Para el vicepresidente de Brasil, la relación con la Argentina será positiva más allá del resultado de las elecciones

Hamilton Mourão, vicepresidente de Brasil, destacó que la relación de Brasil con la Argentina seguirá siendo positiva más allá del resultado de las elecciones presidenciales
Hamilton Mourão, vicepresidente de Brasil, destacó que la relación de Brasil con la Argentina seguirá siendo positiva más allá del resultado de las elecciones presidenciales Fuente: AFP
Alberto Armendáriz
(0)
15 de julio de 2019  • 14:23

RÍO DE JANEIRO.- Considerado una de las voces más moderadas del nuevo gobierno de Brasil , el vicepresidente Hamilton Mourão tomó distancia de las insistentes advertencias del presidente Jair Bolsonaro sobre un eventual triunfo de la fórmula Alberto Fernández-Cristina Fernández de Kirchner en las próximas elecciones en la Argentina . Resaltó que, aunque Mauricio Macri no gane la reelección, la relación bilateral es estratégica y seguirá siendo positiva.

"Juzgo que existe una hinchada en nuestro gobierno para que el presidente Macri consiga reelegirse, por los lazos de amistad ya establecidos. Pero nuestra relación es una relación de Estado; independientemente del gobierno que sea elegido allá tenemos que buscar lo mejor para los dos países, el beneficio mutuo", señaló el general Mourão durante un encuentro en Río de Janeiro con corresponsales extranjeros, entre ellos LA NACION.

"Una cosa es muy clara: la Argentina y Brasil son dos socios comerciales inseparables. Tenemos características y capacidades complementarias", agregó el militar que pasó a la reserva el año pasado y quien ha tenido diversos roces con Bolsonaro en estos seis meses que llevan en el poder.

Mourão, de 65 años, recordó que en abril, cuando la vicepresidenta argentina Gabriela Michetti estuvo de visita en Brasilia, dialogaron sobre la posibilidad de que Brasil y la Argentina creen una organización de países productores de alimentos, en el molde de la OPEP (Organización de Países Productores de Petróleo). "Tres meses atrás tuve una conversación muy interesante con la vicepresidenta Gabriela Michetti, una mujer extraordinaria, sobre lo que sería una OPEP de alimentos. Sería fundamental para nosotros en el Mercosur por nuestra capacidad de producción de alimentos", contó. "Tenemos que proseguir con esa idea de, juntos, tener una participación más decisiva en el mercado mundial de alimentos", resaltó.

Ya desde el comienzo, Mourão destacó que ante el complicado panorama global -con las disputas comerciales entre Estados Unidos y China, el retorno de políticas proteccionistas y la desconfianza sobre la capacidad de la democracia liberal para resolver los problemas-, lo importante es que Brasil sea "flexible y pragmático". Una diferencia sustancial con respecto a la postura rígida y muchas veces intolerante de Bolsonaro.

Tal vez en el único punto en el que el vicepresidente se alineó totalmente con el mandatario fue en su defensa del ministro de Justicia, Sergio Moro, muy criticado luego de que el sitio The Intercept reveló mensajes que habría intercambiado con fiscales durante los años como juez en que estuvo a cargo de la operación Lava Jato y pondrían en duda su imparcialidad. Según Mourão, en las comunicaciones no vio "nada comprometedor", y afirmó que el ministro fue blanco de un "ataque criminal" por medio del hackeo de su celular. "Moro es imprescindible para el éxito de nuestro gobierno", subrayó.

Cuestionado acerca de las críticas hacia la débil política de defensa del medio ambiente de esta administración, el vicepresidente primero aseguró que Brasil no se saldrá del Acuerdo de París sobre cambio climático, y que hará todo lo posible para proteger la Amazonia.

"Es imposible estar fuera del Acuerdo de París. La agenda ambientalista es global, nadie puede obviarla y Brasil sabe sus responsabilidades", dijo el militar, que tiene ascendencia indígena amazónica. "Hay que tranquilizar al resto del mundo, nosotros vamos a proteger nuestros biomas", añadió, aunque explicó que muchas veces las críticas son en realidad una expresión de intereses para evitar que Brasil desarrolle más su agronegocio y su industria minera.

También en la cuestión de la resolución de la crisis en Venezuela Mourão se mostró más acomodaticio que Bolsonaro, quien casi se ha inclinado por una intervención militar propiciada por Estados Unidos para derrocar a Nicolás Maduro.

"En el corto plazo no vemos una solución a esa crisis", reveló y explicó que se trata de un asunto complejo por la interferencia de otros países dentro de Venezuela.

Para el vicepresidente, la clave hacia una resolución está en garantizar al gobierno de Cuba su acceso al petróleo. "Alguien tiene que decirle a Cuba que sustituirá a Venezuela como abastecedor de petróleo para que Cuba retire a su gente", señaló Mourão, quien en varios momentos habló también en español y en inglés, un indicador más de sus cualidades comunicativas.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.