Se aviva la tensión: Israel militariza las calles y bloquea barrios palestinos

El gobierno de Netanyahu endureció las medidas de seguridad con un cerco a las áreas palestinas; el presidente Abbas dijo que apoya una "rebelión pacífica"
(0)
15 de octubre de 2015  

Dos manifestantes palestinas arrojan piedras durante un enfrentamiento en Belén
Dos manifestantes palestinas arrojan piedras durante un enfrentamiento en Belén Fuente: EFE - Crédito: ABED AL HASHLAMOUN

JERUSALÉN.- Las medidas de seguridad se endurecen al ritmo de la violencia en Israel. La policía acordonó barrios enteros de población palestina en el sector oriental de Jerusalén, en un esquema reforzado con la luz verde al ejército para que brigadas militares patrullen las calles de las ciudades para evitar nuevos ataques de lobos solitarios con cuchillos o armas de fuego. La escalada, que ya lleva casi dos semanas, tiene en vilo a Medio Oriente.

Tras una reunión de gabinete convocada por la ola de violencia desatada a comienzos de octubre, el primer ministro Benjamin Netanyahu instruyó a la policía a emplazar puestos de control en los barrios palestinos, a fin de controlar los vehículos que salen del área. La mira está puesta en los sectores donde residían los agresores que atacaron a mansalva en las últimas semanas a civiles israelíes.

Policías armados controlaban ayer cada auto que salía del barrio de Jabel Mukaber, en Jerusalén Este, de donde procedían la mayoría de los implicados en los ataques. Para los palestinos de la zona, sin embargo, era una nueva pesadilla. La instalación de retenes fue adoptada en otras ocasiones y suscitó el rechazo de los vecinos, por las complicaciones a su vida y sus desplazamientos, por ejemplo de los trabajadores y de los chicos que van a la escuela.

El gobierno confirmó además la política de demolición de las casas de sospechosos de terrorismo, como hacía hasta ahora, además de autorizar la incautación de sus bienes y de avalar la revocación de sus derechos de residencia en Israel. También ordenó el reclutamiento de guardias para custodiar el transporte público, una medida que entró en vigor desde la primera hora.

En las últimas semanas, ocho israelíes murieron por puñaladas, disparos y la pedrada contra un automóvil. En la espiral de violencia también cayeron 31 palestinos, 14 de ellos identificados como atacantes y 17 muertos mientras enfrentaban a pedradas a las fuerzas israelíes.

En sus primeras declaraciones desde que se inició la ola de violencia, el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, dijo apoyar "una resistencia popular y pacífica" y criticó al gobierno y a los colonos israelíes que "actúan como terroristas contra nuestro pueblo".

Ni militares ni policías, sin embargo, con sus intimidantes retenes desplegados a la entrada de los barrios palestinos lograron llevar sosiego a los ciudadanos israelíes, que ayer decidieron reducir el uso del transporte público después del atentado del martes contra un ómnibus que dejó dos muertos y 16 heridos.

Los embotellamientos fueron la norma a primera hora del día, luego de que la gente decidió utilizar masivamente sus coches particulares para ir al trabajo. Pero las calles se vaciaron pasada la hora pico, con escasos transeúntes circulando en sitios usualmente concurridos, como avenidas, mercados y cafés.

La organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch condenó la decisión de cerrar los barrios de Jerusalén Este porque, sostuvo, viola la libertad de movimiento de los residentes.

Sin embargo, algunos consideran que incluso las medidas aprobadas son insuficientes y esperan mano más dura con los agresores. Tanto que reclaman la pena de muerte para los que atacan con cuchillos, la mayoría de los cuales, de todos modos, cayeron bajo el fuego de policías, militares u otros guardias armados en una espiral de violencia que amenaza con extenderse.

"Las fuerzas de seguridad israelíes tienen que entrar y limpiar Yabel Mukaber, Isawiya, Silwan y Beit Hanina [barrios palestinos de Jerusalén] porque ahí es donde está el problema, tienen que poner orden allí", dijo David, empleado en un restaurante de Mahane Yehuda, el colorido mercado céntrico de Jerusalén que por una vez, dada la falta de clientes por temor a los atentados, no parecía el hervidero habitual.

"Paso miedo pensando que puedan atacar a mi familia. Y ésa no es forma de vivir. Así que ya que dicen que ellos son lobos solitarios que no están organizados, hay que tomar alguna medida para que empiecen a tener miedo. Nosotros no podemos vivir en nuestro país con miedo", dijo Graciela, una argentina residente en Israel desde hace 30 años.

En nuevos hechos de violencia, un palestino hirió de una puñalada a una mujer israelí de 70 años cuando ésta intentaba subir a un ómnibus cerca de la terminal en Jerusalén. El atacante fue abatido por las fuerzas de seguridad, el mismo final de otro episodio sucedido horas antes, cuando un atacante intentó clavarle un cuchillo a un guardia de seguridad.

En otra de las nuevas medidas, el gobierno resolvió denegar la entrega de los cuerpos de los palestinos abatidos a sus familiares, y anunció que suavizaría las reglas sobre portación de armas para los israelíes. También autorizó a la policía "a cerrar o imponer un toque de queda en los barrios de Jerusalén en caso de fricciones o incitaciones a la violencia".

El ministro de Seguridad Interna, Gilad Erdan, dijo que las procesiones funerarias de los palestinos caídos suelen convertirse en "una exhibición de apoyo al terrorismo e incitación al asesinato". Ayer, en Belén, se produjeron choques entre manifestantes y fuerzas de seguridad durante el funeral de un joven de 28 que cayó el día anterior. "El problema no es esto, el odio o la religión", dijo Jacobo, que regentea un restaurante en el mercado de Mahane Yehuda. "El problema es que hay algo dentro, muy dentro de este sistema, que no funciona", agregó en un murmullo.

Una ola de violencia que no tiene fin

Desde comienzos de mes se produjo una serie de ataques, especialmente con armas blancas, en varias ciudades

1/10/2015

Matrimonio asesinado

Una pareja israelí que iba con sus cuatro hijos en un auto fue asesinada a tiros cerca de Naplusa, en Cisjordania; Hamas reivindicó el ataque

3/10/2015

Cuchillazo en Jerusalén

Un matrimonio israelí murió en un ataque palestino con disparos y arma blanca en la Ciudad Vieja de Jerusalén. El agresor fue finalmente muerto

9/10/2015

Jornada más violenta

En la jornada con mayor cantidad de agresiones, unas 12 personas -10 civiles, un policía y un soldado- fueron heridas con armas blancas y a causa de una pedrada

13/10/2015

Parada de ómnibus

En un ataque que quedó registrado en video, un terrorista palestino se lanzó a apuñalar personas en una parada de ómnibus de Raanana, al norte de Tel Aviv

  • Agencias AFP, EFE, DPA, AP y ANSA

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.