Paraguas y trineos: las armas predilectas de los manifestantes en Portland

Los manifestantes cantan frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah el 20 de julio de 2020 en Portland, Oregón
Los manifestantes cantan frente al Centro de Justicia del Condado de Multnomah el 20 de julio de 2020 en Portland, Oregón Crédito: The New York Times
(0)
22 de julio de 2020  • 14:59

PORTLAND.- Los escudos estaban hechos de flotadores, paraguas y trineos; la armadura de cascos de bicicleta y almohadillas de fútbol americano. Las armas incluían botellas de agua y encendedores.

Enfrentando a las fuerzas federales que vinieron a Portland para someterlos, muchos de los manifestantes de la ciudad han salido a las calles esta semana con artículos de sus hogares. Luego se han reunido en el tribunal federal cada noche con visiones a veces muy diferentes de cómo usar sus herramientas.

En 55 noches consecutivas de protesta en Portland, no hay dos iguales. Las protestas comenzaron el 29 de mayo, luego del asesinato de George Floyd bajo custodia policial en Minneapolis. Han continuado desde entonces, noche tras noche, y no muestran signos de ceder.

Los manifestantes forman una barricada con paraguas, flotadores, trineos y almohadillas de fútbol americano
Los manifestantes forman una barricada con paraguas, flotadores, trineos y almohadillas de fútbol americano Crédito: The New York Times

Sin líderes claros, los manifestantes han adoptado en gran medida una estrategia de consenso espontáneo, que sigue los caprichos de la multitud y, a veces, las resoluciones de sus desacuerdos internos, como, por ejemplo, si el fuego es una adición apropiada para su protesta.

"Es realmente orgánico y no centralizado", dijo Luke Meyer, quien caminó por las calles durante la noche con un escudo de madera. "Casi votas con tus acciones".

Teal Lindseth durante las protestas contra oficiales federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020
Teal Lindseth durante las protestas contra oficiales federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020 Crédito: The New York Times

Con el movimiento en gran parte sin líderes o una estrategia consistente, los funcionarios de la ciudad no han podido encontrar una manera de poner fin a las protestas. Ahora, los agentes federales que fueron asignados para mantener la calma en la ciudad están padeciendo la multiplicación de los manifestantes fuera del tribunal federal.

"¿De quién son las calles?" preguntan a los gritos los manifestantes, a lo que otros responden: "Nuestras". "¿De quién son las vidas que importan? Las vidas negras importan", repiten.

Los agentes federales rocía con gases lacrimógenos a los manifestantes en Portland, Oregon
Los agentes federales rocía con gases lacrimógenos a los manifestantes en Portland, Oregon Crédito: The New York Times

Las protestas han atraído a diversas multitudes, desde adolescentes hasta ancianos, desde activistas de toda la vida hasta quienes se unieron a la revuelta por primera vez.

Esta madrugada, los manifestantes usaron una variedad de tácticas. Mientras que algunos pasaron su tiempo cantando, bailando o formando una barricada, otros cortaron lentamente la fachada de madera temporal del edificio del palacio de justicia, y finalmente separaron un panel completo para exponer una entrada. Algunos usaron láseres o luces brillantes para alumbrar los agujeros desde los cuales los oficiales federales a veces disparan proyectiles contra la multitud.

Manifestantes se enfrentan con agentes federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020
Manifestantes se enfrentan con agentes federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020 Crédito: The New York Times

La estrategia ha provocado una respuesta agresiva por parte de las fuerzas federales que ilustra el tipo de vigilancia militarizada a la que se oponen los manifestantes. Anoche, por ejemplo, los agentes federales se apresuraron a salir del juzgado y empujaron a un grupo de madres que vestían camisas amarillas a juego mientras el gas lacrimógeno las envolvía.

Un grupo de madres forma una barricada frente al Tribunal de Distrito de Estados Unidos, el 20 de julio de 2020 en Portland, Oregón
Un grupo de madres forma una barricada frente al Tribunal de Distrito de Estados Unidos, el 20 de julio de 2020 en Portland, Oregón Crédito: The New York Times

Frente a las descargas de gases lacrimógenos, los manifestantes se retiraron por la calle principal. Pero pronto se reagruparon y regresaron cuando las autoridades retrocedieron. En un eco de la "revolución paraguas" en Hong Kong, los manifestantes con escudos y paraguas tomaron la delantera para protegerse a sí mismos y a otros del armamento de las fuerzas federales con equipo táctico.

Las autoridades han acusado a los manifestantes de utilizar a veces métodos peligrosos, incluido el lanzamiento de proyectiles. En una de las docenas de arrestos, un manifestante fue acusado de golpear a un oficial con un martillo.

Manifestantes se enfrentan con agentes federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020
Manifestantes se enfrentan con agentes federales en Portland, Oregon, el martes 21 de julio de 2020 Crédito: The New York Times

Los esfuerzos federales para enfrentar a los manifestantes en los últimos días a menudo fueron precedidos por intentos de algunas personas de prender fuego a la fachada del tribunal federal, que ha sido tapiado con madera.

Los manifestantes disienten sobre el uso del fuego en las protestas
Los manifestantes disienten sobre el uso del fuego en las protestas Crédito: The New York Times

Megan Smith es una de las personas que se opuso al uso del fuego. "Preferiría controlar los incendios", dijo. "Entiendo que así es como sacas tu ira, pero lo hace peligroso para todos los demás".

The New York Times

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.