La mancha de petróleo que afecta a la costa de Brasil llegó a Río de Janeiro

Fragmentos de petróleo encontrados en São João da Barra
Fragmentos de petróleo encontrados en São João da Barra Crédito: Marina de Brasil
(0)
23 de noviembre de 2019  • 10:37

RÍO DE JANEIRO .- La Marina de Brasil identificó pequeños fragmentos de petróleo en la playa de Grussaí, en São João da Barra, estado de Río de Janeiro. El material corresponde a unos 300 gramos y es compatible con el derrame de unas 6000 toneladas de petróleo que afectan a las costas del nordeste y comenzaron a llegar al sudeste del país.

Personal militar se encuentra en el lugar realizando monitoreo, mientras que el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama) coordina las tareas de limpieza, según consignó el diario O'Globo.

La preocupación de que el desastre ambiental llegue hasta la Amazonia aumentó luego de que se observaron residuos en los estados de Piauí y Maranhao, en el área septentrional de la región nordeste.

Playa Grussaí, en Barra de São João
Playa Grussaí, en Barra de São João Crédito: Foto: André Teixeira / OGlobo

La mancha detectada a comienzos de septiembre en el nordeste arribó al sur hace dos semanas, cuando fue detectada en el estado de Espírito Santo, limítrofe con el de Río de Janeiro.

En aquel momento, el gobernador de Río de Janeiro, Wilston Witztel, había ordenado iniciar maniobras preventivas para actuar con rapidez si el crudo llegara a ese estado, el principal polo turístico del país.

Río de Janeiro es el undécimo estado afectado. Antes, la mancha se había expandido en Alagoas, Bahía, Ceará, Maranhão, Paraiba, Pernambuco, Piaui, Río Grande del Norte, Sergipe, Espírito Santo.

El informe publicado por Ibama el jueves informó que 724 sitios estaban contaminados. Entre los municipios de la costa noreste, el 72% de los municipios han tenido playas afectadas desde el comienzo del desastre ambiental.

La investigación

El barco Bouboulina -de bandera griega y propiedad de Delta Tankers LTD- es el sospechoso del derrame. En los últimos días, el Ministerio Público Fiscal señaló que la empresa no colabora con la investigación, ya que se negó a proporcionar documentos sobre el transporte de barriles enviados en Venezuela.

La compañía solo declaró que los reportes fueron enviados al Ministerio de Asuntos Marítimos de Grecia la semana pasada y que nunca hubo contacto directo con las autoridades de Brasil.

Mientras tanto, el Laboratorio de Análisis y Procesamiento de Imágenes Satelitales (Lapis) de la Universidad Federal de Alagoas niega que el barco sea responsable de la fuga y señala que otro barco está detrás de la contaminación de la costa brasileña.

El centro de estudios señaló que se trataría de un barco que navegó entre Sudáfrica y la costa norte de América del Sur, con su indicador de ubicación apagado. Los datos serán entregados a la Marina y al Senado, según Lapis.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.