Johnson impone una cuarentena para los turistas procedentes de lugares turísticos españoles

El primer ministro británico Boris Johnson
El primer ministro británico Boris Johnson Fuente: AFP
(0)
26 de julio de 2020  • 18:34

LONDRES.- Los pasajeros que lleguen a Gran Bretaña provenientes de España deberán confinarse dos semanas, luego de que el gobierno británico anunciara ayer que sacó a ese país de la lista de países exentos debido al aumento de los contagios del nuevo coronavirus.

Desde hoy, las personas que se encuentren de vacaciones en España son animadas a respetar las reglas locales, regresar a casa como estaba previsto y confinarse de manera voluntaria.

"El Centro de Bioseguridad y la Salud Pública ingleses actualizaron la situación de España con base en los últimos datos", señaló un vocero del gobierno británico.

"Como resultado, España ha sido sacada de la lista de países de donde los pasajeros que lleguen están exentos de la necesidad de autoconfinarse a su llegada a Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte", indicó.

El gobierno recomienda no viajar si no es por necesidad esencial a España continental, pero la recomendación no se aplica a las islas Canarias o Baleares.

Un mes después que España saliera de un largo estado de emergencia, empezaron a surgir nuevas infecciones y las autoridades de salud señalan la reactivación de la vida nocturna como una de las causas de difusión de la enfermedad.

La gente camina por la calle Las Ramblas de Barcelona el 25 de julio de 2020
La gente camina por la calle Las Ramblas de Barcelona el 25 de julio de 2020 Fuente: AFP

El nuevo coronavirus ha afectado fuertemente a España, con un balance de más de 28.000 muertos y más de 272.000 personas infectadas.

Malestar

La medida de Londres generó malestar en viajeros, operadores turísticos y las autoridades de Madrid, que defendieron ayer ser un destino turístico seguro que tiene "controlada" la situación por los brotes de coronavirus.

"Estamos conmocionados, no lo veíamos venir, de lo contrario no habríamos viajado", confió a la agencia británica PA Jill Witte, una mujer de 53 años que llegó hoy desde Barcelona al Aeropuerto de Gatwick, junto con su marido e hijos.

"No ha dado mucho tiempo para prepararse, así que estamos en pánico", dijo a la televisión pública española TVE Emily Harrison, una británica que tras asistir a una boda se apresuraba para regresar ayer a Londres, cancelando la segunda parte de su estadía en España, donde planeaba visitar amigos.

La forma "francamente desorganizada" de hacer el anuncio ha causado "angustia" entre los viajeros, que quedaron "confundidos y desamparados", criticó en Sky News el diputado del opositor Partido Laborista Jonathan Ashworth.

En línea con Gran Bretaña, también Noruega impuso hoy una cuarentena, en su caso de diez días, a los llegados desde territorio español, mientras que Francia desaconsejó visitar Cataluña, una región fronteriza muy turística que ha visto aumentar los casos.

Por estas horas, las autoridades británicas y españolas habían iniciado negociaciones para que las islas Baleares y Canarias, centros turísticos muy buscados por los británicos, fueran excluidas de las nuevas medidas aplicadas por Londres.

Los turistas caminan en la calle de la Cerveza (Bierstrasse) en Palma de Mallorca, en la isla española de Mallorca, Baleares, el 16 de julio de 2020
Los turistas caminan en la calle de la Cerveza (Bierstrasse) en Palma de Mallorca, en la isla española de Mallorca, Baleares, el 16 de julio de 2020 Fuente: AFP

Plan contra el sobrepeso

En este contexto, el primer ministro británico, Boris Johnson, se dispone a anunciar mañana un gran plan de lucha contra el sobrepeso en Gran Bretaña, tras un estudio que destaca a la obesidad como factor agravante del virus.

"El Covid-19 nos ha recordado los riesgos inmediatos y a largo plazo del sobrepeso", declaró ayer un vocero del gobierno.

"Vamos a exhortar a los ciudadanos a aprovechar este momento para reflexionar sobre su modo de vida y adoptar medidas simples para perder peso, vivir sanamente y reducir la presión sobre el NHS", el servicio de salud pública británico

Gracias a una financiación de 11 millones de euros, según The Guardian, el plan pretende ayudar a 35 millones de personas, es decir más de la mitad de la población del país, a perder peso y vivir de forma más saludable.

Entre las medidas esperadas figuran, según la prensa, la prohibición total de la publicidad en línea para la comida no saludable y antes de las 21 en televisión, la obligación para restaurantes y locales para llevar comida de que hagan público el número de calorías de sus menús, o que las tiendas hagan lo propio en sus botellas de alcohol.

Además, Johnson prevé anunciar proyectos piloto para favorecer la marcha a pie, así como el uso de la bicicleta en los barrios donde la salud es mala.

Este plan se debió anunciar después de que un estudio de las autoridades sanitarias inglesas revelara el sábado que las personas obesas tienen 40% más de riesgos suplementarios de morir por el nuevo coronavirus.

Agencias Reuters y DPA

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.