La nueva generación cubana toma la posta de la vieja guardia castrista

Raúl Castro y Díaz-Canel, ayer, en La Habana
Raúl Castro y Díaz-Canel, ayer, en La Habana Fuente: AFP
Díaz-Canel fue designado presidente del país, un cargo que no existía desde 1976; el Consejo de Estado incorporó varios miembros que no vivieron la revolución
(0)
11 de octubre de 2019  

LA HABANA.- El socialismo, el partido único y la elección indirecta permanecen, pero algunas estructuras cambian: Cuba estrenó ayer un sistema de poder repartido en varias manos, que releva a la generación histórica de 1959.

Miguel Díaz-Canel, de 59 años, que se desempeñaba desde 2018 como presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, fue elegido por la Asamblea Nacional (Parlamento) presidente del país, un cargo restituido por la nueva Constitución.

El nuevo jefe de Estado tendrá un mandato de cinco años con opción a una reelección, y se rodea de sus contemporáneos.

El Consejo de Estado pasó a tener 21 miembros de los 31 con los que contaba originalmente, lo que determinó una reducción de la edad promedio del órgano. Se trata de una nueva generación de líderes, con un marco institucional de dirección más colectiva.

Pero esta nueva camada estará bajo la atenta mirada de los históricos, que se resisten a dejar la escena. Cuando Díaz-Canel sucedió a Raúl (88) el año pasado, este retuvo el liderazgo del Partido Comunista, cargo que ocupará hasta 2021.

Otros dos veteranos ocuparán puestos de vanguardia. En la vicepresidencia estará Salvador Valdés (74), mientras que como jefe del Parlamento se ratificó a Esteban Lazo (75), quien además liderará el Consejo de Estado.

El puesto de presidente de la "república" desapareció en Cuba desde 1976, cuando se creó el sistema de "poder popular," encabezado por el de presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, que ocupó entonces Fidel Castro.

Tras la enfermedad que sacó del primer plano a Fidel a partir de 2006, en los comicios de 2008 fue seleccionado Raúl Castro, reelegido en las siguientes elecciones y luego sustituido en ese puesto por Díaz-Canel.

El nuevo presidente designará en diciembre a un primer ministro, otra figura que vuelve a la estructura política cubana. Se espera de ellos que aceleren la lenta reforma económica del país, que tuvo avances y retrocesos, en el marco de la diplomacia del intransigente Donald Trump en la Casa Blanca, que deshizo el deshielo promovido con la isla por Barack Obama.

La administración Trump reforzó desde su asunción el bloqueo que Washington venía aplicando contra la isla desde 1962, y la acusó de apoyar al gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela. Este año Trump sancionó además a los barcos que transportan petróleo desde Caracas, lo que ocasionó escasez de combustible y sumó contrariedades a la economía de la isla.

Durante una sesión del Parlamento, Díaz-Canel dijo anteayer que, debido a las hostilidades de Washington, "países hermanos no han podido cumplir sus compromisos de suministro de petróleo y de pago", lo que complica la liquidez. "Nos están persiguiendo barco a barco", agregó.

"Las prioridades [del gobierno son], combustible, alimentos, [pago de] deuda", agregó Díaz-Canel. Otro asunto importante será la defensa, porque "hay toda una amenaza, toda una escalada, se ha regresado a los peores conceptos, los más conservadores", dijo en relación a Trump.

"El país será gobernado por las mismas personas, pero, quizás en algunos asuntos, lo hagan de manera más contemporánea con el presente", sostuvo el politólogo Jorge Gómez Barata sobre lo que se puede esperar del recambio.

La nómina de candidatos al Parlamento fue elaborada por una comisión de candidaturas del gobierno y solo se conoció en el momento de la elección. Además, había igual número de escaños que de candidatos: 605.

"Hay una franja de la población, que está entre los 16 y 30 años, que manifiesta en las redes sociales su desacuerdo con la elección indirecta", sostuvo Barata.

En diciembre llegó el 3G a Cuba y abrió el espacio a una sociedad civil crítica que expresa su malestar a las autoridades en Twitter, aunque el gobierno comenzó a poner la lupa sobre estos activistas.

Agencias AFP, AP y ANSA

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.