Coronavirus: España supera a China en casos, pero se frena la cifra de nuevos infectados

Las autoridades anunciaron que los enfermos son más de 85.000 personas; Madrid y Cataluña son las más golpeadas
Las autoridades anunciaron que los enfermos son más de 85.000 personas; Madrid y Cataluña son las más golpeadas Fuente: AFP
(0)
31 de marzo de 2020  

MADRID.- Los casos de coronavirus que golpean a España dejaron ayer una buena y una mala noticia: la primera es que el país mostró un ligero retroceso en el número de muertes diarias por el virus, con 812 nuevos fallecimientos entre domingo y lunes frente al récord de 838 registrado en el balance previo, según el último reporte del Ministerio de Sanidad. Sin embargo, el país alcanzó la cifra de 7340 muertos, lo que lo convierte en el segundo con más fallecimientos por Covid-19 después de Italia y superó las cifras de China, donde se originó el virus.

Respecto de la cifra de contagiados, las autoridades sanitarias anunciaron un total de 85.195 casos de coronavirus, lo que supone 6398 más que el domingo. Con una población de casi 47 millones de personas, en contraste con los 1400 millones de habitantes de China, la cifra de contagios en España alcanzó los 85.195, un incremento del 8% en comparación con el día previo.

Por otra parte, en el lado positivo de la crisis se anunció que 16.780 personas ya se curaron. En términos porcentuales, la progresión de fallecimientos confirma una desaceleración, al ubicarse ayer en 12,4% contra el 27% que registraba el miércoles pasado.

La situación en Europa es alarmante. El número de muertes en España e Italia representa más de la mitad de las más de 34.800 ocurridas en el mundo a causa del virus.

De todas maneras, la principal preocupación de las autoridades en España es la saturación de los hospitales en las zonas más afectadas.

El sistema de salud está en riesgo por la carga de atender al mismo tiempo a una enorme cantidad de pacientes desesperados. Al menos seis de las 17 regiones de España se encuentran en el límite de camas en las unidades de cuidados intensivos de sus hospitales y tres más se acercan a esa misma urgencia, indicaron las autoridades.

Sumado a esto, cerca del 15% del total de los contagiados en España, aproximadamente 13.000 personas, son trabajadores de la salud, lo que complica aún más la disponibilidad de los hospitales para atender a las personas.

Madrid, la más infectada

Ante este escenario, desde el gobierno de Pedro Sánchez mostraron un cauto optimismo. "La tendencia con las medidas de aislamiento se está reduciendo", dijo María José Sierra, del centro de emergencias sanitarias.

La región de la capital, donde varios hospitales están saturados, por lo que se debieron habilitar dos morgues y un hospital de campaña en un centro de convenciones, sigue siendo la más golpeada, con poco menos de un tercio de los casos y casi la mitad de los fallecimientos.

Aun con una ralentización del aumento de casos, "la presión en las unidades de cuidados intensivos en las próximas semanas va a ser importante", especialmente para Madrid y Cataluña, que ya están "en su límite de capacidad o a punto de alcanzarlo", advirtió la ministra de Defensa, Margarita Robles.

Por eso, en la ciudad los vecinos decidieron levantar banderas a media asta en un período oficial de duelo. Durante un minuto de silencio por las víctimas del Covid-19, la plaza central de la Puerta del Sol madrileña lucía vacía con el doblar de las campanas.

"Hibernación" económica

Otro de los grandes temores que sobrevuelan en España tiene que ver con el impacto que sufrirá la economía. Los españoles permanecen en confinamiento desde el 14 de marzo y seguirán así al menos hasta el 11 de abril. El gobierno ordenó el domingo la suspensión de todas las actividades económicas no esenciales, esto es, que solo los trabajadores de hospitales, cadenas de supermercados y apenas otras industrias tienen autorizado trabajar hasta finales de Pascua. Según la vocera gubernamental, María Jesús Montero, se trata de una "hibernación" necesaria para frenar la pandemia.

La economía española se verá agravada, además, por otras situaciones acumuladas previamente: precariedad laboral, deuda elevada y fuerte dependencia de dos de los pilares donde descansa la riqueza de la nación: el turismo (12% del PBI) y la industria automotriz (10%).

La cuarta economía de la eurozona venía mostrando cierta desaceleración desde mediados de marzo.

Los hoteles cerraron y las principales fábricas automovilísticas del país -segundo productor europeo, después de Alemania- detuvieron su actividad. En tanto, el país tuvo casi un 30% de los activos desempleados en el punto crítico de la última crisis y la tasa de personas buscando trabajo es todavía la segunda más alta de la región, con casi el 14%.

Agencias AFP y AP

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.