Indemne a la crisis de 2008, China ahora se desacelera

Las inesperadas dificultades de su economía empiezan a inquietar a inversores internacionales
Keith Bradsher
(0)
29 de mayo de 2012  

XI'AN, China.- La caída del mercado inmobiliario local, el estancamiento de las exportaciones y la pérdida de confianza de los consumidores generaron lo que un asesor del gabinete chino calificó como "una abrupta desaceleración de la economía", según reconoció el gobierno en su sitio web.

Aunque la economía china sigue en crecimiento, los obreros de la construcción están perdiendo masivamente sus empleos y las ventas minoristas de abril subieron al ritmo más lento de los últimos tres años. Este año, las inversiones aumentaron a menor velocidad que nunca desde 2011.

El rasgo más impactante de la actual desaceleración es que se extiende más allá de las desarrolladas provincias costeras y alcanza el corazón del país, incluidas ciudades como Xi'An, en el Noroeste.

Las inesperadas dificultades de la economía china comienzan a inquietar a los inversores internacionales, en especial en el mercado de commodities , ya que China es el mayor consumidor mundial de materias primas y el segundo de petróleo.

Si esa desaceleración se profundizara, generaría una onda expansiva en la economía global. Hasta el momento, la economía de China prosperó casi indemne como el principal motor del crecimiento mundial, a pesar, incluso, de la crisis de las deudas soberanas en Europa y del malherido mercado inmobiliario norteamericano.

Las calificadoras Standard & Poor's y Moody's emitieron la semana pasada sendos informes con advertencias acerca de los severos problemas de efectivo que atraviesan muchas empresas constructoras debido a la caída en la preventa de inmuebles, mientras que las inmobiliarias mantienen pesadas deudas de intereses atrasados con los bancos.

La economía de China era 8,1% más grande en el primer trimestre de 2012 que un año atrás, pero la mayor parte de ese crecimiento se produjo en 2011.

"La economía apenas registró crecimiento durante este primer trimestre respecto del último de 2011, y el segundo trimestre de este año probablemente arroje menor crecimiento aun que el trimestre anterior", señaló Diana Choyleva, economista de la consultora Lombard Street Research, en Londres.

China es el principal importador mundial de una larga lista de commodities , como hierro y cobre. También ha sido un gran comprador de equipamiento fabril y bienes de lujo europeos.

Gracias al impulso de las ingentes inversiones del gobierno en rutas y otras obras de infraestructura, así como de la voraz demanda de viviendas de los trabajadores pobres llegados a las ciudades desde las áreas rurales, las urbes del interior de China siguieron creciendo, a pesar de las graves dificultades que atravesó la economía mundial desde fines de 2008, luego de la quiebra de Lehman Brothers.

Estímulo

Pero ahora los problemas económicos son evidentes en Xi'An, puntal de la economía del noroeste chino, que funciona también como uno de los centros de distribución y transporte más importantes del país y como polo industrial que fabrica desde topadoras hasta componentes aeronáuticos.

Pekín llamó a estimular la economía acelerando la construcción de vías férreas, escuelas, hospitales y otras infraestructuras. Como la economía aún depende de la inversión pública, algunos economistas creen que China será capaz de volver rápidamente a la vía del crecimiento.

Sin embargo, como el país ya casi terminó de construir parte de su infraestructura, cada vez le resulta más difícil encontrar proyectos que resistan el análisis de costo-beneficio.

Las constructoras del país respondieron a la caída de los precios abandonando su larga costumbre de iluminar con luz artificial las obras en construcción para así trabajar las 24 horas. Ahora sólo tienen el turno diurno, con la consecuente y abrupta caída de la demanda de mano de obra. "Cada vez es más difícil encontrar trabajo", se queja Li Bo, obrero de la construcción y vecino de Xi'An.

Conocida en Occidente por haber sido la antigua capital china, lugar de almacenamiento de la Ruta de la Seda y hogar de los guerreros de terracota, Xi'An también juega un papel importante en la economía local como centro económico regional con ocho millones de habitantes.

Los comerciantes y dueños de negocios de todo el noroeste chino convergen en los enormes mercados de la ciudad para comprar mercaderías, por lo que Xi'An es un excelente lugar para tomar el pulso de lo que ocurre en el interior del país. Y en este momento ese pulso es un poco débil, en especial en lo que se refiere al consumo.

Traducción de Jaime Arrambide

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.