¿Puede la Justicia acusar a Donald Trump por la toma del Capitolio?

El presidente norteamericano Donald Trump
El presidente norteamericano Donald Trump Fuente: AP
Katie Benner
(0)
8 de enero de 2021  • 10:33

WASHINGTON - El Departamento de Justicia dijo que no descarta presentar cargos contra el presidente norteamericano Donald Trump por su posible papel en incitar a los manifestantes que marcharon al Capitolio, asaltaron al edificio y atacaron a funcionarios.

"Estamos mirando a todos los actores, no solo a las personas que entraron al edificio", dijo anoche a la prensa Michael Sherwin, el fiscal de Estados Unidos, en Washington.

Los periodistas preguntaron a Sherwin si eso incluiría a Trump, quien exhortó a sus seguidores durante una manifestación cerca de la Casa Blanca, diciéndoles que nunca podrían "recuperar nuestro país con debilidad". Impulsados por las afirmaciones infundadas de Trump sobre irregularidades electorales, los manifestantes se habían reunido para protestar contra la certificación del Congreso de la victoria del Colegio Electoral de Joe Biden y se trasladaron al Capitolio después de la manifestación del presidente.

A la consulta de si las investigaciones incluían a Trump, Sherwin contestó reiterando su declaración: "Estamos mirando a todos los actores", dijo. "Si la evidencia se ajusta a los elementos de un delito, serán acusados".

Su comentario constituye una invocación extraordinaria del estado de derecho contra un presidente que ha utilizado el Departamento de Justicia para avanzar en su agenda personal, y coincide con que exfuncionarios, entre ellos el secretario de Defensa Jim Mattis y el fiscal general William P. Barr, que alguna vez fueron importantes defensores del presidente, y ahora lo culparon por la violencia del miércoles. Además, varios funcionarios dimitieron e incluso algunos legisladores republicanos dijeron que Trump había ido demasiado lejos.

El Departamento de Justicia generalmente afirma que los presidentes en ejercicio no pueden ser acusados de un delito, pero esa protección cubre a Trump solo por 12 días más.

Biden, quien dijo que no desea investigar y enjuiciar a la administración Trump, culpó inequívocamente ayer a Trump de "intentar usar una turba para silenciar las voces de casi 160 millones de estadounidenses" que votaron en las elecciones presidenciales.

También agregó que Trump había tratado a Barr y al Departamento de Justicia "como su abogado personal y al departamento como su bufete de abogados personal", y dijo que el juez Merrick B. Garland, su propio candidato para ser el próximo fiscal general, deberá restaurar el estado de derecho.

"No hay lugar más importante para nosotros para hacer este trabajo que el Departamento de Justicia que ha sido tan politizado", dijo Biden. "Necesitamos restaurar el honor, la integridad, la independencia del Departamento de Justicia en esta nación que ha sido tan dañada".

Juicio e investigación

El Departamento de Justicia se enfrenta a la abrumadora tarea de enjuiciar a un gran número de personas que irrumpieron en el Capitolio, ya que la oficina del fiscal estadounidense en Washington actúa como fiscal principal del Distrito de Columbia.

Sherwin dijo que sus fiscales y el Departamento de Policía Metropolitana de la ciudad estaban trabajando las veinticuatro horas para identificar y arrestar a los sospechosos. Se quejó de que su trabajo se hizo más difícil porque la Policía del Capitolio de los Estados Unidos no detuvo a la mayoría de los alborotadores que entraron a la fuerza en el edificio.

"Ese escenario dificultó nuestro trabajo", dijo Sherwin, y señaló que la policía, los agentes del FBI, los investigadores antiterroristas y otros funcionarios encargados de hacer cumplir la ley ahora tenían que depender de las publicaciones en las redes sociales y las imágenes de video para identificar a los sospechosos. "Eso ha hecho las cosas más complejas".

Agregó que la Policía del Capitolio no había explicado por qué arrestaron solo a 14 personas y dejaron que cientos más salieran pacíficamente del edificio. El jefe de la Policía del Capitolio, Steven Sund, renunció ayer en medio de dudas sobre la incapacidad de su fuerza para proteger el edificio.

En total, los fiscales presentaron 40 casos en la Corte Superior por cargos que incluyen entrada ilegal, asalto y delitos con armas de fuego, y se estaban preparando para presentar denuncias por 15 casos penales federales, todos relacionados con la violación del Capitolio, incluida la entrada no autorizada, posesión ilegal de un arma de fuego y robo de propiedad.

La policía de la ciudad también anunció que había arrestado a casi 70 personas en el motín por cargos que incluían entrada ilegal, posesión ilegal de armas y asalto.

Los alborotadores asaltaron las oficinas de los legisladores y robaron dispositivos electrónicos, dijeron los fiscales. Sherwin señaló que el robo de archivos y dispositivos electrónicos abrió la posibilidad de violaciones a la seguridad nacional, pero que el Departamento de Justicia aún no tenía una dimensión completa del alcance del problema.

The New York Times

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.