Coronavirus en la Argentina: ¿el virus evolucionará como en Italia o como en Corea?

La comparación de las cifras de contagios en cada país a 17 días de detectado el primer caso permite hacer previsiones sobre la posible evolución de la pandemia

María del Pilar Castillo
(0)
20 de marzo de 2020  • 11:38

¿Cómo fue la evolución del coronavirus en cada país? ¿Cómo se compara su comportamiento en la Argentina con el que tuvo en China, Italia y el resto del mundo? La comparación de las cifras de contagios en cada país a 17 días de detectado el primer caso, la situación actual de la Argentina, sirve para especular sobre la posible evolución del virus y evaluar qué medidas resultaron más eficaces.

El 31 de diciembre de 2019, las autoridades chinas advirtieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se había identificado una "neumonía de causa desconocida" en la ciudad de Wuhan, en la provincia de Hubei.

Unos días después, el 7 de enero, los científicos anunciaron que un nuevo coronavirus fue la fuente del brote, y rápidamente agregaron que no parecía estar propagándose demasiado entre los humanos. En ese momento, se habían detectado tan solo 41 casos, contenidos en el centro de China.

El 11 de marzo, sin embargo, tan solo dos meses después del descubrimiento, la OMS declaró que la Covid-19 -la enfermedad infecciosa causada por un nuevo coronavirus- se había convertido en una pandemia , luego de que el número de casos fuera de China aumentara 13 veces y la cantidad de países afectados se triplicara en las dos semanas previas al anuncio.

Como fichas de dominó, uno a uno, los países comenzaron a sucumbir ante la epidemia. China, Italia, Corea del Sur, España, Brasil , entre otros. En pocas semanas, el mundo entero se paralizó frente a este "enemigo invisible" , como lo llaman algunos gobiernos, que ha infectado a más de 235.000 personas y causado más de 9800 decesos , según la herramienta de monitoreo de la Universidad John Hopkins, cifras que se modifican minuto a minuto. El 3 de marzo, hace 17 días, se detectó el primer caso en la Argentina.

La extrema globalización, en parte, provocó que la expansión del virus se diera a una velocidad sin precedentes, obligando a los distintos países a tomar medidas urgentes y extremas, que variaron desde el cierre de sus fronteras y el testeo masivo, hasta las cuarentenas mandatorias de los ciudadanos. No solo eso; se cancelaron eventos, se suspendieron vuelos, se prohibieron los besos y los abrazos, se derrumbaron las principales bolsas del mundo, cayó el precio del petróleo, cerraron las tiendas y salieron los ejércitos a patrullar las calles.

Ante la vorágine, algunos países actuaron con rapidez. Otros no. Así, el número de muertes en Europa hoy supera al de Asia. De hecho, parecería que países como China y Corea del sur, ya han pasado lo peor, y han comenzado a controlar sus brotes; mientras que Italia y España baten día a día récords de casos y fallecimientos.

A la hora de abordar las cifras de infectados y las comparaciones es importante tener en cuenta que el número real de contagiados es superior al de los casos declarados positivos, una diferencia que depende en particular de las políticas de cada gobierno sobre las pruebas diagnósticas.

Coronavirus en China

A los 17 días de que se detectara el primer infectado en China, el país contaba con 34.075 casos y 717 decesos . Aunque inicialmente recibió fuertes críticas por la supuesta falta de transparencia y la inédita ausencia de su líder, Xi Jingpin, a fines de febrero el número de casos en el gigante asiático comenzó a disminuir y los países con brotes crecientes están ansiosos por saber si los bloqueos extremos fueron los responsables de controlar la crisis allí.

El 23 de enero, las autoridades chinas introdujeron medidas sin precedentes para contener el virus, deteniendo el movimiento dentro y fuera de Wuhan, el centro de la epidemia, y luego en otras 15 ciudades en la provincia de Hubei, hogar de más de 60 millones de personas. Se suspendieron las clases, también vuelos y trenes, y se bloquearon las carreteras.

Poco después, a las personas en muchas ciudades chinas se les dijo que se quedaran en casa y se aventuraran a salir solo para obtener comida o ayuda médica. Unas 760 millones de personas, aproximadamente la mitad de la población del país, fueron confinadas a sus hogares .

Coronavirus en Italia

A pesar de las banderas rojas, Italia tardó en actuar contra la epidemia. Al día 17 de su primer contagio, Italia no había tomado ninguna medida de contención; en ese momento, tan solo contaba tres infectados. Sin embargo, el número de casos comenzó a dispararse pronto, primero en el norte, y el 23 de febrero las autoridades decretaron el confinamiento obligatorio en esa región.

Fue demasiado tarde. Muchos huyeron de la cuarentena hacia el sur y el virus se propagó por todo el país. El 10 de marzo, el primer ministro Giuseppe Conte ordenó el aislamiento de toda Italia ante el avance incontrolable de la epidemia. Hoy, el país cuenta con más de 41.000 casos y más de 3400 muertes, batiendo su propia marca cada día.

Corea del Sur

Corea del Sur se apresuró a tomar medidas para brindar una respuesta conforme al avance del devastador virus. A tan solo ocho días de su primer caso el 29 de enero, restringió los vuelos desde y hacia China . El día 12 prohibió la entrada de las personas que estuvieron o transitaron por China, y un día después suspendió parcialmente las clases.

Aunque el confinamiento no era obligatorio, para el día 17, Corea del Sur ya había ejecutado gran parte de su plan de contingencia. Por entonces, había 24 casos en el país . La cifra creció enormemente y alcanzó más de 8500 casos y 91 muertes. Desde aquel momento, sin embargo, el país logró retrasar la expansión del brote, lo que le permitió hacer pruebas masivas ( más de 260.000 tests ) y evitar, al menos parcialmente, el colapso del sistema sanitario.

España

España tomó restricciones para frenar la propagación de la epidemia mucho después de los primeros 17 días desde que el brote llegó al país. Para ese día, el 17 de febrero, se habían registrado tan solo dos casos y dos fallecimientos .

Pero la pasividad le costó caro. La semana pasada, España reemplazó a Corea del Sur en el cuarto lugar en número de casos, con casi 17.400. Ahora resgistra 1002 muertes y 19.980 infectados. El 13 de marzo, el presidente Pedro Sánchez decretó finalmente "estado de alarma" y en esa misma jornada la Comunidad de Madrid y Cataluña anunciaron sus respectivos confinamientos.

Brasil

En el día 17 del brote en Brasil, el 13 de marzo, ya habían 151 casos, aunque ningún deceso. Esa misma jornada, el gobierno suspendió parcialmente las clases para hacer frente al avance del brote.

Sin embargo, mientras otros países de la región bloquearon sus fronteras aéreas, marítimas y terrestres y tomaron medidas extremas de confinamiento, Brasil no se había pronunciado al respecto hasta esta semana, cuando anunció que restringía el ingreso por sus fronteras terrestres de personas oriundas de Argentina, Paraguay, Bolivia, Perú, Colombia, Surinam, Venezuela y Guyana Francesa por 15 días. Brasil es hoy el país con más casos de América Latina, con 621. Lleva siete muertes.

*La nota se realizó con la colaboración de Gabriela Bouret, Delfina Arambillet, Florencia Rodríguez Altube y Pablo Arellano de LN Data

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.