Tras las amenazas de la hermana de Kim, Seúl reúne a su comité de crisis

Kim Yo Jong, la influyente hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió que Seúl presenciaría pronto "una escena trágica de la inútil oficina de enlace Norte-Sur (en Corea del Norte) totalmente derribada"
Kim Yo Jong, la influyente hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió que Seúl presenciaría pronto "una escena trágica de la inútil oficina de enlace Norte-Sur (en Corea del Norte) totalmente derribada" Fuente: Reuters
(0)
14 de junio de 2020  • 19:01

SEÚL.- En una nueva escalada de la tensión en la península coreana, Corea del Sur convocó una reunión de seguridad de urgencia e instó a Corea del Norte a cumplir sus acuerdos de reconciliación, horas después de que Pyongyang amenazara con demoler una oficina de enlace y emprender acciones militares contra su rival.

Corea del Norte retomó de improviso la actitud beligerante contra su vecino del sur, al que acusa de no impedir que varios activistas lanzaran folletos propagandísticos al otro lado de la frontera. Algunos expertos en Corea del Norte señalaron que el país expresa su frustración por el hecho de que Seúl no haya retomado lucrativos proyectos económicos conjuntos y por la falta de progresos en las negociaciones nucleares con Washington.

El director surcoreano de seguridad nacional, Chung Eui-yong, mantuvo una videoconferencia urgente con ministros responsables de seguridad y generales del Ejército para comentar la situación y las posibles medidas del gobierno, según un comunicado de la Casa Azul, la sede de la presidencia surcoreana. El Ministerio de Unificación, que gestiona las relaciones con Corea del Norte, emitió después un comunicado en el que indicó que ambos países deben esforzarse por cumplir todos los acuerdos firmados. El gobierno surcoreano, declaró, "ve la situación actual como grave".

Kim Yo Jong, la influyente hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, advirtió que Seúl presenciaría pronto "una escena trágica de la inútil oficina de enlace Norte-Sur (en Corea del Norte) totalmente derribada". También dijo que daría al Ejército norcoreano el derecho de dar el siguiente paso de represalia contra Corea del Sur.

Más poder

Kim, primera vicedirectora de departamento del gobernante Comité Central del Partido de los Trabajadores, afirmó que dejará en manos de los dirigentes militares de Corea del Norte llevar a cabo la próxima medida de represalia contra Corea del Sur. "En ejercicio de mi poder autorizado por el gobernante supremo, nuestro partido y el Estado, di instrucción a las secciones del departamento a cargo de los asuntos con el enemigo para que ejecuten decididamente la próxima acción", había afirmado la hermana del líder norcoreano.

"Como pista de nuestro próximo plan que causa ansiedad a las autoridades [surcoreanas], el derecho a tomar la próxima acción contra el enemigo será confiado al estado mayor de nuestro Ejército", indicó. "Nuestro Ejército también decidirá algo para calmar el resentimiento de nuestro pueblo y creo con seguridad que lo llevará a cabo".

La severidad del discurso de Kim muestra el alto rango en la dirección de Corea del Norte que adquirió en los últimos meses. Ya considerada la mujer más poderosa del país y la confidente más cercana de su hermano, la prensa estatal confirmó en fecha reciente que ella está ahora a cargo de las relaciones con Corea del Sur.

Pyongyang ya había cortado antes las líneas de comunicación con Corea del Sur y amenazado con anular los acuerdos de 2018, que llevaron a los dos países a detener las maniobras con fuego real, retirar algunas minas terrestres y demoler puestos de guardia en el frente.

Algunos observadores señalaron que cancelar los acuerdos de 2018 permitiría a Corea del Norte enviar barcos al otro lado de la disputada frontera marítima, colocar minas en un río fronterizo o emprender otras acciones provocadoras en la frontera. Pero no estaba claro que el país fuera a ejecutar su amenaza de destruir la oficina de enlace, construida en una localidad fronteriza norcoreana tras una cumbre en 2018 entre Kim Jong-un y el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in. Esa decisión podría agravar los sentimientos contra Pyongyang y complicar la reparación de lazos entre ambas partes en un futuro.

Presión

Corea del Norte podría estar aumentando la tensión de forma deliberada para reforzar su unidad interna y presionar a Estados Unidos para que haga algo por reanudar las conversaciones nucleares, que llevan más de un año estancadas, según algunos expertos.

El país podría necesitar con urgencia un alivio en las sanciones, ya que probablemente las duras penas lideradas por Estados Unidos golpearon su economía y la pandemia del coronavirus obligó a cerrar su frontera con China, su principal socio comercial.

El viernes pasado, en el segundo aniversario de la primera cumbre entre Kim y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el ministro de Relaciones Exteriores norcoreano, Ri Son Gwon, dijo que su país no volvería a regalar a Trump reuniones publicitadas que pudiera mostrar como logros de política exterior si no conseguía algo sustancial a cambio.

El gobierno de Moon había cabildeado fuerte para concretar las cumbres nucleares entre Kim y el presidente Donald Trump, quienes se reunieron en tres ocasiones desde 2018. Asimismo, Moon también ha trabajado para mejorar las relaciones intercoreanas. Sin embargo, en los últimos meses, Corea del Norte suspendió prácticamente toda la cooperación con Corea del Sur al tiempo de manifestar su frustración por la falta de progreso en las negociaciones nucleares con el gobierno de Trump

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.