Miles de casos leves, una noticia buena y mala a la vez

Vivian Wang
Vivian Wang MEDIO: The New York Times
(0)
28 de febrero de 2020  

HONG KONG.- A medida que el nuevo coronavirus arrasaba China y se esparcía por el resto del mundo, el saldo de víctimas del brote fue sembrando temor y nerviosismo.

Pero en sus advertencias sobre la epidemia, los gobiernos y los médicos también buscan dar señales alentadoras: aunque el virus puede ser mortal, la mayoría de los infectados solo presentan síntomas leves y se recuperan completamente.

"Hay muchos que están en pánico y que exageran los riesgos", dice Jin Dongyan, virólogo de la Universidad de Hong Kong. "Los gobiernos y los profesionales de la salud también tienen que lidiar con eso, porque puede ser perjudicial".

De los 44.672 casos de coronavirus confirmados en China hasta el 11 de febrero, más de 36.000 (81%) fueron leves, según un estudio publicado recientemente por el Centro de Control y Prevención de las Enfermedades de China.

Según los autores del estudio, el más exhaustivo hasta el momento, los casos considerados leves son los que no desarrollaron neumonía, definida como infección en los pulmones, o solo una neumonía leve.

El estudio establece otras dos categorías de casos: severos y críticos. Los casos severos son los que presentan problemas para respirar, baja carga de oxígeno en sangre y otros problemas pulmonares. Los casos críticos son aquellos en los que se producen falla respiratoria, shock séptico o falla multiorgánica.

Menos del 14% de los casos fueron severos y menos del 5% fueron críticos.

La tasa de mortalidad general de la enfermedad en China fue del 2,3%, pero ese número se vio inflado por la tasa de mortalidad que tuvo el virus en la provincia de Hubei (2,9%), comparada con apenas 0,4% en el resto del país. En comparación, la gripe estacional común tiene una tasa de mortalidad del 0,1%.

Pero la verdadera tasa de mortalidad podría ser incluso mucho más baja, dado que muchos casos leves o asintomáticos pueden no haber sido informados a las autoridades.

Un caso leve de coronavirus puede parecerse a un resfrío común.

Los casos leves son intrínsecamente difíciles de describir para los científicos, porque quienes tienen síntomas moderados no suelen recurrir al médico. Los científicos también explicaron que muchas personas pueden estar infectadas sin manifestar síntoma alguno.

Para muchos con casos leves, el coronavirus puede ser virtualmente indistinguible de un resfrío común o una gripe estacional, dice Jin Dongyan. "Algunos de esos pacientes pasan desapercibidos. Tienen un poco de dolor de garganta durante un par de días y después se les pasa". Hay casos leves que incluyen neumonía, y también pueden incluir fatiga leve o febrículas.

Un estudio sobre 99 pacientes de coronavirus en Wuhan publicado en la revista The Lancet reveló que al momento de su ingreso al hospital la mayoría de los pacientes tenían fiebre o tos, y que a algunos les faltaba el aire o les dolían los músculos. Ese estudio no diferenciaba entre casos leves, severos o críticos. La mayoría de las personas con infecciones leves se recuperan.

No hay duda de que el virus puede ser peligroso, especialmente los casos críticos. De esos pacientes, el 49% fallecieron, según el estudio. Pero los casos críticos representan una ínfima fracción del total de los casos evaluados.

Hasta ayer, de los 78.487 casos confirmados en China, 32.495 (42%) ya habían sido dados de alta de los hospitales, según la Comisión Nacional de Salud. Cerca de 8300 de los pacientes restantes estaban en grave estado. En China murieron más de 2700 personas.

Muchas de esas muertes se produjeron en la provincia de Hubei, cuna del brote y lugar donde la demanda de asistencia médica sobrepasó al sistema de salud local. La elevada tasa de mortalidad en Hubei puede ser una ominosa señal para los países en desarrollo. Tedros Adhanom Ghebreyesus, director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtió reiteradamente sobre las consecuencias que podría tener el virus en países con sistemas de salud débiles.

Jin dice que en los casos leves los síntomas desaparecerán por sí solos, pero que la proliferación de casos leves también puede complicar la tarea de contener la propagación de la epidemia. "El problema es que un virus que no representa una verdadera amenaza a nivel individual puede ser una grave amenaza para la población en general, capaz de tener efectos disruptivos sobre sistemas de salud y generar enormes pérdidas económicas", escribió un grupo de científicos en la New England Journal of Medicine .

En líneas generales, el actual brote puede tener dos desenlaces posibles. Como el SARS, otro bien conocido coronavirus, el nuevo Covid-19 puede volverse menos contagioso a medida que se esparce por el mundo, hasta finalmente morir.

La otra alternativa es que se establezca entre los humanos y pase a ser un tipo de molestia estacional como la gripe. En ese caso, la gente aprendería a convivir con él y a lidiar con sus efectos, pero lo más probable sería que el virus fuese también perdiendo parte de su peligrosidad con el paso del tiempo. Según Jin, también es probable que llegue la vacuna. Los casos leves incluso podrían quedar inmunizados de futuros contagios.

Muchos expertos médicos dicen que quienes se contagiaron de coronavirus no volverán a infectarse, ya que sus cuerpos desarrollarán anticuerpos que los harán inmunes. "Mientras el virus no mute, no hay chances de volver a contagiarse", dice Lu Hongzhou, profesor de salud pública de Shanghai.

The New York Times

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.