El corredor que atraviesa los Alpes, definido como "la obra del siglo", acorta los viajes de pasajeros y de cargas en Europa
(0)
2 de junio de 2016  

El primer tren sale de la puerta norte del túnel acompañado por fuegos artificiales
El primer tren sale de la puerta norte del túnel acompañado por fuegos artificiales Fuente: AP - Crédito: Laurent Gillieron

ERSTFELD, Suiza.- Con bombos y platillos Suiza inauguró ayer el nuevo túnel ferroviario de San Gotardo, el más largo del mundo, que permitirá en cinco años duplicar el número de pasajeros, aumentar un 20% el volumen de cargas y reducir a 2 horas y 50 minutos el viaje entre la capital económica helvética, Zurich, y la italiana, Milán, casi una hora menos que en la actualidad.

"Este túnel unirá a la gente y a las economías" de Europa, dijo en la ceremonia inaugural el presidente suizo Johann Scneider-Ammann, que lo definió como "la obra del siglo".

Los pasajeros invitados al primer viaje a través del túnel de 57,1 kilómetros fueron la canciller alemana, Angela Merkel; el presidente francés, François Hollande, y el jefe del gobierno italiano, Matteo Renzi, a bordo del tren Gottardo 2016.

Ayer por la mañana, a la orden del presidente suizo, iniciaron la travesía los dos primeros convoyes que entraron por ambos extremos de la obra. "¡Qué pasen los trenes!", dijo Schneider-Ammann en las cuatro lenguas nacionales (alemán, francés, italiano y romanche).

Además de ser el túnel más largo del mundo, el nuevo San Gotardo es también el más profundo, ya que en su punto más bajo pasa 2300 metros por debajo de la roca montañosa.

El tren que llevó a los dignatarios partió del extremo norte del túnel, en la localidad de Erstelfd (cantón de Uri) con dirección a Polleguio (cantón Ticino) en un trayecto de 20 minutos.

Uri se ubica en la región de habla alemana de Suiza, mientras que Ticino es el único cantón de habla italiana.

Por esta razón, el nuevo túnel no sólo es visto como una proeza de ingeniería y un enlace neurálgico en el transporte entre el sur y el norte de Europa, sino también como un símbolo de unidad entre las distintas zonas culturales y lingüísticas que componen la Suiza moderna.

El objetivo también es aumentar el uso del ferrocarril y descongestionar las rutas para el tráfico de mercancías, en un corredor Rin-Alpes que va desde Rotterdam (Holanda), en el mar del Norte, hasta Génova (Italia), a orillas del Mediterráneo.

En Erstelfd y Polleguio tuvieron lugar ceremonias similares y simultáneas de inauguración.

Del lado italiano del túnel, en Polleguio, la ministra de Medio Ambiente, Transporte y Energía, Doris Leuthard, destacó el carácter europeo de esta obra, "en la que participaron trabajadores de una decena de países, desde Escandinavia hasta Sicilia, de Portugal a Polonia".

Consideró igualmente que la puesta en funcionamiento del proyecto, que demandó 17 años de trabajos, "cambia de un día al otro" la realidad que representaba el macizo de San Gotardo, hasta ahora "un obstáculo y un factor de división".

A este túnel se lo llama "de base" para diferenciarlo del otro, construido entre 1872 y 1881, de 17 kilómetros de largo, que va por lo alto de las montañas del macizo de San Gotardo.

En total, 260 trenes de mercancías podrán cruzar el nuevo túnel, a una velocidad de 100 km/h, así como 65 trenes de pasajeros por día, que pueden alcanzar los 200 km/h.

Entre los desafíos técnicos que se superaron durante las obras estaba la temperatura, que podía llegar a 45 grados Celsius, lo que obligó a instalar un potente sistema de ventilación para poder garantizar las condiciones de trabajo.

En total, se excavaron 152 kilómetros de túneles, porque se trata de dos galerías, una de ida y otra de vuelta, unidas mediante túneles transversales.

Tanta fue la cantidad de roca y escombros que debió ser removida -más de 28 millones de toneladas- que en el valle donde se encuentra una salida "nacieron" varias montañas de material.

Sin embargo, el récord de longitud del San Gotardo de base podría durar poco tiempo porque existe un proyecto en China todavía más ambicioso: perforar un túnel de 123 kilómetros bajo el mar de Bohai.

Una colosal obra de ingeniería

57,1

Kilómetros de largo

El nuevo túnel de San Gotardo supera en 7 kilómetros al Eurotúnel, que une Francia con Gran Bretaña

17

Años

Fue el tiempo que demoró la obra, con un costo de 12.500 millones de dólares; un 15% fue financiado por la Unión Europea

28

Millones de toneladas

Es el total de escombros que fue removido de la montaña para construir el túnel; con eso rellenaron varios valles de los alrededores

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.