Tormenta en Tailandia: varios argentinos están varados por la lluvia y los fuertes vientos

Personas son rescatadas en Pak Phanang
Personas son rescatadas en Pak Phanang Fuente: AP - Crédito: Sumeth Panpetch
Maximiliano Buss
(0)
4 de enero de 2019  • 17:08

Lluvias, fuertes vientos y mareas altas golpearon la costa de Tailandia y varios argentinos que vacacionan en el lugar quedaron varados ante el inminente paso de la tempestad tropical Pabuk.

"El pronóstico indica vientos de 110 kilómetros pero se desvió un poco. De todas maneras estamos refugiados. El hostel que tenemos al lado trasladó a todos a un resort porque sus bungalows estaban rodeados de árboles. Además todos los barcos están cancelados hasta nuevo aviso", contó Melina Tiano, una argentina que está en el lugar, a LA NACION.

La tempestad afectó en especial las costas de la provincia de Nakhon, en donde los vientos alcanzaron una velocidad de cerca de 70 kilómetros por hora.

"Hay alertas en todos lados, el mar está muy picado y la gente de la zona más afectada no para de mirar la tormenta. Tengo una desilusión tremenda porque vine acá a pasar mis vacaciones", dijo Estefania Scarramberg, otra argentina, desde Phuket.

Postes de tendido eléctrico caídos en Nakhon Si Thammarat
Postes de tendido eléctrico caídos en Nakhon Si Thammarat Fuente: Reuters - Crédito: Krittapas Chaipimon

Mientras tanto, unidades de rescate circulan en camiones por las calles inundadas de la costa, en medio de cables eléctricos derribados, pidiéndole a la gente que busque refugio.

"Estaba camino a Koh Tao, pero quedé varado en Koh Samui porque me dijeron que es imposible llegar hasta ahí. Estoy encerrado en un hostel con nueve personas de habla inglesa. El viaje en barco hasta acá fue una tortura, se movía para todos lados. En estos momento sigue lloviendo, la calle está inundada y hay motos y autos atascados", contó Felipe Semino, un argentino que vacaciona en Tailandia.

El Servicio Meteorológico indica que la tormenta seguirá con vientos máximos de 80 kilómetros por hora y producirá olas de entre tres y cinco metros. Es por eso que cientos de turistas están varados por el cierre de los aeropuertos regionales.

"Lo que está pasando ahora es que hay desabastecimiento de alimentos y gasolina porque no llegan los barcos", dijo Andrea Bompard, otra ciudadana argentina, a LA NACION.

Habitantes de Pabuk, al sur del país, observan un bote destrozado
Habitantes de Pabuk, al sur del país, observan un bote destrozado Fuente: AFP

En vivo

Con información de la agencia ANSA

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.