Revelan peleas entre los asesores de Francisco

La revista L' Espresso publicó actas de reuniones en las que se enfrentaron cardenales por los cambios del Papa
(0)
28 de febrero de 2015  

ROMA.- La revista italiana L'Espresso reveló ayer desmanejos en las finanzas del Vaticano y un enfrentamiento de los cardenales mayormente italianos contra el cardenal australiano George Pell, designado secretario de Economía por el papa Francisco, a quien acusan de haber acumulado demasiado poder.

Según la revista, las facciones enfrentadas están comandadas por Pell, por un lado, y el secretario de Estado, Pietro Parolin, que tomó el lugar del polémico Tarcisio Bertone, por el otro. Desde hace meses ambos grupos luchan por el control de las finanzas del Vaticano.

"Hay uno que hace todo y los otros no", habría dicho el camarlengo Jean Louis Tauran, en referencia a Pell durante una reunión del Colegio Cardenalicio el pasado 12 de septiembre, de acuerdo con un acta a la que tuvo acceso la revista y que publica en su edición de ayer.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, respondió a la publicación y dijo que se trataba de filtraciones "ilegales", que deben ser condenadas. También consideró que era normal que hubiera diferencias de opiniones respecto de asuntos económicos y legales complicados. En particular criticó como "indignos y mezquinos'' los ataques contra Pell, cuya gestión, dijo, avanzaba eficientemente.

"Filtrar documentos confidenciales a los medios para provocar polémicas y alimentar discusiones no es nada nuevo, pero siempre es algo a condenar y es ilegal", comentó Lombardi.

El papa Francisco encomendó el año pasado al prelado australiano la puesta en orden de las finanzas del Vaticano después de años de mala administración, despilfarro y escándalos. El Pontífice le otorgó plenos poderes y Pell recibió amplio apoyo de los cardenales fuera de Roma.

Pero en Italia han surgido algunos interrogantes sobre el excesivo alcance de su poder y se intensificó la resistencia dentro de la burocracia del Vaticano, especialmente después de que Pell se jactó de haber "descubierto'' cientos de millones de euros en cuentas fuera de los balances del Vaticano. Lo que objetan los funcionarios históricos es que esas sumas eran bien conocidas y se habían dejado de lado como reserva para financiar cualquier déficit.

Las revelaciones hechas a L'Espresso evocan las filtraciones que, durante el pontificado de Benedicto XVI, hizo el mayordomo papal a la prensa italiana para desacreditar al segundo en la jerarquía de la Santa Sede (Bertone).

El escándalo VatiLeaks culminó con el arresto del mayordomo por la filtración de documentos y fue, después, unas de las razones que debilitaron el papado de Benedicto.

Las actas que publicó ayer L'Espresso ponen de manifiesto las intrigas políticas que afectan la burocracia de la curia, problemas que Francisco encaró de forma personal como unas de las prioridades de su papado.

Según el acta de la reunión de septiembre, algunos cardenales objetaron que Pell esté tomando bajo su control también la Administración del Patrimonio de la Santa Sede (APSA), una estratégica fuente de ingresos que administra los bienes inmobiliarios vaticanos.

"Estamos en una fase de «sovietización»", habría dicho Tauran.

El cardenal Giovanni Battista Re coincidió con Tauran y en referencia a Pell opinó: "Es peligroso que la Secretaría de Economía tenga en mano todo. Así no tiene sentido el APSA".

Los cardenales italianos estarían en lucha con Pell por el destino del APSA, el Instituto para las Obras Religiosas (IOR) y algunas empresas estratégicas como el Instituto Dermatológico de la Inmaculada (IDI), en Roma, el hospital dermatológico más grande de Europa.

L'Espresso no oculta su posición en contra del cardenal australiano y recuerda que la secretaría a su cargo gastó medio millón de euros en los primeros seis meses de gestión, más que nada en personal y equipamiento, pero que algunos gastos eran personales, incluidos 2508 euros (2813 dólares) para vestimentas que el cardenal habría comprado a un conocido sastre de ropa religiosa en Roma.

También dijo que esa oficina había gastado decenas de miles de euros para renovar y amoblar un departamento en Roma para que lo usara un administrador de empresas que el cardenal llevó desde Australia para ayudarlo a sanear las finanzas del Vaticano.

Ante las revelaciones, el vocero Lombardi respondió que el departamento de Pell seguía implementando reformas y que en pocos meses publicará por primera vez los estados financieros de 2014 para cada departamento vaticano.

Dos cardenales en conflicto

George Pell

Secretario de Economía

El cardenal australiano fue designado por Francisco en febrero de 2014 para encarar las reformas de las finanzas vaticanas

Pietro Parolin

Secretario de Estado

El cardenal italiano fue nombrado sucesor del polémico Tarcisio Bertone en octubre de 2013

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.