Murió Stéphane Hessel, el inspirador de los "indignados"

El escritor e incansable militante fue el padre intelectual del último movimiento de descontento social en Europa; tenía 95 años
(0)
28 de febrero de 2013  

PARÍS.- El intelectual francés Stéphane Hessel, autor del libro ¡Indígnense! , que inspiró a movimientos de protesta en todo el mundo después de la crisis financiera de 2008, murió ayer, en París, a los 95 años.

Ex diplomático, escritor, miembro destacado de la resistencia contra los nazis, europeísta convencido e infatigable defensor de los derechos humanos, Hessel atravesó todo el siglo pasado enfundado en la bandera de la libertad.

Su nombre, sin embargo, se hizo conocido recién dos años atrás, cuando se convirtió en una celebridad al vender más de cuatro millones de ejemplares de ¡Indígnense! , que se publicó en casi un centenar de países y se tradujo a más de 30 idiomas.

Con sus impecables trajes y su afable mirada, Hessel parecía más un profesor emérito que un rebelde. Pero su exitoso libro, en el que llamaba al mundo a indignarse por las injusticias del capitalismo, lo convirtió en combatiente e ícono de los últimos grandes movimientos de protesta en el mundo, y le concedió un estatus de culto que ni siquiera él podía explicar. "Creo que sólo llegué en el momento adecuado", dijo una vez.

El éxito de ¡ Indígnense! coronó una vida apasionante, que comenzó en Berlín el 20 de octubre de 1917, en el seno de una familia formada por el escritor judío Franz Hessel y su esposa, Helen Grund, una berlinesa enamorada del arte, que le inculcaron el gusto por las letras que el joven Stéphane disfrutaba con pasión. Sus padres inspiraron junto con el escritor Henri-Pierre Roché el trío Jules et Jim , retratado en el cine por el director François Truffaut.

A los ocho años, Hessel se instaló en Francia con su madre y leyó a Apollinaire, Baudelaire y Rimbaud, con los que se infectó del virus de la poesía, que lo acompañó por el resto de sus días. En sus años de escuela en el colegio alsaciano de París conoció a Marcel Duchamp y Pablo Picasso, y posteriormente ingresó en la Escuela Normal Superior y se graduó en Filosofía.

En 1937, obtuvo la nacionalidad francesa, y dos años más tarde fue llamado a las armas ante el ataque de la Alemania nazi. Tras combatir en varios frentes durante dos años, se unió a la resistencia francesa de Londres, pero en 1944 regresó a Francia, donde fue detenido por la Gestapo y deportado al campo de concentración de Buchenwald.

Allí esquivó a la muerte al cambiar su identidad con la de otro deportado fallecido de tifus, gracias a lo cual logró salvarse de la horca. Varios intentos de fuga y el paso por diversos campos de concentración se saldaron con una evasión del tren que lo trasladaba a Bergen-Belsen.

Al final de la guerra ingresó en la diplomacia francesa y fue nombrado para la secretaría general de las Naciones Unidas, donde participó en la redacción de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Desde diversos puestos diplomáticos, llevó su lucha contra las injusticias por África y Asia, hasta que François Mitterrand lo nombró embajador de Francia en ese organismo.

Comprometido con la izquierda, Hessel ocupó puestos ministeriales en los gabinetes socialistas hasta que se jubiló, en 1983. Su compromiso con la humanidad, sin embargo, continuó con causas como el conflicto árabe-israelí o la inmigración ilegal, hasta que su grito alcanzó una fuerza enorme con la publicación de ¡Indígnense!, que encontró eco en una sociedad necesitada de referentes.

En 2011, publicó ¡Comprométanse! , un libro de entrevistas, y ¡Exijan! , un llamamiento contra las armas nucleares, mientras que en 2012 publicó ¡Declaremos la paz !, basado en sus conversaciones con el Dalai Lama.

Con su vitalidad intacta hasta casi el final de sus días, no dejó de viajar, conceder entrevistas y dar conferencias. "Recibo con gran tristeza la desaparición de Stéphane Hessel. Era una gran figura, cuya excepcional vida estuvo consagrada a la defensa de la dignidad humana", dijo ayer el presidente francés, François Hollande.

Un luchador infatigable y comprometido

Hessel dedicó toda su vida a combatir injusticias

  • STÉPHANE HESSEL

    Escritor y filósofo francés

    Se convirtió en sus dos últimos años de vida, cuando ya tenía más de 90, en el líder intelectual de los "indignados", un movimiento que dio la vuelta al mundo con su llamado a la insurrección pacífica contra el capitalismo
  • Antecedentes

    El libro ¡Indígnense! fue el corolario de una vida repleta de logros: fue amigo de grandes artistas, escapó de un campo de concentración nazi, participó en la redacción de la Declaración Universal de Derechos Humanos de la ONU y fue un activo diplomático francés
  • Agencias DPA, EFE, AFP y Reuters

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.