Michelle recorrió la calle con agenda propia

Aprovechó la visita para difundir su proyecto educativo y conocer la isla
(0)
22 de marzo de 2016  

LA HABANA (AP).- Mientras Barack Obama mantenía una histórica reunión con Raúl Castro en La Habana, su esposa, Michelle, se dedicó a difundir su proyecto educativo Let Girls Learn (Dejemos que las chicas aprendan).

Por ese motivo se reunió con diez jóvenes estudiantes cubanas para conocer las experiencias educativas de la isla.

El encuentro de Michelle tuvo lugar en el complejo cultural habanero Fábrica de Arte y coincidió con el primer aniversario de Let Girls Learn, que lanzó la primera dama para dar acceso a la educación a 62 millones de chicas y adolescentes en todo el mundo que no acuden a la escuela debido a barreras financieras, físicas y culturales.

Por la tarde, la primera dama realizó una visita privada a la casa del escritor Ernest Hemingway, en el distrito de Santa Paula. Fue escoltada por una caravana de seguridad.

Anteayer, Michelle no se separó de su esposo y junto con sus hijas, Malia y Sasha, recorrió el casco histórico de La Habana. El recorrido comenzó en la Plaza de Armas, y el guía fue el historiador de la ciudad de La Habana, Eusebio Leal, que dirige un proyecto de restauración integral y sostenible del centro histórico. Por la noche cenaron en San Cristóbal, uno de los "paladares" más famosos de Cuba. Allí, entre risas, Malia le tradujo a su padre del español al inglés, según retrató el fotógrafo jefe oficial de la Casa Blanca, Pete Souza.

Un detalle que captó todas las miradas fue el vestido de Michelle, que lució un modelo de Carolina Herrera. El vestido con flores pixeladas rojas y azules se agotó a las pocas horas en la Web.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.