la Universidad Estatal de Ohio, señala que si bien la península Antártica se viene calentando fuertemente desde fines de la década de 1940, la tendencia de la temperatura estival en la península ha sido variable en los años recientes, incluido un breve periodo de enfriamiento desde 1998.

Agencia AP y The Washington Post

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.