Sube la tensión política y financiera tras el arresto de Temer

El giro amenaza complicar la agenda del gobierno; cayó la bolsa y subió el dólar
El giro amenaza complicar la agenda del gobierno; cayó la bolsa y subió el dólar Fuente: AFP
Alberto Armendáriz
(0)
23 de marzo de 2019  

RÍO DE JANEIRO.- Un día después de su detención preventiva, el expresidente brasileño Michel Temer se negó a declarar ante los fiscales de la operación Lava Jato que lo acusaron de corrupción, mientras en los mercados aumentó la inquietud sobre los efectos que tendrá en la economía este nuevo giro político que ya amenaza con perjudicar la agenda del gobierno de Jair Bolsonaro.

Las turbulencias políticas llevaron a un nuevo desplome de la Bolsa de San Pablo, que cayó un 3,10%, en tanto que el dólar se apreció un 2,64% frente a la moneda brasileña y terminó la jornada vendido a 3,90 reales, su mayor valor desde el 26 de diciembre.

Los analistas financieros advierten que el arresto de Temer enrareció el ambiente de negociación en el Congreso, donde debe comenzar a debatirse el ambicioso proyecto de reforma previsional impulsado por Bolsonaro y que es considerado fundamental para que la economía brasileña vuelva a crecer con fuerza.

Anteayer, Bolsonaro, del pequeño Partido Social Liberal (PSL), buscó distanciarse del encarcelamiento de Temer, que ha sido una figura clave dentro del tradicional Movimiento Democrático Brasileño (MDB), con gran influencia en el Congreso. El mandatario ha cuestionado con dureza los oscuros acuerdos que Temer y sus socios de la "vieja política" tejieron para garantizar la gobernabilidad durante su mandato (2016-2018).

Junto al expresidente -acusado de recibir sobornos en la construcción de la usina nuclear de Angra 3, y de liderar una "organización criminal" que durante años mantuvo un esquema de coimas y desvíos de dinero- fueron detenidas otras nueve personas, entre ellas, Wellington Moreira Franco, su exministro de Minas y Energía.

Moreira Franco es el suegro del actual presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, miembro del partido Demócratas (DEM) y quien hasta ahora era el principal defensor de la reforma previsional en el Congreso, apoyado en los acuerdos de la "vieja política". Irritado con la actitud del gobierno ante los arrestos, Maia dejó en claro ayer que ya no jugará del lado de Bolsonaro.

"Ahora quien tiene que formar la mayoría es el gobierno. Ese es el papel del presidente y de sus ministros", afirmó.

Conversación pendiente

De visita en Chile, Bolsonaro intentó aplacar los ánimos e indicó que buscará conversar con Maia para sostener la base aliada que le permita aprobar la reforma previsional. "Estoy fuera de Brasil, quiero saber cuál es el motivo [de su cambio de actitud]. Yo no le di motivo para salirse [de la coalición oficialista]. Estoy siempre abierto al diálogo", resaltó el mandatario de ultraderecha.

Consciente de la turbulencia política que generó su arresto y confiado en que pronto podría ser liberado, Temer se negó a cenar en su primera noche tras las rejas, en la Superintendencia de la Policía Federal de Río de Janeiro, y también se mantuvo en silencio al ser llevado a declarar ante los fiscales del Ministerio Público Federal.

El expresidente está alojado en una sala celda especial, de 20 metros cuadrados, con una cama de una plaza, ventana, aire acondicionado, frigobar, sofá, mesa de reuniones y baño privado. Ayer sus abogados negociaron que le fuese llevado también un televisor.

Durante todo el día se aguardaron noticias sobre el recurso de habeas corpus que había presentado su defensa ante el Tribunal Regional Federal de la 2» región (TRF-2), pero por la tarde esta corte de apelaciones informó que recién el próximo miércoles tomaría una decisión al respecto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.