Homofobia, machismo y sexo: el chatgate que tiene en vilo a Puerto Rico

Desde hace once días que miles de manifestantes copan las calles de San Juan, capital de Puerto Rico, para pedir la renuncia del gobernador
Desde hace once días que miles de manifestantes copan las calles de San Juan, capital de Puerto Rico, para pedir la renuncia del gobernador Fuente: AFP
(0)
23 de julio de 2019  • 16:24

SAN JUAN.- Hace casi dos años, el huracán María colapsó la infraestructura en Puerto Rico , dejó 3000 muertos y expuso la ineficiencia del gobernador Ricardo Rosselló. Pero el escándalo que está por dejarlo afuera del poder se centra en una serie de chats.

La crisis política que vive Puerto Rico, donde miles de personas salen a las calles del país desde hace 11 días, comenzó luego de que se filtraran mensajes homofóbicos, machistas y obscenos de Roselló junto con un grupo de su entorno. En ellos insultan a personalidades de la isla, desde la alcaldesa de San Juan, capital de Puerto Rico, hasta al cantante Ricky Martin. Este episodio es tan solo la punta del iceberg de una crisis política más profunda que vive la isla. A continuación, las claves del conflicto.

¿Cuándo comenzó la crisis y por qué?

La crisis política se desencadenó el 13 de julio pasado cuando el Centro de Periodismo Investigativo (CPI) publicó 889 páginas de conversaciones entre el gobernador Rosselló y 11 colaboradores cercanos por medio de Telegram.

Desde finales de 2018 y hasta 20 de enero de este año, el gobernador y sus allegados utilizaron un lenguaje misógino, machista y grosero para discutir sobre ciertas cuestiones políticas, opositores, periodistas, activistas, etc. Desde la publicación de los chats, miles de manifestantes inundan todos los días las calles de San Juan.

¿Qué dicen los chats?

En las páginas de conversaciones filtradas hay toda una batería de improperios y ataques. Por ejemplo, que la exconcejal municipal de Nueva York, Melissa Mark-Viverito es una "HP [hija de puta]". O que Ricky Martin "es tan machista que se folla a los hombres porque las mujeres no dan la talla".

También se dice que hay que "acribillar" a los miembros de un tribunal estadounidense o que "se joda" el Consejo Supervisor del Presupuesto para reconstruir la isla. Con la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, los colaboradores de Roselló son especialmente locuaces. Rosselló la llama "HP", pregunta si "se le acabaron sus medicamentos" y Christian Sobrino, responsable de Finanzas y representante ante la Junta de Supervisión Fiscal (quien renunció tras el escándalo), sostiene: "Estoy salivando por entrarle a tiros". El gobernador responde que le harían "un gran favor".

En otro chat, Sobrino bromea sobre los cadáveres que se acumulaban en la morgue cuando se discutía el presupuesto para los médicos forenses tras el huracán. "Ahora que estamos en el tema, ¿no tenemos algunos cadáveres para alimentar a nuestros cuervos [en referencia a la oposición]?", escribió.

No se trata sólo de los insultos. También está lo que parece una formidable trama de corrupción tejida a la sombra por Rosselló, que lidera el Partido Nuevo Progresista. Los chats demuestran la existencia de una trama de adjudicación de contratos de manera ilegal.

¿Qué pasó tras el chatgate?

Cuando se destapó el chatgate, todos los funcionarios de gobierno involucrados renunciaron, menos el gobernador. Rosselló dijo en reiteradas ocasiones que no va a abandonar el cargo porque no cometió "acto ilegal". Pidió perdón por "las expresiones" redactadas en el chat, que utilizaba para "liberar tensiones".

Aunque Rosselló, de 40 años y que gobierna desde 2017, dijo que no renunciará cedió parcialmente ayer al anunciar que ya no buscará la reelección en noviembre de 2020 y que acepta un juicio político.

"Los he escuchado y los escucho hoy [...] Comí errores y me disculpé", dijo el gobernador de este territorio estadounidense en el Caribe que aboga por la anexión de la isla como el estado 51.

¿Por qué se habla de una crisis política más profunda?

El chatgate explotó tres semanas después de que el FBI arrestara a dos exfuncionarios de Rosselló como parte de una investigación federal de corrupción. Pero además la filtración intensific´ko el descontento en la isla por la persistente corrupción y mala administración por parte de los dos principales partidos de Puerto Rico, así como por una grave crisis de deuda, una economía estancada y la lenta recuperación tras el paso de María, que devastó la isla en septiembre de 2017

"Ya el pueblo despertó después de tanta indignación", dijo Benedicta Villegas, una enfermera jubilada de 69 años de edad. "Todavía hay gente que está sin techo y retas sin luz... el chat fue la punta del iceberg".

¿Qué artistas se sumaron a las movilizaciones?

Los cantantes Ricky Martin, Daddy Yankee, René Pérez (Residente y exlíder de la banda Calle 13) y el rapero Bad Bunny viajaron a Puerto Rico para participar de las protestas. Estos dos últimos incluso publicaron una canción dedicada a la crisis que vive Puerto Rico: "Si el pueblo entero quiere que te vayas, caradura, y tú te quedas, entonces estamos en dictadura", dice la letra. Otros artistas, como Luis Fonsi o Alejandro Sanz, también han pedido la renuncia de Rosselló.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.