En Corea, el Papa Francisco pidió "combatir el materialismo"

El Sumo Pontífice celebró la Asunción de la Virgen María en el estadio de Daejeon ante 50.000 fieles; estuvieron presentes familiares de las víctimas de la tragedia del ferry Sewol, en la que murieron 304 personas
(0)
15 de agosto de 2014  • 00:53

SEÚL. -El papa Francisco pidió hoy a los cristianos "combatir el encanto del materialismo" y rechazar los "modelos económicos inhumanos" en la misa de la Asunción de la Virgen María, el primer acto multitudinario de su visita de cinco días a Corea del Sur.

En su homilía el Sumo Pontífice deseó que los jóvenes "puedan combatir el encanto de un materialismo que ahoga los auténticos valores espirituales y culturales, así como el espíritu de la competencia desenfrenada, que genera egoísmo y lucha".

Durante la ceremonia, a la que asistieron 50.000 fieles y que se realizó en el estadio de la Copa del Mundo de Daejeon, a 150 kilómetros de Seúl, Francisco expresó su esperanza de que los jóvenes del país se conviertan en "una generosa fuerza de renovación espiritual en todos los niveles de la sociedad" y los instó a rechazar "los modelos económicos inhumanos que crean nuevas formas de pobreza y marginación de los trabajadores".

En la misa del 15 de agosto, día en que Corea conmemora al aniversario de su independencia del Imperio Japonés, se encontraban unos 30 familiares de víctimas del naufragio del ferry Sewol, que dejó en abril 304 muertos, la mayoría estudiantes de bachillerato.

Antes de la misa, el Papa se citó en la sacristía con diez familiares de estos adolescentes fallecidos para ofrecerles su pésame y palabras de consuelo, y también hizo mención en el posterior rezo del Ángelus a la mayor tragedia humana de la historia reciente en el país.

La agenda

El pontífice se reunirá esta tarde con 6000 jóvenes del continente en la Tierra Santa de Solmoe, en el oeste del país, con motivo de la Jornada de la Juventud Asiática (JJA).

El sábado Francisco participará en la beatificación de 124 mártires surcoreanos en la céntrica plaza de Gwanghwamun de Seúl, en un evento que podría atraer hasta un millón de personas, según estimaciones de la policía.

El viaje del líder de la Iglesia católica a Corea del Sur, que alberga a 5,4 millones de fieles de esta religión, se considera histórica al ser la primera de un Papa al país en 25 años y la primera en dos décadas a Asia Oriental.

Agencias EFE, AFP

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.