Coronavirus: el rey de Tailandia abandonó su harén alemán para irse de fiesta

Luego de violar la cuarentena para irse a Alemania con un harén de mujeres, viajó a Tailandia para una festividad tradicional del país.
Luego de violar la cuarentena para irse a Alemania con un harén de mujeres, viajó a Tailandia para una festividad tradicional del país. Fuente: AFP
(0)
8 de abril de 2020  • 14:41

El rey de Tailandia Maha Vajiralongkorn, también conocido como Rama X, ha salido inmune de los múltiples escándalos que ha protagonizado desde los años setenta, la mayoría de ellos polémicas vinculadas a su vida sexual, sus caprichos y su fortuna.

Mientras que hace algunos días se supo que en plena crisis sanitaria por el avance del coronavirus logró alojarse en un hotel de Alemania con todo su harén, ahora se conoció que voló a su país para ser parte de una tradicional festividad local.

El rey, que burló la cuarentena para irse a un lujoso resort en los Alpes con 20 concubinas, se fue primero a la ciudad suiza de Zúrich -donde rige el aislamiento social- a buscar a su esposa, la reina Suthina. Juntos, viajaron en un avión de la aerolínea Thai Airways hasta Bangkok, donde se reunieron con el primer ministro. La compañía aeronáutica, que tiene todos sus vuelos suspendidos, se movilizó exclusivamente para llevar a los monarcas.

Fuente: Reuters

La celebración a la que ambos fueron a participar es el día Chakri, que festeja la llegada al trono de Phra Phutthayotfa Chulalok, también conocido como Rama I, el rey que en 1782 dio inicio al reinado de la dinastía a la que el actual jefe de Estado pertenece.

"Esta pandemia no es culpa de nadie", dijo Vajiralongkorn durante el evento, citado por Vanitatis. Además, manifestó que "el Gobierno debe solucionar el problema entendiendo sus causas". Además, entregó material sanitario en Tailandia, y luego regresó a Alemania para acompañar al harén con el que se había instalado a cumplir la cuarentena.

Quién es Maha Vajiralongkorn

Conocido por su excéntrica personalidad, en mayo del año pasado fue coronado como rey después de tres años de la muerte de su padre, Bhumibol, cuestión que justificó diciendo que debía darle el tiempo suficiente al pueblo tailandés para llorar al monarca fallecido.

Rama X ascendió al trono rodeado de una multitud curiosa y de diez elefantes blancos que marcharon hacia el Gran Palacio en un evento que duró casi siete horas y que involucró una corona de más de siete kilos adornada con diamantes de la India.

Con 66 años, ascendió al trono después de un reinado de siete décadas de su padre Buhimbol, el más largo de la dinastía de los Chakri. Su antecesor fue un monarca amado por el pueblo, a diferencia de él, sobre quien pesan dudas respecto a su idoneidad para gestionar el reino.

De acuerdo con varios cables de wikileaks, el embajador en Bangkok entre 2007 y 2010 escribió que, en conversación con tres miembros del Consejo Privado que asesora al rey, "todos ellos tenían comentarios bastante negativos sobre el príncipe heredero y, si bien afirmaron que se convertiría en rey, insinuaron que el país iría mejor si se adoptaran otras medidas".

En otros informes, el mismo funcionario afirma que Vajiralongkorn "es bien conocido por sus violentos e impredecibles cambios de humor" mientras que un exministro de Asuntos Exteriores de Singapur dijo que era un hombre "errático y fácilmente influenciable", además de sugerir que tenía problemas con el juego.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.