El Cromagnon de Brasil: 233 muertos

Un incendio causado por pirotecnia devastó el local, donde había cerca de 1000 jóvenes; la puerta estaba bloqueada por los guardias; Dilma adelantó su regreso desde Chile
Alberto Armendáriz
(0)
28 de enero de 2013  

RÍO DE JANEIRO.- Espanto, horror, incredulidad. Todo Brasil estaba inmerso ayer en la conmoción después de uno de los días más dramáticos en décadas, provocado por un incendio en una discoteca de la ciudad de Santa María, estado de Rio Grande do Sul.

En una tragedia que pareció calcada de la que vivió la Argentina con Cromagnon, el 30 de diciembre de 2004, 233 personas murieron quemadas, asfixiadas o aplastadas por la multitud cuando intentaban escapar de una fiesta universitaria.

Conmovida hasta las lágrimas, la presidenta Dilma Rousseff adelantó su regreso de Chile y viajó al lugar de la tragedia para acompañar a los familiares de las víctimas,

Según relataron los sobrevivientes, entre los cuales hay 108 heridos, el fuego empezó a las 2.30 de la mañana, cuando una banda que tocaba sobre el escenario de la discoteca Kiss prendió un artefacto pirotécnico. Las chispas alcanzaron la espuma de aislamiento acústico en el techo. A partir de ese momento, todo fue horror.

"Los integrantes de la banda Gurizada Fandangueira intentaron primero apagar las llamas con agua y después con un extintor. Pero el fuego y el humo se expandieron rápidamente", contó, todavía conmocionada, Ingrid Goldani, empleada de la discoteca, ubicada en el centro de la ciudad, de unos 260.000 habitantes, 300 km al oeste de Porto Alegre.

Las llamas y la humareda provocaron pánico entre el público, compuesto por unos 1000 jóvenes de entre 18 y 22 años, estudiantes de las facultades de Agronomía, Pedagogía, Veterinaria y Zootécnica de la Universidad Federal de Santa María. Ante la estampida, los encargados de la seguridad del local, con capacidad para 2000 personas, bloquearon la salida, convencidos de que la gente intentaba irse sin pagar lo consumido.

"Los guardias de la discoteca inicialmente cerraron las puertas y no permitieron una rápida evacuación. Eso provocó aún más pánico y tumulto", informó el comandante del cuerpo de bomberos local, el coronel Guido de Melo.

Las luces se apagaron y mientras una multitud desesperada se amontonaba en las puertas, donde la gente era empujada y pisoteada, muchos jóvenes corrieron hacia los baños en busca de aire y de otra salida, que nunca hallaron.

"Casi la totalidad de las personas murió por asfixia. En la desesperación por salir, entraron en el baño, donde las encontramos apiladas, casi hasta el techo", describió el mayor Cleberson Braida Bastianello, comandante de la brigada militar que tiene su sede en Santa María.

Los bomberos llegaron a los pocos minutos de recibidas las primeras alertas y, con la entrada y la salida virtualmente bloqueadas por cuerpos, tuvieron que romper un hueco en una de las paredes del frente para ingresar en el devastado club nocturno, que tenía su licencia de funcionamiento vencida.

"Estaba vencida desde agosto de 2012. La licencia es necesaria para el funcionamiento normal de la casa", resaltó el teniente coronel Moisés da Silva Fuchs, comandante del cuerpo de bomberos de la Región Central de Rio Grande do Sul, encargado de llevar los cuerpos al gimnasio del Centro Deportivo Municipal.

Allí, una larga fila de angustiados familiares y amigos encaró desde el mediodía la difícil tarea de reconocer los restos de sus seres queridos. Con ayuda del gobierno federal, la alcaldía y el Estado conformaron ahí un cuerpo de gestión de crisis integrado por médicos y psicólogos para atender a las familias de las víctimas. Anoche, ya habían sido identificadas todas las víctimas.

Las historias del horror se sucedieron a lo largo del día. Los bomberos y equipos de rescate relataron que encontraron el celular de uno de los jóvenes muertos que tenía 104 llamadas y mensajes de su madre, desconsolada por no tener noticias suyas tras la madrugada.

"Corríamos sin saber para dónde ir. Estaba todo negro, no había luz, pero instintivamente fui en dirección de donde estaba la puerta", relató, en tanto, Valterson Wottrich, vocalista de la banda que tocó antes de Gurizada Fandangueira. Según las autoridades, esta banda tampoco tenía autorización para utilizar artefactos pirotécnicos durante el show, pese a que en su página de Facebook se enorgullecían de su uso.

"Con gran experiencia comprobada en bailes y shows, el grupo demuestra, más allá de su talento, mucha innovación en estructura, efectos visuales y pirotécnicos, que hacen toda la diferencia en la identidad exclusiva de la banda", se leía en su página de la red social.

La desgracia, que obligó a Dilma a regresar al país y decretar tres días de luto nacional , recordó en Brasil el incendio que ocurrió el 30 de diciembre de 2004 en República Cromagnon.

Para Brasil, la tragedia fue la segunda entre las peores catástrofes de este tipo en el país, luego del incendio del 17 de diciembre de 1961 en el Gran Circo Norteamericano, en Niteroi, estado de Río de Janeiro, cuando un empleado con problemas mentales roció la carpa con nafta y la prendió fuego; 503 personas murieron, la mayoría de ellas chicos. Las heridas de quemaduras de los sobrevivientes fueron tratadas por un joven médico que luego se volvería un famoso cirujano plástico, Ivo Pitanguy.

La zona de la tragedia

Del editor: qué significa.

Los paralelismos con Cromagnon no hacen más que aumentar la impotencia ante otra tragedia absurda que podría haberse evitado.

El peor incendio en una disco en más de 10 años

En la última década hubo varias tragedias similares

  • 25 de diciembre de 2000

    309 muertos


    Luoyang, China

    El fuego deja en ruinas una discoteca y un centro comercial en el centro del país
  • 20 de febrero de 2003

    100 muertos


    Rhode Island, Estados Unidos

    La pirotecnia usada por un grupo de rock en West Warwick desata un incendio
  • 30 de diciembre de 2004

    194 muertos


    Buenos Aires, Argentina

    El lanzamiento de una bengala provoca un incendio durante un recital de rock
  • 1° de enero de 2009

    66 muertos
    Bangkok, Tailandia

    Una disco se incendia durante los festejos de Año Nuevo por el uso de fuegos artificiales
  • 5 de diciembre de 2009

    155 muertos


    Perm, Rusia

    Se genera un incendio por el uso sin control de pirotecnia en un club nocturno
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.