Murió Manson, el brutal criminal que horrorizó al mundo en el verano del 69

El psicópata que ordenó asesinatos como el de la actriz Sharon Tate falleció en un hospital por causas naturales
El psicópata que ordenó asesinatos como el de la actriz Sharon Tate falleció en un hospital por causas naturales
(0)
21 de noviembre de 2017  

LOS ÁNGELES.- Sin haber dado jamás la más mínima señal de arrepentimiento por haber sido el cerebro de una brutal serie de asesinatos en Estados Unidos, anteanoche murió a los 83 años Charles Manson , uno de los criminales más famosos del siglo XX.

La muerte de Manson se produjo por causas naturales en un hospital de California, según un comunicado del Departamento de Prisiones de California. En enero había sido internado por lesiones intestinales.

Manson cumplía cadena perpetua en la prisión estatal de Corcoran (California) por los crímenes cometidos en el verano 1969 por los miembros de la secta que lideraba. Él y sus acólitos, bautizados como "la familia", se sumergieron en una espiral de sangre, drogas, sexo y rock que acabó en nueve asesinatos, entre ellos el de la actriz Sharon Tate, embarazada de ocho meses y esposa del director de cine Roman Polanski. Manson no estuvo en el lugar de los hechos, pero tras un largo y mediático juicio fue condenado por ser el cerebro de los asesinatos.

Aquellos crímenes conmocionaron a la sociedad estadounidense y al mundo y marcaron de forma simbólica un punto y aparte en la contracultura de los años 60 y el movimiento hippie.

Charles Manson cumplía cadena perpetua
Charles Manson cumplía cadena perpetua Fuente: Reuters

Los asesinos utilizaron la sangre de sus víctimas para escribir mensajes en las paredes. Según los fiscales, los crímenes fueron un intento por desencadenar una guerra racial, una idea que Manson sacó de una retorcida interpretación de la canción Helter Skelter, de los Beatles.

Manson fue sentenciado a morir en la cámara de gas en 1971, pero la pena capital fue conmutada a cadena perpetua después de que los tribunales declararon inconstitucional castigar con la muerte a los reclusos en el estado de California.

El asesino había nacido el 12 de noviembre de 1934 en Cincinnati (Ohio) y pasado su infancia en varios reformatorios debido a los robos que cometió y a que su madre, una joven alcohólica, no se hizo cargo de él.

Detenido en sucesivas ocasiones por proxenetismo, fraude y robo, en las prisiones halló su hogar. Cuando en 1967 se instaló en San Francisco, había pasado la mitad de su vida en correccionales.

En la ciudad californiana sacó a relucir su lado místico. Mientras intentaba ganarse la vida como músico, se rodeó de un puñado de seguidores que se sentían atraídos por sus apocalípticos discursos.

El 9 de agosto de 1969, cuatro integrantes de "la familia" acudieron a la antigua casa de un productor de Hollywood, Terry Melcher, que tiempo antes había rechazado a Manson. Allí mataron a Tate y a otras cuatro personas. La noche siguiente, el propio Manson entró en la casa del empresario Leno La Bianca y su mujer, Rosemary. Luego de atarlos, Manson se marchó y sus seguidores asesinaron a la pareja.

Antes, varios miembros de "la familia" habían asesinado también a un profesor de música, Gary Hinman, que se había negado a formar parte del grupo musical de Manson.

La falta de vinculación entre los asesinos y sus víctimas confundió en principio a la policía. Pero tres meses después del crimen de Tate, un seguidor de Manson fue encarcelado por un cargo no relacionado y le habló a un compañero de celda sobre el baño de sangre, lo que llevó al arresto del líder del culto.

Tras pasar siete años en prisión, fue declarado elegible para obtener la libertad condicional, pero le fue repetidamente denegada debido a que las autoridades concluyeron que aún era un preso muy peligroso.

En los últimos 20 años, Manson siempre se negó a comparecer en sus vistas para la libertad condicional. Por el momento no está claro qué ocurrirá con sus restos mortales.

Las autoridades dijeron que Manson no tenía familiares conocidos y, de acuerdo con la ley estatal, si en el plazo de diez días no se presenta ningún pariente o representante legal, será el departamento el que decida si es sepultado o incinerado.

Agencia AFP, AP y DPA

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.