Coronavirus: Flavio Briatore se contagió y su discoteca de lujo en Italia es un nuevo foco

Flavio Briatore, exjefe del equipo de Renault y de Benetton de Fórmula 1 y dueño del Billionaire, una de las discotecas de lujo de la Costa Esmeralda, en Cerdeña
Flavio Briatore, exjefe del equipo de Renault y de Benetton de Fórmula 1 y dueño del Billionaire, una de las discotecas de lujo de la Costa Esmeralda, en Cerdeña Fuente: AP
Elisabetta Piqué
(0)
25 de agosto de 2020  • 15:28

ROMA.- En medio de preocupación por una nueva ola de casos de coronavirus , causó gran impacto hoy en Italia la noticia de que se contagió el empresario Flavio Briatore, exjefe del equipo de Renault y de Benetton de Fórmula 1 y dueño del Billionaire, una de las discotecas de lujo de la Costa Esmeralda, en Cerdeña , que se convirtió en un foco de infecciones. Del centenar de personas que trabajan allí, 63 resultaron positivas al Covid-19 , en un fiel reflejo del descontrol que reinó en este lugar, meca del jet set nacional e internacional en pleno agosto, tal como certifican vídeos que circulan de gente bailando desenfrenada, sin respetar las reglas de distanciamiento social.

Briatore, de 70 años y personaje de la farándula también conocido porque fue novio de la topmodel británica Naomi Campbell, se encuentra desde el domingo pasado en el hospital San Raffaele de Milán. Al frente de Billlionaire Life, un grupo internacional de hospitalidad de lujo, el hombre de negocios decidió internarse luego de acusar fiebre y malestar, indicó un comunicado de su empresa, que destacó que "sus condiciones son estables y buenas".

Briatore, de 70 años, se encuentra desde el domingo pasado en el hospital San Raffaele de Milán
Briatore, de 70 años, se encuentra desde el domingo pasado en el hospital San Raffaele de Milán Crédito: Twitter

La noticia de la internación de Briatore hizo ruido en Italia porque el empresario en los últimos días no solo fustigó la decisión del gobierno de cerrar las discotecas a partir del 17 de agosto, sino también porque se peleó a través de las redes sociales con el alcalde de la localidad de Cerdeña donde está su famoso local y, además, atacó duramente a los virólogos que habían "aterrado a Italia".

Además, la internación de Briatore se conoció en medio de un inquietante aumento de la curva de contagios, con casi mil casos diarios en los últimos días -878 en las últimas 24 horas-, en su mayoría leves y atribuidos a personas que se fueron de vacaciones y trataron de olvidarse de los meses de encierro divirtiéndose, sin tomar las medidas preventivas necesarias.

Un imperio basado en la diversión y el lujo

Primera piedra de un imperio basado en la diversión y el lujo nacido en 1998, el Billionaire, discoteca símbolo de Briatore, debido a la pandemia este año solo había logrado reabrir sus puertas ya muy avanzada la temporada de verano, el 23 de julio pasado. Entonces el gobierno autorizó la apertura de los locales bailables, siempre y cuando estuvieran al aire libre y se respetaran las medidas de seguridad anti-coronavirus.

Briatore entonces celebró la reapertura y explicó en sendas entrevistas televisivas que había inventado "un formato revolucionario", que implicaba cena sentados, pero con un dinner show, un espectáculo a todo trapo entre el Mouline Rouge y el Crazy Horse. Pero en los hechos en el Billionaire en agosto, más allá de las cenas sentados, todos terminaron bailando sobre las mesas, según evocó el Corriere della Sera.

Si bien su discoteca se vio obligada a cerrar el 17 de agosto, sus llamados "show dinner" siguieron unos días más, hasta que el alcalde de la localidad de Arzachena, Roberto Ragnedda, firmó una ordenanza que prohibió música después de la medianoche en sitios abiertos y después de la una, en sitios cerrados.

"¿Cómo puede el alcalde relacionar virus y decibel? ¿Qué efectos producen los decibel sobre el virus? Y la restricción de la música en determinados horarios? Vivimos en un país de locos y, entre todos los locos, el más loco es el alcalde de Arzachena", clamó Briatore por Instagram.

Muy crítico del gobierno de Giuseppe Conte, al que acusó de estar formado por "incapaces", Briatore suele decir que nadie entiende en Italia que la industria del lujo produce dinero y empleos. De hecho, cuando protestó por el cierre de las discotecas lamentó que todos los "ragazzi" que trabajan en ellas se quedan sin trabajo.

Entre sus mejores amigos se encuentra el magnate y expremier, Silvio Berlusconi. Como estuvieron hace unos días juntos en Cerdeña, Berlusconi, de 83 años y líder del partido de centroderecha, Forza Italia, se vio obligado a someterse a un doble hisopado, que resultó negativo, según informaron de su entorno.

La internación de Briatore por Covid fue más que comentada en las redes sociales. "Esperemos que se cure pronto y que pueda aprender una lección importante, porque la salud no puede quedar sacrificada al business", comentó la periodista italiana Selvaggia Lucarelli, de Il Fatto.

Lucarelli subrayó que Briatore se encuentra internado justo en el hospital de Alberto Zangrillo, médico que hace unos meses creó revuelo al afirmar que "el Covid clínicamente no existe más"."Briatore curado por Zangrillo: un negacionista curado por otro negacionista, sin palabras", escribió en un tuit.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.