Los Obama, en sus últimas vacaciones presidenciales

Llegará mañana con su familia a las exclusivas playas de Martha's Vineyard
Sara Barderas
(0)
5 de agosto de 2016  

WASHINGTON.- Barack Obama ha pasado todas sus vacaciones estivales como presidente de Estados Unidos en Martha's Vineyard, la pequeña isla de Massachusetts situada frente a las costas de Nueva Inglaterra en la que, sobre todo, se dedica a jugar al golf.

Desde que llegó a la Casa Blanca, en 2009, sólo en una ocasión faltó a su cita de verano con la exclusiva isla de playas salvajes y casas victorianas. Fue en 2012, cuando decidió concentrarse en la campaña para su reelección. Cuando Obama pisa "The Vineyard" (el viñedo), como la gente local llama el lugar, la isla se convierte en una especie de sede no oficial del gobierno, con la consiguiente atención de los medios norteamericanos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la primera dama, Michelle
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y la primera dama, Michelle Fuente: EFE

Y es que, como en alguna ocasión ha dicho la Casa Blanca, nunca el presidente se va al ciento por ciento de vacaciones. Vaya donde vaya, Obama está pendiente de lo que ocurre en el país y en el mundo. También cuando descansa dedicado durante horas al golf. El verano pasado, entre sus compañeros estuvieron el jugador de la NBA Steph Curry y el cómico Larry David.

Un año más, ha llegado el momento. Obama; su mujer, Michelle, y su hija mayor, Malia, aterrizarán mañana en Martha's Vineyard y dejarán atrás Washington, una ciudad que las altas temperaturas y la humedad del río Potomac convierten cada verano en un infierno.

La hija menor, Sasha, ya está allí: desde el martes trabaja en Nancy's, un restaurante de mariscos que es el favorito de su padre, limpiando mesas y dejándolo todo listo antes de la apertura diaria. Serán sólo unos días, hasta que se reúna la familia.

"El domingo 21 de agosto regresarán a Washington DC", confirmó un vocero de la Casa Blanca. Son 15 días de descanso en los que, como siempre, no hay actividades públicas planeadas. Pero no por ello son unas vacaciones más: son las últimas de Obama como presidente y arrancan cuando faltan tres meses para unas elecciones cruciales para el futuro del país, las que el 8 de noviembre enfrentarán a Hillary Clinton y Donald Trump.

El líder demócrata, que ayer cumplió 55 años, disfruta en estos momentos del índice de aprobación más alto de su segundo mandato: un 54%, según una encuesta de CNN-ORC.

Las vacaciones de Obama en Martha's Vineyard no siempre han sido tranquilas. En el verano de 2014 las interrumpió tras la decapitación del periodista estadounidense James Foley, ejecutado por Estado Islámico (EI), y las protestas en Ferguson (Missouri) después de la muerte del afroamericano Michael Brown a manos de un policía blanco.

A la isla el presidente llega por aire: suele despegar de Washington en el Air Force One, aterriza en la península de Cape Cod y desde allí prosigue viaje en helicóptero al lugar en el que Steven Spielberg rodó en 1974 Tiburón.

La Casa Blanca no ha dicho dónde se alojarán los Obama, pero la prensa recuerda estos días que los dos anteriores alquilaron una exclusiva casa con siete dormitorios y nueve cuartos de baño en la que disfrutaron de una cancha de básquet y una de esas piletas infinitas.

Antes que Obama, en Martha's Vineyard veraneó también el entonces presidente Bill Clinton: lo hizo en seis ocasiones, mientras que en las otras dos se fue a un rancho de Jackson Hole, en Wyoming. Habrá que ver dónde decide veranear su mujer si en noviembre vence a Trump. O el lugar que elige el polémico magnate si es el que se impone.

De momento, Hillary estará en la isla el 20 de agosto, ya que tiene programado allí un acto para recaudar fondos para su campaña un día antes de que los Obama dejen "The Vineyard".

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.