Fabian Núñez: "Kamala Harris va a tener más poder que ningún otro vicepresidente en EE.UU."

Fabian Núñez fue codirector de la campaña de Hillary Clinton en 2016
Fabian Núñez fue codirector de la campaña de Hillary Clinton en 2016 Crédito: Twitter
Julieta Nassau
(0)
24 de octubre de 2020  • 09:15

En 2003, cuando Kamala Harris decidió postularse para ser electa fiscal de San Francisco, Fabian Núñez, en su primer año como legislador del Congreso de California, la apoyó públicamente. "No voy a ganar porque soy una mujer negra, pero bueno, gracias por tu ayuda, vamos a ponerle toda la energía a esta campaña", le dijo Harris. Esa fue la primera elección que ganó quien hoy acompaña a Joe Biden en la fórmula demócrata que busca derrotar a Donald Trump el próximo 3 de noviembre.

Desde entonces, Harris y Nuñez forjaron una amistad en California, donde ambos nacieron y comenzaron sus carreras políticas. Harris se convirtió en la primera mujer negra en ser electa como procuradora general del estado. Núñez, de padres mexicanos y un español perfecto por su infancia entre Tijuana y San Diego, fue el presidente del congreso estatal más joven de la historia, cargo que obtuvo a poco más de un año de entrar como legislador y que ocupó hasta 2008, cuando dejó la función pública.

Hoy, desde el sector privado, como socio de la consultora Mercury, Núñez -quien fue codirector de la campaña de Hillary Clinton en 2016- aconseja a Harris desde la amistad. Da casi por hecho de que Joe Biden será el próximo presidente de Estados Unidos y se imagina que Harris "va a tener más poder en el primer día de su vicepresidencia que ningún otro vicepresidente" y que podría convertirse en la primera mujer en alcanzar la presidencia de ese país. Sin embargo, cuestiona a ambos partidos por su estrategia para captar el voto latino, en particular, y a la clase media, en general. "Lo que la gente está buscando es un candidato que les hagan sentir que hay esperanza, que la vida puede mejorar", sostuvo en una entrevista con LA NACION desde Nueva York.

- Su carrera política estuvo vinculada al activismo dentro de la comunidad latina. ¿Cómo ve la campaña de ambos candidatos para captar el voto latino?

-Pienso que está muy fracturado ese voto. Lo que pasa es que los candidatos, tanto Biden como Trump, no han sabido cómo llegarle a este voto. Típicamente más del 60% de los latinos van a votar por el demócrata. En general votan en contra del Partido Republicano, por varias razones. Una es porque se ve que está mucho más aliado a los intereses corporativos y no a las familias trabajadores, la clase media. Es muy sencillo: es parte del sueño americano. Ese sueño de oportunidad que siempre se ha vivido en este país parece que se ha perdido en las últimas décadas y lo que la gente está buscando es un candidato que les hagan sentir que hay esperanza, que la vida puede mejorar. No depender del gobierno, que le resuelvan sus problemas, pero que por lo menos les den la oportunidad, que nos les obstruyan el camino al éxito. Eso lo supieron hacer Bush Jr., Reagan y Obama.

"Ni Biden ni Trump no han sabido cómo llegarle a este voto", opina Nuñez
"Ni Biden ni Trump no han sabido cómo llegarle a este voto", opina Nuñez Crédito: Twitter

- ¿Y esto cómo se traslada al voto latino?

-Yo he estado hablando mucho con la campaña demócrata y les digo que lo que tienen que entender es que los latinos son iguales que cualquier otra comunidad. Hay alguna diferencia, pero lo que están haciendo en la Florida, por ejemplo, es que hablan con los cubanos y les dicen "Vamos a apretarle un poco más las cuerdas a Cuba" y piensan que hablarles así a los cubanos va a ser exitoso pero la verdad es que los cubanos son muy diversos. A la generación de jóvenes no les importa tanto lo que pasa en Cuba, ellos lo que quieren es saber cómo van a pagar su educación y si hay vivienda costeable para ellos.

-Se quedaron con una estrategia vieja, mientras las nuevas generaciones fueron cambiando lo que esperan de un candidato...

-Sí. Por ejemplo, en el 92, Bill Clinton ganó la Florida por una cuestión fundamental, que en ese momento la gran mayoría de los latinos en la Florida eran cubanos que habían venido después de la revolución del 59. Pero en la Florida tienen ahora puertorriqueños, una población muy grande de sudamericanos, principalmente colombianos y venezolanos. Y no todos tienen una inclinación ideológica hacia la derecha. Además, en las áreas rurales hay muchos mexicanos y centroamericanos que vienen a trabajar en el área agrícola, esa es gente humilde, no es gente que te va a responder a un mensaje ideológico.

-Los candidatos entonces no logran desarrollar el mensaje de calidad de vida, en lugar de ideología.

-La población latina tiene menos interés en que se hable de las debilidades de los partidos opuestos. Lo que los latinos quieren ver en este gobierno o el que gane es que estas avenidas de oportunidad no sean bloqueadas para ellos y quieren saber con certeza que estos candidatos los van a apoyar. Una razón por la que entre el 28 y 32% de los latinos va a votar por Trump es... Aunque él ha despreciado a la comunidad latina como ningún otro presidente en la historia, de todas las cosas que ha dicho sobre los latinos en este país, los latinos han llegado a la conclusión de que el sistema político en Estados Unidos es un sistema que no funciona y que lo que tenemos que hacer es buscar algo diferente. Y que tal vez eso fuerce a un cambio para que vivan un poco mejor.

Donald Trump, ayer, de campaña en Florida
Donald Trump, ayer, de campaña en Florida Crédito: Paul Hennessy/SOPA Images via ZUMA Wire/dpa

-¿Y qué deberían hacer los demócratas para recapturar este voto?

-Convencer a los latinos de que esto simplemente no es sacar a Trump de la Casa Blanca sino convencerlos de que tenemos que invertir recursos y tiempo al mejoramiento de la clase media. Hace cuatro años perdimos ese argumento por completo. El Partido Demócrata ha trabajado durante tantas décadas en el vínculo con la clase media, y eso lo perdimos, y ahora lo que tiene que hacer Biden para ganar el voto latino es lo mismo que tiene que hacer para ganar el voto de la clase trabajadora: convencerlos que él va a invertir en ellos y no darles dinero porque eso no es lo que la gente quiere escuchar. Eso no le interesa a la gente.

-¿Y cómo le está yendo?

-Bueno, mucho mejor. Lo que sucedió con Hillary es que era tan inteligente que tú le haces una pregunta y ella te responde con datos históricos, te responde con un plan. Hay una desconexión entre eso y la clase media y trabajadora, cuando lo que ellos quieren saber es muy básico. "¿Es costeable o no mi vivienda? ¿Tengo trabajo? ¿Qué va a pasar con mi industria?" Y ahí es donde ella fue más intelectual y nos perdimos a la clase media. Trump la ganó. Pero lo que Biden está haciendo a diferencia de Hillary es que él está hablando mucho de la cuestión del costo del cuidado médico, que vamos a hacer para ampliar el acceso y reducir el costo, mejorar el Obamacare. Y la segunda es que está hablando de trabajo, porque como él es una persona sencilla, conecta mucho más con la gente. Eso son los dos puntos distintos de Hillary. Pero, por otro lado, el tema de Biden es "restaurar nuestra dignidad, la democracia". ¿Qué quiere decir eso para un joven en la Florida que no tiene dinero para pagar la universidad o alguien en Michigan que acaba de perder su trabajo en la industria automotriz? Eso no quiere decir nada, hay que hablarles concretamente.

El tema de Biden es restaurar nuestra dignidad. ¿Qué quiere decir eso para un joven en la Florida que no tiene dinero para pagar la universidad? Nada, hay que hablarles concretamente.""

-Queda la sensación de que gran parte el mensaje del partido demócrata es más bien en contra de Trump y menos propositivo.

-Sí, el partido demócrata no siempre ha sido así, pero parece que nos hemos convertido en "el partido de la contra". Somos los contras. No tenemos agenda. ¿Qué proponemos hacer? Estamos en contra de Trump, de sus políticas migratorias y las deshacerse del Obamacare y de desmantelar el sistema de impuestos para favorecer a los ricos. Y lo único proactivo del partido demócrata es que vamos a restaurar todos esos impuestos para seguir proveyendo servicios a los grupos más necesitados. Yo creo que es bueno decir queremos ayudar a la gente necesitada, el problema es que cuando te pones a hablar de impuestos, todo el mundo piensa "¿cuánto me va a costar?". Aunque la verdad es que este impuesto no te va a afectar sus ganas menos de 400.000 al año, pero en un mundo de desinformación, ahora los republicanos piensan que lo único que los demócratas quieren hacer es subirte tus impuestos. Y están convenciendo a mucha gente de eso.

-Al acompañar a un candidato a la presidencia de 77 años, ¿ve a Kamala Harris encaminada hacia una posible presidencia en 2024?

-Tengo una opinión sobre lo que va a pasar si es que Biden, como se ve en las encuestas, sobre todo después del debate presidencial, gana las elecciones. Biden dijo que él no tiene interés de ser presidente por más de cuatro años. Eso le aumenta el poder automáticamente a la vicepresidenta. Kamala Harris va a tener más poder en el primer día de su vicepresidencia de lo que tuvo Dick Cheney, que es el que ha tenido más poder que ningún otro vicepresidente. Y luego para la campaña para la siguiente elección comienza en dos años. En dos años vamos a estar en la campaña para Kamala de los precandidatos para la presidencia. Y si las cosas les van bien, yo no creo que los demócratas de manera institucional van a querer apoyar a un contrincante de Kamala Harris.

Para Núñez, "Kama Harris ha logrado navegar algo muy interesante que la va a llevar a tener la posibilidad de ser presidenta de este país algún día"
Para Núñez, "Kama Harris ha logrado navegar algo muy interesante que la va a llevar a tener la posibilidad de ser presidenta de este país algún día" Fuente: Archivo - Crédito: AP

-Usted es amigo de Harris, ¿cómo vive ella esta campaña que tiene como destino natural, si ganan, una eventual campaña para ella para la presidencia?

-Bueno su campaña esta vez han dicho que de todas las campañas de los 18 precandidatos a la presidencia fue la más exitosa. Pero eventualmente no tuvo lo suficiente para salir adelante. Se aprendió mucho de eso. Hoy es mucho más conocida. Y eso en este país, donde el racismo es muy profundo. Cuando eres mujer, también hay mucha discriminación contra las mujeres. Y si eres afroamericana, menos. Pero ella ha logrado navegar algo muy interesante que la va a llevar a tener la posibilidad de ser presidenta de este país algún día.

-En ese contexto de racismo y discriminación, ¿qué impacto podría tener una presidencia de Kamala Harris en la política de Estados Unidos?

-El impacto que esto puede tener es muy profundo. Estados Unidos es un país muy dividido. Lo que van a heredar Biden y Harris es un país fracturado. Lo que más fortalecía el país antes de esta presidencia era nuestra diversidad y ahora es lo que más está dividendo. Kamala es una persona que habla de una manera muy abierta del tema racial, puede buscar la manera de unir al país, ver cómo se pueden crear vínculos incluso entre gente que no está de acuerdo. Con el presidente Obama tuvimos esa oportunidad por primera vez, pero todos teníamos miedo de que, si hablaba mucho de eso, dijeran "este solo le quiere dar a los afroamericanos y a las minorías". Pero ya vimos que las cosas han cambiado tanto. Y ella habla abiertamente de eso. De sus raíces negras, de la India. pienso que eso es muy bueno para la discusión que necesitamos para sanar al país de esta división racial.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.