Influencers, otra estrategia del príncipe Ben Salman para mejorar la imagen de Arabia Saudita

El influencer Gab Scanu viajó este año a Arabia Saudita con el programa Gateway KSA
El influencer Gab Scanu viajó este año a Arabia Saudita con el programa Gateway KSA Crédito: Instagram de Gateway KSA
(0)
6 de septiembre de 2019  • 10:12

"Estamos buscando influencers, formuladores de políticas y líderes del mañana. Hombres y mujeres jóvenes que puedan ver más allá de los titulares y tweets de hoy para imaginar y dar forma a un futuro de apertura, colaboración e innovación juntos". Así se introduce el programa saudita Gateway KSA en su sitio web. Organizado por el príncipe Turki Al-Faisal, un exjefe de inteligencia que luego tuvo un breve período como embajador saudita en Estados Unidos después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, el programa invita a un cohorte pequeño de estudiantes de universidades de élite y personalidades influyentes a emprender un viaje con todo pago por Arabia Saudita .

El programa ofrece a los estudiantes de Harvard, Standford, Oxford y otras de las mejores universidades, áreas clave de exploración, incluida la "Visión Saudita 2030", petróleo y energías renovables, los derechos de las mujeres y el Islam. Además, durante su travesía, los seleccionados tendrán la oportunidad de desarrollar amistades y contactos dentro del reino.

Las intenciones de Gateway KSA son sencillas: mejorar la imagen de Arabia Saudita ante el mundo. Y qué mejor manera de hacerlo que invitando influencers al país para que puedan compartir con sus miles de seguidores imágenes extravagantes arriba de camellos adornados o vistiendo la hiyab como si fuera una prenda de tendencia.

Así, podemos ver a la bloguera de viajes de Los Ángeles, Aggie Lal, posando en el desierto de Al-Ula y compartiendo en los posteos con sus 877.000 seguidores todas las bondades que tiene para ofrecer el reino saudita.

Las fotos las tomó Morgan Oliver Allen, un reconocido fotógrafo y productor de video, también de Los Ángeles, quien tiene 140.000 seguidores. El influencer subió a su cuenta de Instagram espectaculares imágenes del lugar, que tientan a cualquiera que las vea.

En las fotos de los influencers el sol siempre brilla, los colores son vibrantes, los atuendos son de pasarela y todos lucen felices. Así, promocionan de manera orgánica, o más disimulada que la publicidad tradicional, experiencias y lugares idílicos. Y eso es lo que Arabia Saudita estaba necesitando: un cambio de imagen extremo.

El mediático caso del asesinato en el consulado saudita en Turquía del periodista Jamal Khashoggi, en el que se vincula directamente al príncipe Mohammed Ben Salman , sumado a las restricciones en los derechos de las mujeres, le dieron mala fama al reino entre la comunidad internacional.

Pero el príncipe se ha propuesto reformar el país en términos sociales y económicos como parte de su plan Visión 2030, para alcanzar una Arabia Saudita moderna. Desde agosto de este año, el príncipe ha permitido a las mujeres conseguir un pasaporte y viajar sin la autorización de sus "tutores legales", un paso que muchos consideraron necesario pero insuficiente. Ahora, para ayudar a difundir una vibra más positiva mientras él y su país intentan salir de la censura global, el reino ha acogido a personas influyentes como Lal.

El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman
El príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman Fuente: AFP

El esfuerzo del programa "muestra que los sauditas están mirando mucho más allá del cabildeo y las empresas de relaciones públicas para ganar influencia en Occidente", dijo a Bloomberg Ben Freeman, director de la Iniciativa de Transparencia de Influencia Extranjera, que rastrea el cabildeo en el Centro de Política Internacional en Washington. Después de que los esfuerzos del reino para cambiar la marca fueron descarrilados por el asesinato de Khashoggi, "tiene mucho sentido para ellos buscar vías de influencia alternativas como esta", agregó.

Un programa como Gateway KSA habría sido inconcebible hace cinco años, cuando la policía religiosa deambulaba por las calles gritando a las mujeres que se cubrieran. Ahora el reino está ansioso por usar las redes sociales para mostrar un lado más suave.

Gateway KSA nació después de que la la bloguera holandesa-australiana de fitness Nelleke Van Zandvoort Quispel visitara el reino por negocios. Ella vio la oportunidad de mostrar otro costado del país y le propuso el concepto al Príncipe Turki cuando se conocieron en un evento de la Universidad de Georgetown. En 2018, se estrenó el programa con un grupo de estudiantes de Harvard.

Hasta ahora, más de 200 personas visitaron el país gracias el programa. Los invitados se dividieron en dos grupos: estudiantes universitarios y personas influyentes en las redes sociales. Sus costos están cubiertos, aunque no reciben ninguna otra tarifa.

Es un pequeño precio a pagar para un príncipe que ha tomado medidas enérgicas contra los disidentes, ha intensificado la guerra en Yemen y ha alterado la reputación del país desde los ataques del 11 de septiembre como un socio predecible para los aliados occidentales.

Los influencers sauditas también contribuyen a la nueva imagen del país. Abdullah al Jumah escribe todos sus posteos en árabe y en inglés para su medio millón de seguidores de todo el mundo. El bloguero de viajes mezcla entre sus impactantes fotos de todo el mundo las de su país de origen.

Ver esta publicación en Instagram

?????? ???? ??? Rainy #Riyadh

Una publicación compartida de ??????? ?????? Abdullah (@aaljumah) el

Model Roz, la primera modelo internacional saudita, viven en Los Ángeles y tiene 11 millones de seguidores. A diferencia de la imagen tradicional de las mujeres del reino, la modelo sube fotos mostrando las piernas y la panza y cambia su pelo de color constantemente.

Ver esta publicación en Instagram

Just wanna have sun [R] #model_roz #????_???

Una publicación compartida de ?????????? ?????? (@model_roz) el

Mohamed Bin Salmán también puso el ojo en el mundo del espectáculo. En enero, la estadounidense Mariah Carey dio un concierto en el reino, a pesar de las críticas que recibió.

La rapera Nicki Minaj aceptó actuar en Jeddah, en el oeste del país, pero cambió de opinión a inicios de julio, como muestra de apoyo a los derechos de las mujeres y la comunidad LGBT.

Ahora, la banda de chicos de Corea del Sur BTS ha anunciado que dará un concierto en Riad, la capital saudita, el 11 de octubre.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.